Actualidad

Detención de Sam Bankman-Fried: fiscales de EE.UU. actuaron con rapidez

Un juez de Bahamas deniega la libertad bajo fianza al fundador de FTX

Sam Bankman-Fried, izquierda, y su madre Barbara Fried en el Tribunal de Magistrados de Nassau, Bahamas, el 13 de diciembre.
Por Neil Weinberg, Ava Benny-Morrison y David Voreacos
14 de diciembre, 2022 | 11:26 AM

Bloomberg — Los fiscales estadounidenses suelen trabajar en la oscuridad durante meses o años antes de desvelar una acusación penal. Su caso contra el fundador de FTX, Sam Bankman-Fried, se resolvió en cuestión de semanas.

La rapidez era esencial para el fiscal de Manhattan Damian Williams, que presentó cargos penales contra el empresario caído en desgracia poco más de un mes después de que FTX se declarara en quiebra. Bankman-Fried se encuentra ahora en prisión en las Bahamas, donde un juez le denegó la libertad bajo fianza por temor a que huyera.

Su rápida detención pone de manifiesto la urgencia de un caso de gran repercusión en el que está implicado un fundador que ha cortejado a los medios de comunicación y ha hecho caso omiso de los métodos convencionales para gestionar la quiebra de una empresa. Es probable que la actuación de los fiscales se viera impulsada por varios factores, como la presión pública y política en favor de una acusación, así como la preocupación de que Bankman-Fried pudiera huir a una jurisdicción desde la que fuera más difícil extraditarlo a Estados Unidos.

“Lo detuvieron tan rápido como pudieron antes de que se fuera a otro lugar”, dijo Edward M. Robbins Jr, exfiscal federal que no está implicado en el caso. “No es más que sentido común”.

PUBLICIDAD
Damian Williams.dfd

FTX y decenas de empresas relacionadas se declararon en quiebra el mes pasado, después de tres años de frenético crecimiento. En su punto álgido, la bolsa llegó a valer US$ 32.000 millones. Bankman-Fried, su antiguo CEO, era considerado el experto en criptomonedas que llevaría al sector a riquezas incalculables. Su detención a última hora del lunes fue una sorpresa para muchos, ya que se esperaba que testificara ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes al día siguiente en las audiencias sobre la caída de FTX.

VER +Sam Bankman-Fried acusado de fraude por la SEC: lea la denuncia

En una conferencia de prensa el martes, Williams afirmó que Bankman-Fried estafó a los clientes de FTX y a los inversores de capital riesgo miles de millones de dólares en “uno de los mayores fraudes financieros de la historia de Estados Unidos.” El fiscal ha llevado otros grandes casos de criptomonedas, supervisando la incautación en noviembre de 2021 de bitcoin robado valorado en US$3.360 millones. Un hombre de Georgia, James Zhong, se declaró culpable el mes pasado de cargos de fraude electrónico relacionados con el robo.

“Tienes razón, esto es muy, muy rápido”, dijo Williams sobre la investigación de Bankman-Fried. “Si vamos a presentar cargos contra alguien más, sólo puedo decir esto claramente: no hemos terminado”.

PUBLICIDAD

Los reguladores de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por su sigla en inglés) y la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas también han demandado a Bankman-Fried. Su abogado dijo que lucharía contra los planes de enviarlo a EE.UU. para que se enfrente a cargos. El juez fijó la vista de extradición para el 8 de febrero.

Las recientes palabras y acciones de Bankman-Fried pueden haber dado a los fiscales suficiente munición para actuar con tanta rapidez. Este hombre de 30 años intentó explicar públicamente su culpabilidad y disculparse por haber perdido US$8.000 millones en fondos de clientes.

Reconoció que había mezclado fondos entre clientes de FTX y Alameda Research, una operación comercial que él controlaba. Esas transacciones fueron fundamentales para los cargos de fraude electrónico contra él en la acusación de ocho cargos.

“El hecho de que SBF admitiera en televisión que sus abogados no querían que hablara de ello fue de mucha ayuda para los fiscales federales”, dijo Michael Weinstein, de Cole Schotz P.C.

El circo mediático se extendió más allá de Bankman-Fried. El martes, la comisión de la Cámara de Representantes prosiguió sus audiencias sin el fundador encarcelado. Su ausencia arrojó una luz aún más brillante sobre John J. Ray III, el CEO designado por el tribunal que se hizo cargo de FTX cuando se precipitaba hacia la quiebra. Ray se ha pasado el último mes examinando minuciosamente los registros financieros de la empresa, afirmando que la culpa del colapso la tienen los controles deficientes y la prevaricación.

Ray está trabajando con un amplio elenco de investigadores y exfiscales para desentrañar el fraude de FTX. Ese trabajo de pala también ayudó al gobierno a moverse rápido.

Con la asistencia de Greg Farrell.

Lea más en Bloomberg.com