EE.UU.

Primeros vendedores de marihuana legal en NY serán entidades sin ánimo de lucro

La Oficina de Gestión de Cannabis del estado ha sido la encargada de las regulaciones para la cadena de suministro

Cannabis
Por Tiffany Kary
21 de noviembre, 2022 | 05:11 PM

Bloomberg — El estado de Nueva York concedió el lunes las primeras 37 licencias para la venta legal de marihuana recreativa a emprendedores poco conocidos con antecedentes penales por marihuana y a asociaciones de carácter no lucrativo.

Estas licencias se otorgaron a ocho agrupaciones sin fines de lucro y a veintinueve particulares, entre los más de novecientos solicitantes, informó la Oficina de Gestión del Cannabis del estado durante una vista celebrada este lunes. También se aprobaron 8 nuevas licencias para procesadores de cannabis, lo que supone un total de treinta y dos para el estado. Además, autorizó tres nuevos laboratorios de análisis, lo que eleva el número a 7 en el estado, y fijó normas para la publicidad del cannabis.

“Ha sido un esfuerzo conjunto. No ha sido nada que hubiéramos considerado a la ligera en el estado”, dijo Tremaine Wright, presidenta de la Junta de Control del Cannabis del Estado de Nueva York. Los ponentes de la reunión, realizada en Harlem (Nueva York), hicieron hincapié hoy en el cuidadoso examen de los aspirantes por parte del estado de Nueva York en cuanto a los criterios que permitirían hacer frente a las consecuencias de la antigua guerra contra las drogas.

PUBLICIDAD

Esta medida pone en marcha un mercado de marihuana completamente regulado y sujeto a impuestos que pretende poner fin a las llamadas tiendas de cannabis que se han multiplicado alrededor de la ciudad en los 18 meses transcurridos desde que el estado despenalizara la marihuana, aunque todavía no se había iniciado la venta.

Nueva York ofrecerá también una de las mayores pruebas de uso de la industria del cannabis para fomentar metas de justicia social en Estados Unidos. Además, impone requisitos de residencia, que han sido puestos en entredicho en la corte.

Los que recibieron licencias para vender marihuana en el estado incluyen Housing Works Cannabis LLC, relacionado con la organización sin fines de lucro que es conocida por sus tiendas de segunda mano en la ciudad, donde las ganancias se destinan a personas sin hogar o que viven con VIH y SIDA, así como Doe Fund LLC, una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo romper el ciclo de la pobreza para quienes salen de prisión al brindarles trabajo, asesoramiento y oportunidades profesionales y educativas. Los licenciatarios podrán abrir hasta tres dispensarios.

PUBLICIDAD

Las personas a las que se les otorgaban licencias debían tener un historial de funcionamiento de una pequeña empresa, así como condenas previas por marihuana.

Cannabisdfd

Nueva York también estableció regulaciones publicitarias que permitirán imágenes, marcas y gráficos en los productos. Las licencias para la entrega de cannabis y los salones de consumo aún no se entregaron y se emitirán en una fecha posterior, según el regulador.

Las regulaciones son los “pasos finales en una cadena de suministro que hemos estado construyendo desde marzo”, dijo Chris Alexander, director ejecutivo de la Oficina de Gestión de Cannabis .

A diferencia de otros estados que han legalizado la marihuana, donde las grandes empresas que cotizan en bolsa se apresuraron a ingresar al mercado, Nueva York reservó sus primeras licencias para personas con antecedentes penales relacionados con la marihuana, o sus familiares. El plan fue diseñado para abordar las inequidades del pasado y también mantener la industria del cannabis del estado dominada por pequeñas empresas, al igual que sus licorerías o la industria de la cerveza artesanal.

Los funcionarios de Nueva York habían dicho que se suponía que las ventas minoristas legales comenzarían a fines de 2022, aunque con solo un mes para el final, ahora parece que el mercado no estará realmente en marcha a gran escala hasta 2023.

Todas las empresas que obtengan licencias para vender marihuana regulada estarán sujetas a los estándares estatales de pureza y pruebas de contaminantes descritos en un documento de 282 páginas de regulaciones preliminares publicado antes de la reunión del lunes. Los primeros en abrir tiendas probablemente obtendrán un impulso inicial de la primera ola de compradores legales del estado y una buena oportunidad de mantenerlos como clientes leales.

PUBLICIDAD

Pero también enfrentarán una dura competencia de un mercado ilícito cuyo valor se estima en más de US$2.000 millones. Las tiendas ilegales han proliferado, muchas publicitan abiertamente marihuana de California o Colorado, y algunas venden en lugares al lado de escuelas o guarderías, algo que las leyes de Nueva York prohíben.

El estado no se movió agresivamente para cerrarlos con la esperanza de que pudiera atraer a los vendedores ilícitos a negocios regulados sobre el suelo, aunque se han producido algunas medidas enérgicas.

“Es una situación precaria, porque ¿vas a arrestar a los pequeños empresarios negros y morenos porque crees que están vendiendo marihuana ilegalmente cuando tuviste todo el énfasis en la justicia social? Es complicado”, dijo la concejala Carlina Rivera, quien representa a East Village y los vecindarios adyacentes.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Amelia Pollard.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD