Chile

Boric respira: diputados rechazan acusación contra el ministro Jackson

Los legisladores rechazaron las acusaciones de negligencia y abuso de poder que el Partido Republicano, de extrema derecha, presentó contra el actual titular del Ministerio de Desarrollo Social

El presidente Boric habla durante su ceremonia de toma de posesión en el palacio presidencial de La Moneda, el 11 de marzo.
Por Matthew Malinowski
20 de enero, 2023 | 10:34 AM

Bloomberg — El asediado presidente chileno, Gabriel Boric, respiró aliviado este jueves después de que la Cámara Diputados rechazara las acusaciones de irregularidades en contra de uno de sus viejos amigos, el ministro de Desarrollo Social Giorgio Jackson.

Con 68 votos a favor y 76 en contra, los legisladores rechazaron las acusaciones de negligencia y abuso de poder que el Partido Republicano de extrema derecha presentó contra Jackson. Boric y Jackson han sido aliados cercanos desde que lideraron las protestas estudiantiles hace más de una década.

La decisión le da al Gobierno de Boric un respiro en medio de una creciente lista de problemas. Chile se encuentra en medio de una recesión económica marcada por la caída de la actividad económica y una inflación por encima del objetivo.

PUBLICIDAD

La Administración está bajo fuego por haber indultado a una docena de personas detenidas durante las protestas de 2019, al tiempo que la nación lidia con un repunte del crimen, y sus propuestas emblemáticas de reforma avanzan lentamente en el Congreso.

El índice de aprobación de Boric cayó a un mínimo histórico del 25%, según una encuesta semanal de Cadem publicada el domingo. Aproximadamente el 72% de los encuestados no estuvo de acuerdo con los indultos presidenciales, mientras que el 78% dijo que tiene una perspectiva negativa sobre el consumo, marcando el nivel más alto en nueve años.

A principios de este mes, los partidos de oposición también presentaron por separado una “acusación constitucional” contra la ex ministra de Justicia de Boric, Marcela Ríos, quien renunció en medio de las consecuencias de los indultos.

PUBLICIDAD

Si tanto la Cámara Baja como el Senado respaldaban las acusaciones, Jackson podría haber sido destituido de su cargo y se le hubiera podido prohibir ocupar un cargo público durante cinco años.

Lea más en Bloomberg.com.

PUBLICIDAD