Mercados

El petróleo cae y borra las ganancias del 2022 ante una menor demanda de combustible

Los precios registraron su cuarta caída consecutiva, con el West Texas Intermediate cotizando cerca de los 72 dólares por barril y el Brent cayendo a su nivel más bajo en casi un año

Tanques de almacenamiento de combustible en una instalación de PT Pertamina en el puerto de Tanjung Priok en Yakarta, Indonesia, el lunes 5 de diciembre de 2022. Fotógrafo: Dimas Ardian/Bloomberg
Por Julia Fanzeres y Devika Krishna Kumar
07 de diciembre, 2022 | 04:04 PM

Bloomberg — No hace falta mucho para que los precios del petróleo bajen en estos días, gracias a la disminución de la liquidez que ha minado la vida del mercado.

Ambas referencias han borrado todas sus ganancias para 2022. El miércoles, los precios registraron su cuarta caída consecutiva, con el West Texas Intermediate cotizando cerca de los 72 dólares por barril y el Brent cayendo a su nivel más bajo en casi un año. El mercado volvió a bajar ante los indicios de una reducción de las restricciones en el suministro de combustible en EE.UU. y el sentimiento de aversión al riesgo.

“No hay literalmente apetito de riesgo para comprar la caída del crudo en este momento”, dijo Rebecca Babin, operador senior de energía en CIBC Private Wealth Management. “Esto se está convirtiendo en una bola de nieve”.

PUBLICIDAD
El petróleo estadounidense mantiene las pérdidas al reducirse el volumen negociadodfd

Con muchos operadores dispuestos a cerrar grandes posiciones a finales de 2022, Babin dijo que la gran pregunta ahora es: ¿Puede algo “adelantarse al crudo en los últimos días bursátiles del año” para frenar las pérdidas?

Hasta ahora, el crudo ha entrado a trompicones en el último mes del año, y el índice de referencia estadounidense se encamina a la primera caída trimestral consecutiva desde mediados de 2019, a medida que los bancos centrales endurecen su política monetaria. La preocupación por las perspectivas de crecimiento mundial, junto con la debilidad del mercado físico y la caída de la liquidez, han lastrado los precios. El miércoles, la Administración de Información Energética informó de que los inventarios de destilados y gasolina habían aumentado, lo que indica una menor demanda.

La última caída del mercado se produjo en un momento complejo, en el que los operadores evaluaban las consecuencias de las restricciones impuestas por el Grupo de los Siete al petróleo ruso, incluida la limitación de precios destinada a castigar a Moscú por la guerra de Ucrania.

PUBLICIDAD

Los precios:

El WTI para entrega en enero cayó 2,24 dólares y se situó en 72,01 dólares el barril en Nueva York, tras tocar un mínimo de 71,75 dólares.

El Brent para entrega en febrero cayó 2,18 dólares y se situó en 77,17 dólares el barril, tras tocar un mínimo de 76,91 dólares.

El crudo WTI debería encontrar cierto apoyo en el nivel de 70 dólares, que es donde EE.UU. podría empezar a plantearse rellenar las reservas estratégicas, según Ed Moya, analista de mercado senior de Oanda Corp.

--Con la ayuda de Alex Longley.

PUBLICIDAD