Actualidad

EE.UU. apunta a nuevas sanciones contra Corea del Norte

Corea del Norte es ya uno de los países más sancionados del mundo. No está claro qué es lo que le queda a EE.UU. y a sus aliados como objetivo

Jake Sullivan, White House national security adviser, speaks during a news conference in the James S. Brady Press Briefing Room at the White House in Washington, D.C., U.S., on Monday, June 7, 2021.
Por Jennifer Jacobs
01 de diciembre, 2022 | 08:54 AM

Bloomberg — Estados Unidos dice que está trabajando en sanciones adicionales contra Corea del Norte, mientras lucha por encontrar formas de presionar al régimen para que vuelva a la mesa de negociaciones en medio de la resistencia de China y Rusia.

“Tenemos un nuevo conjunto de medidas de sanciones que se están presentando mientras hablamos”, dijo el asesor del Consejo de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, en un foro del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) el miércoles, y agregó que EE.UU. reforzaría la cooperación militar y de inteligencia con Japón y Corea del Sur. No dio detalles sobre el alcance de las nuevas medidas.

Corea del Norte es ya uno de los países más sancionados del mundo. No está claro qué es lo que le queda a EE.UU. y a sus aliados como objetivo. Otras medidas, como la adopción de medidas contra instituciones financieras chinas sospechosas de hacer negocios con el país, podrían suponer un enfrentamiento más amplio entre Washington y Pekín.

PUBLICIDAD

El régimen de sanciones, que, entre otras cosas, incluye un tope a las importaciones de combustible y límites a los ingresos procedentes del extranjero, también ha mostrado fisuras. Según un Informe del Grupo de Expertos publicado en septiembre, Corea del Norte iba a sobrepasar su límite de 500.000 barriles de importaciones anuales este año.

Corea del Norte lleva meses intensificando sus provocaciones, disparando un número récord de misiles este año. El mes pasado probó un presunto misil balístico intercontinental con un alcance estimado suficiente para llevar una ojiva al territorio continental de EE.UU., lo que subraya los retos a los que se enfrenta el presidente de EE.UU., Joe Biden, para intentar frenar las ambiciones nucleares de Kim Jong Un. Washington, Tokio y Seúl han prometido una respuesta coordinada si Pyongyang detona un dispositivo atómico, desafiando las resoluciones de las Naciones Unidas.

Kim está encontrando espacio para aumentar las tensiones mientras EE.UU. y sus aliados se enfocan en la guerra de Rusia en Ucrania. Rusia y China, dos antiguos socios de Corea del Norte, tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU y no han mostrado intención de castigar a Kim con sanciones adicionales. Desempeñaron un papel fundamental en la aprobación de tales medidas hace cinco años, tras el último ensayo atómico de Kim.

PUBLICIDAD

Una cooperación militar más estrecha con Japón y Corea del Sur incluiría actualizar “el software de la alianza que tenemos en la región” y “medidas con respecto al hardware”, dijo Sullivan, declinando dar más detalles. Los tres países han mantenido intensas consultas sobre el asunto a nivel de líderes, dijo.

Tanto Japón como Corea del Sur buscan reforzar sus defensas en medio de la creciente amenaza de Corea del Norte y las tensiones latentes en torno a Taiwán.

Sullivan subrayó que EE.UU. seguía ofreciendo muestras de buena voluntad a Corea del Norte en un intento de calmar la situación.

“Hemos dejado claro, tanto en comunicaciones públicas como privadas, que no tenemos ninguna intención hostil hacia la RPDC”, añadió Sullivan. “Y sin embargo, Pyongyang ha rechazado hasta la fecha por completo este sincero acercamiento”.

Lea más en www.bloomberg.com

PUBLICIDAD