Panamá

Cese de operaciones de First Quantum, el ‘jueguito’ que pone en jaque a Panamá

Crece la expectativa entre empresarios, trabajadores y la ciudadanía, ante la decisión gubernamental de paralizar la comercialización de cobre

Desde esta zona de reserva ecológica se han producido 331.000 toneladas de cobre, 141.637 onzas de oro y 2.521.235 onzas de plata , durante el 2021 según FQM.
17 de diciembre, 2022 | 04:40 PM

Ciudad de Panamá — Mientras que en Panamá se debate el futuro de la única explotación minera metálica a cielo abierto, luego de que el gobierno cesara este 15 de diciembre la comercialización del cobre, las acciones de la canadiense First Quantum Minerals LTD., que extrae el mineral en la caribeña provincia de Colón, llegaron esta semana a su punto más bajo en los últimos 12 meses: US$19.95.

Tras una fallida negociación entre el gobierno panameño y la minera, que debió terminar el 14 de diciembre, hoy día poco o nada se sabe del futuro de esta explotación a cielo abierto, que aporta el 3.5% del Producto Interno Bruto, 7 mil empleos directos y 40 mil indirectos, según datos oficiales, y que durante años ha sido cuestionada por su posible afectación al medio ambiente.

La mina a cielo abierto ha venido operando en medio de la polémica, toda vez que el 21 de diciembre de 2017 su contrato ley 9 de 1997 fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia, pero siguió operando bajo la mirada distraída de las autoridades .

PUBLICIDAD

Las negociaciones para tratar de remedar esta acción se anunciaron en septiembre del año pasado y en enero del año en curso el presidente de la República, Laurentino Cortizo, informó al país que habían concluido, con la aceptación entre las partes.

Incluso, el mandatario detalló cómo distribuiría los ingresos a recibir, pues las regalías se incrementaban entre 12% a 16%. El Estado, dijo, recibiría un mínimo de US$375 millones en regalías anuales y un 50% de los ingresos mínimos anuales por extracción de cobre serían para el programa de invalidez, vejez y muerte de la Caja de Seguro Social, “para que ningún jubilado o pensionado reciba menos de US$350 mensuales”, afirmaron varios comunicados oficiales.

Los aportes económicos que debía honrar la minera al país fue el punto de mayor fricción, ya que el contrato original contempla el 2% de regalías por el cobre, “las más baja en el mundo”, según dijo el ministro de Comercio e Industrias, Federico Alfaro a la televisora local, Telemetro.

PUBLICIDAD

El ‘jueguito’ minero

En una actividad pública, el presidente Cortizo explicó los hechos que derivaron en la fallida negociación: “No ha sido por capricho. Hemos presentado las propuestas y cómo llegamos a los $375 millones (que debería aportar la minera). Incluso ellos, por escrito, vieron razonable los $375 millones, pero no podemos seguir en un jueguito, donde llegamos a un acuerdo y después mandan otra propuesta”.

La decisión gubernamental de paralizar la comercialización del cobre deja en el sector empresarial un “gran sentimiento de frustración”, aseguró Rubén Castillo Gil, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, quien instó a las partes a hacer un esfuerzo adicional tendiente a mejorar los beneficios que recibe el Estado, y que se garantice la seguridad jurídica de la inversión.

“Hay muchas interrogantes que no se pueden contestar porque la información no ha fluido adecuadamente”, manifestó el presidente del consejo empresarial panameño, quien recordó que la negociación se ha manejado de manera confidencial.

Para la Cámara Minera de Panamá (Camipa) esta decisión “le hace un daño incalculable al país”, afirmó Zorel Morales, director del gremio. Se perjudica no solo la calificación de riesgo sino también la atracción de “inversionistas serios”, agregó.

De acuerdo con la Camipa, “la Resolución de Gabinete, al ordenar que la empresa entre en estado de cuido y mantenimiento, que significa que cese operaciones comerciales, ya que por definición esto significa que solo se realizarán las tareas mínimas para preservar el buen estado de los equipos, instalaciones y continuidad de programas ambientales en la mina, tácitamente ordena detener la operación comercial, es decir un cierre de la mina. Es decir una expropiación o intervención estatal de la operación minera”.

El gremio minero afirma que penden de la cuerda floja alrededor de 2 mil proveedores directos, inversiones de los mismos para proveer servicios a la mina, inversionistas que impulsan el desarrollo económico de la región donde se desarrolla y a nivel internacional Panamá se expone a la pérdida del grado de inversión y se tendría que enfrentar a una costosísima demanda de arbitraje, “que muy seguramente va a perder”.

PUBLICIDAD

En medio de la polémica, para First Quantum su contrato sigue vigente hasta 2037, toda vez que asegura que se le extendió desde 2017, en una nota de prensa en la que dan una nueva e incrementada cifra de inversión, ya no de US$6 mil millones, sino US$10 mil millones.

La mina “ha estado en funcionamiento desde 2019 desde una base legal en todo momento”, cita el comunicado emitido este 16 de diciembre.

En otra comunicación, pero esta vez interna para sus empleados, First Quantum indicó que estaban “decepcionados” por la decisión del gobierno y que siguen creyendo que pueden llegar a un acuerdo. “En este momento, no hemos recibido una orden oficial de suspensión de operaciones, que continúan con normalidad por ahora”, manifestó Alan Delaney, su gerente general.

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea consultó con el Ministerio de Comercio respecto a las próximas acciones gubernamentales, pero no hubo respuestas.

No obstante, reportes de Bloomberg señalan que el gobierno panameño está trabajando con un asesor financiero para identificar posibles socios para la mina Cobre Panamá y que entre los nombres que se barajan hay grandes empresas mineras, según informaron fuentes familiarizadas con el asunto, que pidieron no ser identificadas, dado que la información es privada.

PUBLICIDAD

La situación con la minera es un ejemplo claro de la falta de transparencia y de datos concretos que le impiden al país conocer si el gobierno está defendiendo los mejores intereses o si existen “influencias indebidas” se pronunció la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de la organización Transparencia Internacional.

Se trata de un “fracaso” de ambas partes, expuso Temístocles Rosas, presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) gremio que considera el daño a la imagen del país por la decisión adoptada ya está hecha y no existió interés para garantizar la seguridad de los empleos ni la seguridad jurídica.

Mientras se desarrolla la discusión que tiene en jaque el sector minero, grupos ecologistas plantean que ninguna empresa en el mundo ha desarrollado una explotación minera sostenible en país de bosque tropical lluvioso como Panamá.

PUBLICIDAD

Reportes del Ministerio de Ambiente detallan unos 2 centenares de incumplimientos ambientales al plan de mitigación de la operación extractiva de la subsidiaria de First Quantum, Minera Panamá.

La nota fue actualizada a la 1:30pm para incluir la posición de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana y la Apede, se pronunciaron este sábado 17 de diciembre tras la publicación de este artículo.

PUBLICIDAD