Mercados

Deuda de emergentes superará a la corporativa de EE.UU. en 2023: Morgan Stanley

Morgan Stanley se une a UBS, que la semana pasada también hizo una apuesta alcista al proyectar retornos de dos dígitos para los bonos del mundo en desarrollo en 2023

A los estrategas de Morgan Stanley les gustan los bonos de mayor calidad de Panamá, Arabia Saudita e Israel.
Por Maria Elena Vizcaíno
24 de noviembre, 2022 | 07:18 AM

Bloomberg — Aunque los bonos soberanos del mundo en desarrollo están a punto de cerrar su peor año en más de 25 años, los estrategas de Morgan Stanley dicen que la situación sólo puede mejorar.

La deuda soberana de los mercados emergentes rendirá un 10% hasta finales de 2023 y será una mejor apuesta para los inversores que la deuda corporativa estadounidense, según los estrategas James Lord, Simon Waever y Emma Cerda, que esperan que el crédito estadounidense se asiente, que los diferenciales de grado de inversión se amplíen hasta 155 puntos básicos y que sus homólogos de alto rendimiento se amplíen hasta 575.

El indicador de mercados emergentes para la deuda soberana en dólares se dirige al peor año de su historiadfd

Un indicador de referencia vigilado atentamente de la deuda soberana de mercados emergentes, el índice JPMorgan EMBI Global Diversified Composite, ha perdido aproximadamente un 20% en lo que va de 2022 y va camino de su peor año desde al menos 1994. Casi todos los demás ámbitos de renta fija también van rumbo a anotar pérdidas de dos dígitos.

PUBLICIDAD

“El dólar y la inflación ya llegaron a su punto máximo, mientras que los mercados deberían anticipar pronto un punto mínimo en el crecimiento global. Esto es muy positivo para los activos de mercados emergentes, que deberían fortalecerse en los próximos meses, ayudados por el bajo posicionamiento de los inversionistas”, escribieron los estrategas en una nota a los clientes. Sin embargo, instaron a la cautela ya que “el mundo es un lugar peligroso y la incertidumbre en torno a las perspectivas a largo plazo para los mercados emergentes es alta”.

La firma pronostica que los rendimientos del Tesoro a 10 años caerán a 3,75% para el segundo trimestre, lo que ayudará a que los diferenciales en el indicador de bonos de mercados emergentes se reduzcan a 460 puntos básicos, según los estrategas del banco.

En contraste, Goldman Sachs Group Inc. (GS) pronostica que el diferencial se ampliará en unos 10 puntos básicos el próximo año, aunque eso se verá contrarrestado por un mayor rendimiento y una mayor exposición a la duración de la clase de activos, señaló en un informe el martes.

PUBLICIDAD

Las valoraciones son clave, dijo Morgan Stanley. La deuda de alto rendimiento de las economías emergentes “descuenta un alto grado de estrés que está lejos del caso en los altos rendimientos de EE.UU.”, escribieron. También esperan que las monedas de las potencias económicas en ascenso se fortalezcan y superen a las naciones desarrolladas.

Morgan Stanley se une a UBS Group AG (UBS), que la semana pasada también hizo una apuesta alcista al proyectar retornos de dos dígitos para los bonos del mundo en desarrollo en 2023 a medida que la inflación de EE.UU. se modere aún más y China se recupere.

A los estrategas de Morgan Stanley les atraen los bonos de mayor calidad de Panamá, Arabia Saudita e Israel, así como la deuda de alto rendimiento de Sudáfrica, Egipto y Mozambique. Entre los emisores en dificultades, los estrategas prefieren a Ecuador, Argentina, Ghana y Ucrania. No les gustan los bonos de alto rendimiento de Costa Rica, Kenia, Jordania y Turquía, mientras que ya no les desagrada la deuda en dólares de Perú.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD