Actualidad

Represión de EE.UU. a los evasores de tarifas solares pone en riesgo ambiciones ecológicas de Biden

Estados Unidos sigue dependiendo en gran medida de la importación de paneles solares

Paneles solares
Por Brian Eckhouse y Jennifer A. Dlouhy
04 de diciembre, 2022 | 10:58 AM

Bloomberg — La afirmación por parte del Gobierno estadounidense de que algunos fabricantes chinos de energía solar están eludiendo los aranceles establecidos hace una década amenaza con socavar los esfuerzos de lucha contra el cambio climático en la mayor economía del mundo.

Aunque la histórica ley climática del Presidente Joe Biden ya está impulsando un resurgimiento de la fabricación nacional de energía limpia, Estados Unidos sigue dependiendo en gran medida de la importación de paneles solares. Y la investigación comercial preliminar publicada el viernes por el Departamento de Comercio podría frenar los proyectos solares previstos en todo el país, al exponer los paneles importados del sudeste asiático a aranceles de hasta el 254% a partir de junio de 2024.

Importaciones solares de EE.UU.dfd

La agitación podría poner en peligro las ambiciones ecológicas de Biden, incluido su impulso para descarbonizar el sector eléctrico del país para 2035. La medida podría suponer un aumento de los precios de los paneles y corre el riesgo de ahogar las instalaciones solares en uno de los mayores mercados de energías renovables del mundo. Ello supondría un retroceso en el impulso mundial para abandonar los combustibles fósiles y optar por alternativas energéticas más limpias.

PUBLICIDAD

No hay duda de que esto ralentizará las instalaciones en Estados Unidos”, dijo en una entrevista Joe Osha, analista de Guggenheim Securities. “Los promotores de proyectos tendrán que tener una visión más holística en su cadena de suministro y considerar cosas como la geopolítica y los derechos humanos, no lo que es más barato”.

El Departamento de Comercio dijo en su hallazgo inicial que algunos fabricantes chinos de energía solar habían evadido los derechos antidumping y compensatorios de hace una década completando los paneles en Camboya, Tailandia, Malasia y Vietnam. La agencia continúa su investigación, que se supone cuasi judicial y libre de interferencias políticas, y se espera una decisión final en mayo.

Unas condiciones justas y equitativas son fundamentales cuando las empresas se embarcan en importantes planes de expansión”, dijo Mike Carr, director ejecutivo de la Coalición de Fabricantes de Energía Solar para América.

PUBLICIDAD

Aunque fue criticada por los promotores de energía solar y algunos grupos de defensa, la decisión tuvo un alcance más limitado de lo que algunos esperaban. Las empresas que no fueron identificadas específicamente por Comercio -pero que tienen operaciones en los cuatro países- pueden evitar los nuevos aranceles atestiguando formalmente que sus productos “no se fabrican con obleas producidas en China”.

Aun así, la medida de la agencia estadounidense introduce otro obstáculo para una cadena de suministro que todavía se tambalea por las trabas relacionadas con Covid. Los promotores de la energía solar prevén un aumento de los costes administrativos, lo que perjudicará su competitividad frente a otras fuentes de energía, incluido el gas natural.

El hallazgo también crea nuevos retos para el gobierno de Biden, que está tratando de equilibrar dos objetivos que a menudo compiten entre sí: impulsar las instalaciones de energía limpia que dependen de las importaciones y tratar de reactivar la fabricación nacional.

El Departamento de Comercio señaló a cuatro fabricantes que, en un principio, eludieron los derechos antidumping y compensatorios sobre China al completar la fabricación en la región: BYD (H.K.) Co. Ltd. en Camboya, Canadian Solar Inc. en Tailandia, Trina Solar Science & Technology en Vietnam y Vina Solar Technology Co. en Vietnam, una unidad de Longi Green Energy Technology Co.

Longi, la mayor empresa solar del mundo, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico a Bloomberg que el hallazgo no afectará a sus operaciones ni cambiará sus planes para el mercado estadounidense. Los representantes de las demás empresas no respondieron a las solicitudes de comentarios. También se consideró que otras 22 empresas evadían los aranceles porque no cooperaron con la investigación.

Si el hallazgo inicial es definitivo, EE.UU. comenzaría a cobrar depósitos en efectivo de hasta el 254% por las importaciones afectadas a partir del 6 de junio de 2024, aunque la mayoría de las empresas estarían sujetas a tasas inferiores al 35%.

PUBLICIDAD

Las repercusiones se dejarán sentir mucho antes de que caduque la moratoria arancelaria, ya que “las empresas solares están tomando ahora decisiones de compra críticas para 2024″, dijo JC Sandberg, director interino de la American Clean Power Association.

Biden trató previamente de suavizar el golpe congelando los nuevos aranceles para las importaciones solares afectadas hasta junio de 2024, pero no está claro que la moratoria sobreviva al posible escrutinio legal. Y los analistas subrayaron que es probable que el mercado estadounidense siga dependiendo en gran medida de las importaciones de energía solar incluso después de ese momento.

“No es probable que la fabricación nacional compense el suministro exterior”, dijo Timothy Fox, analista de ClearView Energy Partners, en una entrevista. “No se puede construir un módulo sin insumos, y éstos vienen del extranjero”.

PUBLICIDAD

-- Con la ayuda de Will Wade y Luz Ding.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD