Honduras

Estado de excepción parcial en Honduras: así será la circulación y proceso de detención

Desde este martes, barrios y colonias de Tegucigalpa, Comayagüela, San Pedro Sula y Choloma, de Honduras, entrarán bajo un estado de excepción parcial que durará 30 días

La operación es sostenida y durará 30 días ininterrumpidos.
07 de diciembre, 2022 | 04:00 AM

San Pedro Sula — El estado de excepción parcial en Honduras comienza a partir de este martes y se extenderá por los siguientes 30 días en una considerable cantidad de barrios y colonias del Distrito Central —formado por Tegucigalpa y Comayagüela— y de San Pedro Sula y Choloma.

La medida está contemplada en el PCM 20-2022 aprobado por la presidenta Xiomara Castro en Consejo de Secretarios de Estado, “en virtud de la grave perturbación de la paz y la seguridad que prevalece en las principales ciudades del país ocasionada esencialmente por grupos criminales organizados, que operan como mafias poniendo en riesgo la vida y los bienes de las personas, incurriendo y consumando delitos de extorsión, asesinatos, robos, tráfico de drogas y secuestros”.

El artículo 2 del decreto señala que la libre circulación se realizará con normalidad en todo el país, aún en las zonas donde se aplicará la medida. Tampoco estará restringida la libertad de asociación.

PUBLICIDAD

“Al inicio nosotros habíamos dicho que se ocupaba salvoconducto, pero el decreto determina que no se necesita salvoconducto, porque la libre circulación en todos esos sectores que se han publicado no se afecta en lo absoluto”, dijo Gustavo Sánchez, director de la Policía Nacional.

Medidas a considerar en el estado de excepción

La Policía Nacional, amparada en el decreto, podrá detener a las personas que determine y considere responsables de asociarse, ejecutar o tener vinculaciones, en la comisión de delitos y crímenes.

“Simplemente y sencillamente en esos casos específicos es que aplicaremos el decreto a partir de las 6:00 pm (de este martes). Por eso decimos que el 99.9% de la hondureñidad no será afectada”, dijo Sánchez.

PUBLICIDAD

El decreto señala que, para efectos de una detención, los funcionarios policiales deberán identificarse, informar los motivos de la detención, respetar los derechos humanos y de los detenidos, y en los centros de detención se deberá llevar un registro especial de los detenidos en la aplicación del decreto.

Sánchez dijo que, para garantizar el respeto a los derechos humanos de las personas y el debido proceso, se conformará un equipo de abogados de la Policía Nacional, quienes acompañarán y asesorarán a los elementos policiales durante sus funciones.

En el caso de los centros de detención, las autoridades han habilitado para el Distrito Central la Unidad Metropolitana de Policía número 1 (Umep 1), ubicada en el barrio Los Dolores, y la Unidad Metropolitana número 2, en el barrio Belén. De forma provisional, para la comunidad LGBTIQ+ se ha habilitado un espacio en la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

En el valle de Sula, se ha destinado la Unidad Metropolitana número 5, conocida como la primera estación, y la Unidad Metropolitana de Policía número 7, en el barrio Sunseri.

PUBLICIDAD