Centroamérica

Diputados hondureños aún no aprueban presupuesto 2023 y pelean por “bono navideño”

Congresistas del oficialista Partido Libertad y Refundación (Libre) y del Partido Nacional tuvieron un enfrentamiento en la última sesión legislativa, donde el presidente también habló del “bono navideño”

Diputados del Congreso Nacional de Honduras en la sesión del 21 de diciembre de 2022.
22 de diciembre, 2022 | 01:29 PM

Tegucigalpa — Los diputados del oficialista Partido Libertad y Refundación (Libre) siguen sin conseguir los votos para aprobar el proyecto del Presupuesto General de Ingresos y Egresos para el ejercicio fiscal 2023, que con un monto de 392.000 millones de lempiras (HNL), US$ 15.894,76 millones, es el de más elevado de la historia fiscal del país.

El monto sugerido para 2023 significa un incremento de 27% con respecto al presupuesto de L 308.233 millones (US$ 12.498,19) que aprobó la administración saliente, y de 9% en comparación con el presupuesto reformulado 2022 mediante el decreto legislativo 30-2022, aprobando con un monto de L 360.505 millones (US$ 14.805 millones).

“Ojalá sea antes del 31 de diciembre. No hay problema aprobarlo en enero o en febrero, pero eso baja la calificación de país. En Libre estamos 50 listos para aprobar el presupuesto”, dijo Carlos Zelaya, secretario del Congreso Nacional, durante la sesión legislativa del 20 de diciembre, al agregar que el partido oficialista espera que las bancadas de oposición también acompañen la propuesta de aprobar el presupuesto general.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Zelaya dijo después a Radio América que “hemos decidido que se hará en los primeros días de enero para estar seguros de que vamos a tener una aprobación como debe de ser”. Los diputados de Libre necesitan al menos 75 de 128 votos para aprobar el presupuesto general, que según el legislador “ya estamos a punto de lograr”.

La Ley Orgánica del Presupuesto (83-2004) señala que cuando al inicio del ejercicio fiscal estuviese pendiente de aprobación el presupuesto total del Estado continuará vigente el correspondiente al año anterior.

Enfrentamientos y controversias

Durante la sesión legislativa del 21 de diciembre, se produjo un altercado entre diputados cuando el jefe de bancada del Partido Nacional, Tomás Zambrano, presentó una moción para otorgar un aumento presupuestario a la Secretaría de Educación por L 5.000 millones (US$ 202,74 millones), “con el fin de dar cumplimiento estricto al aumento salarial comprometido al sector magisterial del país”.

PUBLICIDAD

Cuando el anteproyecto había sido entregado por el diputado Jack Uriarte al presidente Congreso Nacional, Luis Redondo, el diputado de Libre, Bartolo Fuentes se lo arrebató y rompió mientras regresaba a su curul. Acto seguido, comenzaron empujones y gritos entre congresistas de las dos bancadas.

Entre los invitados de la sesión parlamentaria estaban empleados de salud y organizaciones magisteriales al hemiciclo legislativo, quienes exigían la aprobación del Presupuesto General de la República 2023.

Redondo dijo que la moción de Zambrano “no es algo que procede en este momento, en vista que estamos en la aprobación y discusión de una ley totalmente diferente”, al referirse a la Ley de Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Internamente, la cual se aprobó este miércoles con la finalidad que el país adopte un marco normativo integral de respuesta al desplazamiento interno.

¿Bono navideño o subvención?

A principios de mes, el diputado del Partido Nacional Jorge Zelaya dijo a medios de comunicación que la junta directiva del Congreso Nacional pretende aprobar un bono de 100.000 lempiras (US$ 4.054,79) para cada diputado en la época navideña y de año nuevo.

Al respecto, el diputado de Libre Rasel Tomé dijo que se trata de “un subsidio voluntario” que, según le explicó Redondo, será otorgado al diputado que lo solicite. “Tiene 30 días para liquidarlo. Tiene que traer todos los documentos, en qué lo está aplicando, si es para medicamentos, si para ayudas sociales, para personas enfermas, para niños. Ese es el camino que se está estableciendo para los subsidios”.

El también vicepresidente del Congreso Nacional dijo que en su caso no solicitará este mecanismo de subsidio, pero “muchos lo están utilizándolo”.

PUBLICIDAD

Casi al finalizar la sesión legislativa de ayer miércoles, Redondo aseguró que no se ha aprobado ningún bono para dar dinero a los diputados. “Lo que existe es una subvención para ayudas a solicitud de la población más necesitada de diferentes municipios. Está fundamentado en la constitución de la República y en la misma Ley Orgánica de este Poder del Estado”.

El presidente del Legislativo dijo que el Congreso Nacional ya ha entregado estas subvenciones, como en los casos de los afectados de la colonia Guillén de la capital, “en el cual este Congreso del Pueblo aprobó 10.000 lempiras (US$ 405) para cada vecino afectado”, o una aportación de 2 millones de lempiras (US$ 81.227) para la fundación Teletón.

Según Redondo, cada diputado utilizará la subvención para los casos que establece la Ley, que serán “con fines de utilidad pública y desarrollo para las comunidades y que los mismos tienen la obligación de liquidar y sustentar en qué invirtieron cada centavo de lo recibido”, o de lo contrario será descontado de su salario.

PUBLICIDAD