Economía

AMLO analiza roles para Gerardo Esquivel fuera de Banxico

Gerardo Esquivel podría asumir un puesto en el Gobierno u otra entidad que represente a México cuando termine su mandato en el banco central a finales de 2022

Gerardo Esquivel, quien ayudó a liderar el diseño de los programas de gasto social de López Obrador, ha estado en el Banco de México desde principios de 2019
Por Carolina Gonzalez y Eric Martin
21 de noviembre, 2022 | 04:28 PM

Bloomberg — Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México, dijo que podría reemplazar a Gerardo Esquivel en la junta del Banco de México, un día después de que el vicegobernador perdiera una elección para dirigir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El presidente de México dijo que considerará roles alternativos para Esquivel, cuyo mandato finaliza a finales de 2022, en lugar de volver a nominarlo por un período de ocho años.

Estos podrían incluir un puesto en el Gobierno u otra entidad que represente a México, dijo el lunes en su conferencia de prensa matutina.

PUBLICIDAD

Gerardo Esquivel, quien ayudó a liderar el diseño de los programas de gasto social de López Obrador, ha estado en el Banco de México desde principios de 2019 y, en general, ha respaldado una política monetaria más laxa. Pero en ocasiones se ha enfrentado con el presidente, quien el año pasado se burló de él al calificarlo de “ultratecnócrata”.

López Obrador dijo que la elección del domingo del brasileño Ilan Goldfajn en lugar de Esquivel para liderar el BID, una institución con sede en Washington que presta decenas de miles de millones de dólares a América Latina y el Caribe cada año, es “lamentable”.

Solo dos países de la región, además de México, votaron por Esquivel, en comparación con 17 por Goldfajn, y la Secretaría de Hacienda de México criticó el domingo la elección del brasileño como “la política de más de lo mismo”.

PUBLICIDAD

Goldfajn fue nominado por el presidente saliente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien dejará el cargo en seis semanas y será sucedido por el presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva, un aliado de AMLO.

Algunos asesores de Lula intentaron retrasar la votación del BID hasta que el presidente electo asumiera el cargo en enero y así pudiera opinar sobre el candidato y la votación de Brasil.

Pero la semana pasada, su probable ministro de Hacienda, el exalcalde de São Paulo Fernando Haddad, llamó a Goldfajn para decirle que no habría oposición a su nominación por parte del Partido de los Trabajadores de Lula, según una fuente cercana a Haddad que pidió no ser nombrada porque la llamada no era pública.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD