Argentina

Dólar cable en Argentina, anestesiado por la tasa en pesos: qué lo puede despertar

El carry trade y el costo de oportunidad tienen adormecidos tanto al dólar contado con liqui y como al MEP, subiendo 30 puntos por debajo de la inflación del año

Dólar hoy en Argentina.
21 de diciembre, 2022 | 09:18 AM

Buenos Aires — Los dólares financieros, es decir, el MEP y el contado con liquidación (CCL), también conocido como dólar cable, apenas subieron un entre un 63% y un 65%, dependiendo del instrumento utilizado para la dolarización, en lo que va del año, mientras que la inflación acumulada en el año alcanza el 85,3%. La mayoría de los analistas considera que este “atraso” del dólar responde fundamentalmente a la tentación que genera la tasa en pesos, además de un contexto internacional algo más favorable.

Un informe reciente del bróker Portfolio Personal Inversiones (PPI) señala que, “en este contexto de fuerte emisión de pesos, el CCL sigue sin mostrar reacción”. Y añade que en los últimos treinta días (hasta el viernes 16 de dicimbre), el contado con liqui trepó sólo $7 o 2,2%, lo que implica una suba más que marginal.

Además, PPI detalla que el “CCL teórico”, ajustado por fundamentos monetarios (M3 Privado desde la asunción de AF en diciembre 2019) arroja un valor de $390, nada menos que 17,3% por encima del cierre del viernes.

PUBLICIDAD
Gentileza de PPIdfd

¿Por qué el dólar mantiene la calma?

Entendemos que el principal sostén de esta relativa calma cambiaria sigue siendo el carry trade. Las tasas de interés se mantienen altas en términos nominales y, por ahora, tientan a los inversores a mantener inversiones tradicionales como el plazo fijo, cuyo stock creció 7% en términos reales desde julio, aunque ahora muestra una variación mensual real neutra (lo que implica que no hay desarme aun)”, detalla PPI.

En tanto, Andrés Reschini, de F2 Soluciones financieras, recordó que el 2022 ha sido un año muy inflacionario a nivel globales y que, mientras hubo cierto grado de confianza en la deuda soberana en pesos, “las colocaciones indexadas por CER eran un éxito”, y daban un rendimiento positivo en dólares cuando la tasa libre de riesgo en USA estaba bien negativa y la inflación en dólares hacía que con el billete se perdiera mucho poder de compra, “algo que aún hoy sigue siendo así”.

A partir de dicha introducción, Reschini añadió: “Cuando cayó la deuda en pesos el dólar superó a la inflación argentina por un breve lapso, pero luego llegaron las subas de tasa local para llegar a ubicar la tasa de política en terreno levemente positivo y ni hablar de la tasa pagada por el Tesoro, que superó el 117% TEA en la última licitación”.

PUBLICIDAD

En virtud de estos factores, internos y externos, atesorar el dólar billete perdió atractivo, según la mirada de Reschini, “a costa de acumular pasivos en el balance de BCRA y deuda con altas tasas para el Tesoro, que además le quitó parte del crédito al sector privado”.

En línea con esta mirada, el director de Anker Latinoamérica, Martín Vauthier, mencionó: “Hoy la alta nominalidad que tienen los activos en pesos, tanto los de tasa fija como los indexados, hacen que el costo de oportunidad de comprar dólares sea alto. Uno compra MEP o CCL y se pierde lo que podría haber ganado haciendo carry trade.

Cuándo puede despertarse el dólar

La pregunta que se hacen los ahorristas e inversores es hasta cuándo tendrá sentido el carry trade y, a como contrapartida, cuándo empezará a tener sentido dolarizar carteras. Reschini sostuvo: “Stock de pesos hay de sobra y este nivel de deuda de BCRA con estas tasas no puede durar para siempre, si no aparece un horizonte confiable y claro, en algún momento va a llegar la factura”.

Por su parte, Pablo Repetto, jefe de research en Aurum Valores, consideró que “el riesgo es que para 2023, al tener la elección adelante, se puede volver al estándar anterior (más parecido a 2021) y que haya un vuelco de los pesos a los dólares”.

En tanto, desde Portfolio Personal Inversiones insinuaron que, según algunas voces del mercado, la estabilidad cambiaria puede deberse también a que el trade electoral ha entrado en escena. En caso de que este motivo sea influyente para que el dólar siga planchado, PPI advirtió: “Si bien coincidimos en que la perspectiva de cambio de régimen contribuye con la apreciación real, entendemos que el equilibrio monetario debería estar más arriba”.

Asimismo, Martín Vauthier reconoció que al ser mercados relativamente chicos es difícil proyectar su evolución en el corto plazo: “Hay factores de oferta y demanda que terminan incidiendo, más allá de lo que diga la macro”.

Qué otros factores frenan al dólar, más allá de la tasa

Vauthier enumeró algunas de las cuestiones que permiten que el dólar paralelo no se dispare “a pesar del deterioro en el balance del Banco Central” y de “las escasas reservas del Banco Central en relación a los pasivos remunerados”.

  • “Hay flujos de ingresos de ventas que no tienen que ver con la macro local: el turismo receptivo, donde hay algunos regímenes especiales de ingresos de inversiones. O el ingreso de dólares para pagos de impuestos, que se cursa a través de este tipo de cambio y tienen oferta”.
  • “El Banco Central y otros organismos tienen espalda para intervenir en estos mercados”.
  • “También hay cuestiones regulatorias, por lo que muchos agentes que están en la curva en pesos no pueden dolarizarse por esta vía. O empresas que si hacen MEP y CCL se pierden la oportunidad de comprar en el mercado oficial”.
PUBLICIDAD