Mundo

China y Arabia Saudita firman acuerdos en visita de Xi a Riad

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y el presidente chino, Xi Jinping, firmaron los acuerdos en el palacio real

Xi Jinping is welcomed by Emir of Riyadh Faisal bin Bende bin Abdulaziz, left, on Dec. 7. Source: Saudi Arabian Foreign Ministry/Anadolu Agency/Getty Images
Por Salma El Wardany
08 de diciembre, 2022 | 12:36 PM

Bloomberg — China y Arabia Saudí firmaron una serie de acuerdos, entre otros sobre energía e inversiones, después de que sus líderes se reunieran en Riad el jueves en una cumbre que mostró los profundos y crecientes lazos más allá del petróleo.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y el presidente chino, Xi Jinping, firmaron los acuerdos en el palacio real. Entre ellos se incluye un acuerdo de asociación estratégica y un plan de armonización entre la Visión 2030 del reino, que tiene como objetivo hacer que la economía deje de depender del petróleo, y la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China. También se firmaron memorandos de entendimiento sobre energía de hidrógeno, energía solar, inversiones directas y vivienda.

Los líderes “revisaron aspectos de la asociación y los esfuerzos conjuntos de coordinación” y discutieron “oportunidades para invertir los recursos disponibles” en ambos países, según la agencia estatal Saudi Press.

PUBLICIDAD

Xi fue recibido con un desfile a caballo en el palacio real donde se reunió con el príncipe heredero de Arabia Saudita. Su visita ocurre en un momento en que los lazos de Estados Unidos con el reino se encuentran bajo presión.

Arabia Saudita es el mayor exportador de petróleo del mundo y China es su principal cliente, lo que hace que su relación sea clave para los mercados de crudo. Pero ambos buscan diversificar gradualmente su combinación energética.

La agencia de noticias estatal saudí dio pocos detalles sobre los acuerdos, que también incluyeron pactos en otros sectores como tecnologías de la información, servicios en la nube, transporte, logística, industrias médicas, vivienda y construcción.

PUBLICIDAD

Entre ellos se incluye un acuerdo con la china Huawei sobre computación en nube y complejos de internet de alta velocidad en Arabia Saudita, y otro para construir una planta de aluminio firmado entre el Ministerio de Inversión saudí y Shandong Innovation Group. También se firmó un memorando de entendimiento para poner en marcha un proyecto de craqueo de hidrógeno, según un comunicado del gobierno saudí.

Arabia Saudí ha iniciado las obras de una gran instalación de hidrógeno verde en Neom, una ciudad del Mar Rojo en construcción. El hidrógeno verde, un combustible considerado crucial para la transición mundial hacia energías más limpias, se generará mediante energía solar y eólica.

“El Reino disfruta de una ubicación geográfica estratégica que une tres continentes” y domina algunos de los cruces de agua y recursos energéticos más importantes, dijo el ministro de Inversiones de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, según SPA.

El viaje de Xi se produce dos meses después de que Arabia Saudita enfureciera a EE.UU. al orquestar un gran recorte en la producción de petróleo por parte del cartel de la OPEP+ y se presentara como una potencia emergente capaz de hacer frente a la presión de Washington. China elogió esta postura.

Los dos países fortalecerán la colaboración en la ONU, el G20 y la Organización de Cooperación de Shanghái , escribió Xi en un editorial en el diario saudí Al Riad.

“Tanto a Riad como a Pekín les conviene destacar que tienen otras opciones a EE.UU., o importantes alianzas en la escena mundial que no incluyen a Occidente” dijo Rafaello Pantucci, profesor de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur. El compromiso de China con la región demuestra que puede existir “un orden mundial alternativo”, añadió.

Lea más en www.bloomberg.com

PUBLICIDAD