Mercados

Reapertura china es una bendición mixta para los activos de mercados emergentes

La racha de optimismo está empezando a atraer a críticos e inversores debaten el riesgo de que las presiones inflacionarias aumenten antes de que se arraiguen los impulsos del crecimiento

Pekín
Por Karl Lester
17 de enero, 2023 | 10:21 AM
Últimascotizaciones

Bloomberg — La noticia de la reapertura de China se está perfilando rápidamente como uno de los temas económicos más relevantes para los mercados emergentes, de modo que conocer su posible repercusión en los distintos tipos de activos es fundamental para los inversionistas de todo el mundo.

En el caso de la renta variable, supone un estímulo, ya que augura un incremento del consumo, una mejoría de la liquidez de las empresas y una recuperación de los volúmenes de intercambios comerciales. Para las monedas, en cambio, puede suponer un obstáculo al disminuir los beneficios tangibles por la inflación, afectar a las cuentas corrientes chinas y demorar el ajuste de la política monetaria de la Fed. En el caso de los bonos, la oferta es variada.

La relajación de la postura de Cero Covid y los incentivos para estimular el crecimiento han provocado que los valores chinos que cotizan en Hong Kong tengan el mejor arranque anual desde el 2006, y que el yuan (CNY) registre su valor más alto desde hace 6 meses y que sus bonos experimenten su tercer repunte del mes. Asimismo, ha provocado aumentos en todos los mercados de divisas emergentes, empezando por el baht tailandés, pasando por el rand sudafricano (ZAR), hasta llegar a la renta variable de Brasil. Los pronósticos apuntan a un crecimiento del 4,8% para este año en la 2ª economía del planeta, frente al 0,4% de EE.UU. y el 0,1% de la UE.

PUBLICIDAD

“La reactivación será el principal motor de la confianza sobre los mercados emergentes y tendrá repercusiones positivas, sobre todo para las economías de la región y los proveedores globales de materias primas”, señaló Galvin Chia, experto en divisas de NatWest Markets en Singapur. “La recuperación económica china en una época en la que Estados Unidos y la zona euro están en declive es sin duda una señal de esperanza, ya que contrarrestará en parte la ralentización en la demanda”.

Divisasdfd

Las acciones y las monedas de los países en desarrollo han tenido el mejor comienzo de año desde la década de 1990, y los bonos están registrando las mejores ganancias en más de una década, ya que los inversores que se mantuvieron al margen durante las luchas contra la pandemia de China están regresando. GAMA Asset Management se volvió alcista en los mercados emergentes el mes pasado. Fidelity International, que fue bajista durante la mayor parte del año pasado, ahora está sobreponderado en los activos, favoreciendo a China y América Latina.

“Las políticas favorables al crecimiento de China eran el último impulsor que estaba esperando”, dijo Rajeev De Mello, gerente de cartera macro global de GAMA. “Taiwán, Corea del Sur y Malasia serán los mayores beneficiarios de una mayor demanda china de bienes, mientras que Chile, Brasil, Indonesia y Sudáfrica ofrecen exposición a China a través de sus exportaciones de materias primas. La apertura de los viajes internacionales beneficiará primero a los destinos más cercanos para los turistas chinos como Tailandia”.

PUBLICIDAD

Además, la reducción de la deflación a puerta de fábrica en China ha insinuado un retorno de la actividad, mientras que un pequeño repunte en la inflación al consumidor todavía deja espacio para que el banco central agregue estímulo. Morgan Stanley (MS) espera que las ganancias del yuan continúen y sus estrategas cuantitativos dicen que los fondos de cobertura y los administradores de dinero de largo plazo han comenzado a buscar ideas de acciones A. BNP Paribas SA elevó el objetivo para el Índice de Mercados Emergentes MSCI y dijo que el apoyo de las políticas garantizará el crecimiento de China por encima del 5% este año.

Morgan Stanley ve más ganancias en el yuan a medida que el Covid-19 en China se acerca al pico.

Riesgo de estanflación

Pero la racha de optimismo está empezando a atraer a sus críticos. A medida que las fábricas chinas vuelven a la vida, los inversores debaten el riesgo de que las presiones inflacionarias aumenten mucho antes de que se arraiguen los impulsos de crecimiento. UBS Group AG (USB) dice que el yuan es caro y que el tema de la reapertura de China se juega mejor a través de las acciones y los contribuyentes. Cuando se analiza a través de la lente de la balanza de pagos, la moneda tiene más que perder con la reapertura, escribieron los estrategas encabezados por Manik Narain.

Algunos analistas van un paso más allá y plantean el espectro de la estanflación, un período de alta inflación que coincide con poco crecimiento. La preocupación de que la Fed alegue presiones inflacionarias provenientes de China para mantenerse agresiva también pesa sobre las perspectivas.

“La reapertura ejercerá presión sobre los precios de exportación chinos y complicará el panorama de la Fed”, dijo Aninda Mitra, estratega macroeconómica y de inversiones de BNY Mellon Investment Management en Singapur. “Si bien la perspectiva es remota, los inversores deben tener en cuenta el riesgo de estanflación. Eso evitará que la Fed reduzca las tasas incluso cuando la economía se debilite, y las tasas podrían permanecer más altas por más tiempo”.

Impacto del cambio de política

La semana pasada, la moneda de China avanzó un 9% desde principios de noviembre, cuando las conversaciones sobre la reapertura comenzaron a circular en los mercados. Los administradores de dinero ahora están apostando a que se ha sobrevaluado. JPMorgan Chase & Co. (JPM) dice que el carry del yuan ya no es atractivo y buscará restablecer algunas posiciones cortas en los mercados extraterritoriales a medida que la “euforia de reapertura de China” se vaya descontando.

PUBLICIDAD

“Teniendo en cuenta el ritmo al que se está produciendo la reapertura, es inevitable que surja una presión inflacionaria en China”, dijo Eugenia Victorino, jefa de estrategia de Asia en SEB AB en Singapur. “Una política pro-crecimiento de China por lo general conduce a un aumento en los precios de la energía, en un momento en que la oferta mundial está limitada. Eso podría evitar que los bancos centrales cambien rápidamente a una postura moderada”.

Sin embargo, por ahora, la mayoría de los inversores están felices de aprovechar el repunte y su efecto indirecto en los mercados emergentes. Las acciones de los mercados emergentes subieron el lunes y la prima de riesgo soberano promedio se redujo 9 puntos básicos a 453, según datos de JPMorgan.

“Sin duda, la reapertura de China está mejorando las expectativas de crecimiento de los mercados emergentes y eso está respaldando un sentimiento de mercado más amplio en toda la clase de activos”, dijo Paul Greer, administrador de dinero de Fidelity International en Londres.

PUBLICIDAD

Qué observar

  • El PIB, las ventas minoristas y la producción industrial brindarán a los inversores una actualización sobre la economía de China desde que la nación se alejó de cero Covid-19
  • Indonesia, Malasia y Turquía tomarán decisiones sobre las tasas y se espera que las dos naciones del sudeste asiático aumenten las tasas en 25 puntos básicos, mientras que se espera que los responsables políticos de Ankara dejen las tasas sin cambios.
  • Rusia y Tailandia informan reservas de divisas, mientras que Sudáfrica y Rusia actualizarán el crecimiento de los precios al consumidor
  • Se espera que los datos del PIB de Taiwán muestren una fuerte desaceleración en el último trimestre de 2022

-- Con la asistencia de Ronojoy Mazumdar

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD