Europa

Alemania, abierta a incautar activos rusos para ayudar a reconstrucción de Ucrania

El asunto, no obstante, es complejo y partes de la coalición gobernante tienen posturas más firmes que otras, de acuerdo a personas familiarizadas con la conversación

Imagen de Kiev
Por Michael Nienaber y Kamil Kowalcze
03 de enero, 2023 | 09:58 AM

Bloomberg — Alemania está abierta a usar miles de millones de euros en activos rusos congelados para ayudar con la reconstrucción de Ucrania. Esto siempre y cuando se puedan resolver los asuntos legales relacionados y los aliados del país hagan lo mismo.

En concreto, el canciller Olaf Scholz apoya las demandas de reparaciones de guerra de Ucrania pero aún no ha tomado una posición con respecto a incautar activos del estado ruso.

El asunto, no obstante, es complejo y partes de la coalición gobernante tienen posturas más firmes que otras, de acuerdo a personas familiarizadas con la conversación.

PUBLICIDAD

Las tensiones internas reflejan la lucha más amplia de la comunidad internacional por forjar una posición común. Si Berlín logra resolver sus propios problemas, podría dar un nuevo impulso a los debates en la Unión Europea y presionar a Estados Unidos para que se incaute de activos, como las reservas de los bancos centrales, congelados en represalia por la invasión rusa.

La ministra de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, quiere que Rusia pague por los daños causados en Ucrania. La ex codirigente de Los Verdes alemanes, defensora desde hace tiempo de una postura más dura con el Kremlin, insiste en que confiscar al menos algunos de los activos congelados debe ser una opción, según dijeron a Bloomberg funcionarios conocedores de las conversaciones bajo condición de anonimato.

El ministro de Finanzas, Christian Lindner, que encabeza el partido proempresarial Demócratas Libres, es más cauto. Le preocupa que la confiscación de los activos del banco central ruso pueda sentar un precedente peligroso y llevar a las naciones europeas y a sus aliados a un atolladero jurídico, dijeron los funcionarios.

PUBLICIDAD

La UE y sus socios del club de países ricos del Grupo de los Siete han congelado unos 300.000 millones de euros (US$311.000 millones) en reservas del banco central ruso. La UE también ha bloqueado unos 19.000 millones de euros en activos de empresarios rusos sancionados, aunque estas estimaciones no son completas. Los activos están en el limbo y actualmente no pueden distribuirse.

En lugar de una incautación general, una vía más posible en términos jurídicos podría ser centrarse en los activos de personas cuya implicación en crímenes de guerra rusos haya quedado demostrada, dijo una de las personas citadas. Sin embargo, estos casos podrían tardar años en llegar a los tribunales, lo que podría reducir una iniciativa de este tipo a un mero simbolismo.

Los pormenores de las conversaciones muestran que la posibilidad de incautar activos está dejando de ser un debate teórico para convertirse en una realidad, pero aún quedan importantes obstáculos por superar. Scholz quiere que cualquier medida se coordine con los aliados y sea jurídicamente estricta.

“El daño es dramático, costará miles de millones y requerirá que toda la comunidad mundial desarrolle soluciones razonables”, dijo el canciller alemán a la prensa en agosto. “Será una gran, gran tarea que poco tiene que ver con el Plan Marshall. Será más grande”.

Alemania ha sido el segundo mayor proveedor de ayuda financiera de Kievdfd

En otros lugares se están celebrando debates similares. La UE “buscará formas legales” de incautar activos rusos para ayudar a financiar la reconstrucción de Ucrania, ha declarado la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, añadiendo que el bloque intentará crear una estructura para gestionar esos fondos e invertirlos en beneficio de Kiev.

Durante una cumbre celebrada en Bruselas el mes pasado, los líderes de la UE debatieron varias opciones para utilizar los activos rusos congelados en apoyo de Ucrania, según las conclusiones publicadas tras la reunión.

PUBLICIDAD

Los líderes de la UE pidieron al brazo ejecutivo del bloque que presentara un plan detallado, pero también subrayaron que cualquier incautación de activos deberá ajustarse al derecho internacional. Señalaron que la persecución de los crímenes de guerra es una preocupación para la comunidad internacional en su conjunto, un indicio de que la UE debe buscar un terreno común con Estados Unidos.

Funcionarios de la UE han declarado que el bloque de 27 países, que en junio aceptó formalmente a Ucrania como candidato a la adhesión, aportará la mayor parte de la ayuda financiera global para la reconstrucción de Ucrania. La suma podría superar los 500.000 millones de euros y probablemente desencadenará un polémico debate sobre cómo reunir el dinero.

En Estados Unidos, los legisladores del Congreso han presionado a la administración del Presidente Joe Biden para que considere la posibilidad de embargar algunos activos rusos mediante la presentación de legislación que lo autorice en determinados casos. Hasta ahora, la administración estadounidense se ha resistido a estos ruegos por temor a disuadir a otros bancos centrales extranjeros de estacionar activos en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Confiscar activos de bancos centrales rusos sería una medida poco habitual, pero no la primera. En septiembre, la administración estadounidense decidió poner US$3.500 millones de las reservas del banco central de Afganistán bajo el control de una junta de supervisión con sede en Suiza, destinada a garantizar que el régimen talibán no tenga acceso al dinero.

Los fondos, que Estados Unidos congeló después de que el Talibán se hiciera con el control de Afganistán en 2021, se depositarán en el Banco de Pagos Internacionales y se distribuirán con el consentimiento de una junta internacional de cuatro miembros. Este proceso podría servir de modelo para utilizar los activos rusos congelados en la reconstrucción de Ucrania.

PUBLICIDAD

El Kremlin ha denunciado que la congelación de sus reservas es ilegal y ha dicho que luchará contra cualquier intento de confiscar activos rusos y utilizarlos para otros fines.

“Estamos hablando de un acto internacional de robo, en violación de todo”, dijo el portavoz Dmitry Peskov el 31 de octubre.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD