Economía

Expectativas de inflación a corto plazo retroceden en EE.UU.

Las perspectivas de los precios para los próximos 12 meses bajaron al 4,9% a finales de noviembre, en contraste con el 5,1% anterior

Una compradora dentro de una tienda de ropa de mujer en el barrio de East Village de Des Moines, Iowa.
Por Augusta Saraiva
23 de noviembre, 2022 | 02:29 PM

Bloomberg — En la segunda quincena de noviembre, los consumidores de Estados Unidos redujeron sus expectativas de inflación a corto plazo.

Según el más reciente informe de noviembre de la Universidad de Michigan, los consumidores esperan que los precios suban a un ritmo anual del 4,9% durante el próximo año, frente al 5,1% previsto a principios de mes. Los datos publicados el miércoles indican que los precios seguirán aumentando un 3% en el período entre los próximos cinco y diez años.

“La incertidumbre sobre estas expectativas se mantuvo en un nivel elevado, lo que indica que la estabilidad general de estas expectativas puede no perdurar”, dijo Joanne Hsu, directora de la encuesta, en un comunicado.

PUBLICIDAD

El índice de sentimiento mejoró a 56,8 desde los 54,7 de principios de noviembre. La estimación mediana de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía una lectura de 55.

La Reserva Federal ha subido las tasas de interés al ritmo más rápido desde la década de 1980 para controlar la mayor inflación en décadas. Si bien el crecimiento de los precios al consumidor se enfrió más de lo previsto el mes pasado, la inflación sigue siendo extremadamente elevada y, con el doble golpe de los altos costos de endeudamiento, causa grandes dificultades para muchos estadounidenses. Más del 40% de los consumidores informaron que su nivel de vida se ha visto afectado por la inflación, según la encuesta.

Aunque los índices de condiciones actuales y las expectativas de los consumidores mejoraron respecto a los niveles preliminares, todavía son históricamente débiles. Los precios de la gasolina bajaron a lo largo del mes, lo que tiende a impulsar la confianza.

PUBLICIDAD

A pesar de una tasa de desempleo históricamente baja, las expectativas de desempleo están en el peor nivel desde 2011, dijo Hsu.

“Si las expectativas sobre los mercados laborales siguen deteriorándose, es probable que la demanda de los consumidores les siga, sobre todo porque los consumidores recurren a sus ahorros y expresan su reticencia a pedir préstamos bajo los crecientes costo de créditos”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD