Economía

Caída del desempleo en Colombia esconde cifras muy malas para el empleo

Pese a que el desempleo bajó a un dígito después de varios meses, en los últimos meses de 2022 hubo mayor destrucción de puestos de trabajo que a inicios de año

Caída del desempleo en Colombia esconde cifras muy malas para el empleo
05 de enero, 2023 | 01:00 AM

Bogotá — En noviembre de 2022 el desempleo colombiano se mantuvo en un dígito por segundo mes consecutivo, sin embargo, esa cifra esconde resultados amargos para el empleo. Aunque el desempleo siguió bajando, la destrucción de puestos de trabajo en términos mensuales se ha mantenido desde octubre.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Como contexto, vale mencionar que pese a que estructuralmente el desempleo colombiano ha sido alto en los últimos años, luego de la crisis derivada por el coronavirus la tasa de desempleo en Colombia tuvo un repunte que superó tasas del 20% y ha venido bajando del 10% desde octubre de 2022.

PUBLICIDAD

Pese a lo anterior, revisando las cifras ajustadas por efecto estacional que permiten hacer comparativos mes a mes, en octubre y noviembre de 2022 “se ha dado destrucción de puestos de trabajo”, resalta un informe del equipo económico del Banco de Bogotá. En los meses citados la contracción de puestos de trabajo promediaba los 138.000.

A su vez, este dice que dichos “resultados contrastan sustancialmente con la velocidad de recuperación que tenía el mercado laboral en el primer semestre, cuando la contratación (de personas) por mes promediaba alrededor de 170.000”.

Según explicó Gustavo Acero, economista senior del Banco de Bogotá, la menor tracción en la recuperación de puestos de trabajo en la última parte de 2022 “es un factor que se está viendo en la mayoría de indicadores de actividad. El empleo, el ISE e indicadores sectoriales están mostrando un estancamiento en los últimos meses. Las mejoras mes a mes son marginales o nulas, lo que muestra que el ciclo de ganancias que venía presentando la actividad económica está culminando”.

PUBLICIDAD

Además de una inflación histórica que en noviembre fue de 12,53% anual, tasa de interés que han subido hasta el 12% y un contexto global externo que ha impulsado el precio del dólar, “el factor incertidumbre, el incremento del salario mínimo y la desaceleración que pueden afectar las expectativas de contratación”, también le ha pasando factura a la recuperación del empleo colombiano en los últimos meses de 2022, resaltó Acero.

Además, otro dato reciente que vale la pena resaltar sobre el mercado laboral colombiano es que aunque noviembre fue el segundo mes consecutivo con tasa de desempleo a un dígito (9,5%), el ritmo de caída anual del desempleo ha sido el segundo peor de 2022, pues la primera más mala o con menor ritmo fue la de septiembre con una caída anual de 1,2 puntos.

Por ahora falta esperar que a finales de este mes el Dane confirme cómo le fue al mercado laboral colombiano, si logró verse una recuperación en el número de ocupados o si siguió la tendencia de destrucción que se vio en octubre y noviembre según las cifras ajustadas por efecto estacional.

PUBLICIDAD