Línea Latina

Ciudadanos blancos obtienen 92% de los beneficios fiscales para inversores en EEUU

Por cada dólar de riqueza que posee la familia blanca media, las familias negras poseen 25 centavos y las hispanas 23 céntimos

Foto: Bloomberg
Por Ben Steverman
20 de enero, 2023 | 04:41 PM

Bloomberg — El primer análisis del Departamento del Tesoro de los EE.UU. de los datos de declaración de impuestos por raza y etnia muestra que los estadounidenses blancos se benefician desproporcionadamente de una variedad de exenciones fiscales, incluidas las destinadas a los inversores.

Los estadounidenses blancos no hispanos, que constituyen dos tercios de las familias de EE.UU., reciben el 92% de los beneficios del tipo impositivo más bajo sobre los dividendos y las ganancias de capital, y aproximadamente la misma proporción de las deducciones de donaciones caritativas y de los ingresos de empresas intermediarias, según un estudio del Tesoro, que analiza el impacto de varias de las principales desgravaciones fiscales. Otras disposiciones, como el crédito fiscal por ingresos del trabajo y el crédito fiscal por hijos, se distribuyen de forma más uniforme.

| Beneficio medio por familia para gastos fiscales seleccionados.
dfd

Los formularios del Servicio de Impuestos Internos no preguntan a los contribuyentes por su raza, sexo u origen étnico, lo que lo convierte en uno de los únicos organismos federales que no publica datos demográficos detallados. Académicos y activistas llevan años presionando al Gobierno para que encuentre formas de entender cómo el código tributario puede estar contribuyendo a la enorme y persistente brecha de riqueza racial de la nación.

PUBLICIDAD

Aunque “se ha tardado mucho tiempo en llegar hasta aquí”, el estudio es “un buen primer paso”, dijo la profesora de Derecho de la Universidad de Georgetown Dorothy Brown, cuyo libro de 2021, “The Whiteness of Wealth” (La blancura de la riqueza), instaba al Tesoro a proporcionar más datos.

Los resultados del documento de trabajo son preliminares, pero las conclusiones iniciales confirman en gran medida el trabajo académico de Brown y otros, que utilizan datos diferentes, según el cual los estadounidenses blancos son los que más se benefician de las deducciones especiales y las exenciones del código. Las conclusiones podrían añadirse a las batallas sobre los impuestos en los próximos años, que se espera que sean feroces antes de la expiración de muchas disposiciones de la revisión de 2017 firmada por el presidente Donald Trump.

Joe Biden había propuesto aumentar los tipos que pagan los inversores acaudalados y los ricos, ideas que quedaron fuera del paquete económico aprobado por los demócratas y firmado por el Presidente el año pasado. Una propuesta del GOP de la Cámara reemplazaría por completo el impuesto sobre la renta con un impuesto nacional sobre las ventas.

PUBLICIDAD

Desglose de beneficios

El tipo máximo sobre las ganancias de capital a largo plazo y los dividendos son del 20%, frente al 37% para los salarios y otros ingresos ordinarios, una reducción que el Tesoro calcula costará US$146.000 millones este año. Sus defensores afirman que un tipo más bajo recompensa la asunción de riesgos por parte de los inversores y estimula la economía, mientras que sus detractores dicen que es injusto para los trabajadores.

El tipo más bajo beneficia a los que pueden invertir sus ahorros, que se inclinan hacia los estadounidenses blancos: Por cada dólar de riqueza que posee la familia blanca media, las familias negras poseen 25 céntimos y las hispanas 23 céntimos, según un análisis del Banco de la Reserva Federal de St. Louis.

Según el estudio, la familia blanca media obtendrá este año US$1.086 netos de la tasa preferencial, frente a los US$131 de media de las familias hispanas y los US$124 de las familias negras. Los afroamericanos, que representan el 11% de las familias de EE.UU., sólo obtienen el 2% de los beneficios de los tipos reducidos sobre los rendimientos de las inversiones, e incluso los negros con mayores ingresos reciben menos que los blancos con una situación económica similar.

“Esto demuestra que el sistema fiscal deja atrás incluso a los estadounidenses de raza negra que están en mejor posición para crear riqueza”, afirmó Brown.

Según el estudio, la desgravación fiscal por ingresos del trabajo, destinada a ayudar a las familias de ingresos bajos y medios, supone un estímulo para los estadounidenses de raza negra y los hispanos. Las familias hispanas, el 15% de la población, obtienen el 28% de ese crédito, frente al 19% de los estadounidenses de raza negra y el 49% de los blancos. Las familias hispanas también reciben una parte desproporcionada, el 22%, de los beneficios del crédito fiscal por hijos.

El estudio hace conjeturas sobre la raza y etnia de los contribuyentes a partir de sus nombres y códigos postales que figuran en los formularios de impuestos, y luego asigna probabilidades, que utiliza para sacar conclusiones. El método tiene limitaciones: Todavía no permite analizar grupos raciales más pequeños, como los asiáticos y los nativos americanos, ni analizar con suficiente detalle a los contribuyentes más ricos.

PUBLICIDAD

El Tesoro “seguirá perfeccionando” sus métodos, según una entrada de blog publicada el viernes por Lily Batchelder, Subsecretaria del Tesoro para Política Fiscal, y Greg Leiserson, Subsecretario Adjunto de Análisis Fiscal. “Queda más trabajo por hacer para entender las razones de estas disparidades y sus implicaciones”.

Los académicos están presionando al departamento para que vaya más allá, argumentando que deberían verificar la identidad racial cotejándola con otras bases de datos federales de forma que se siga protegiendo la privacidad.

“Para obtener resultados fiables, tendremos que utilizar más de un método”, dijo el profesor de derecho de la Universidad George Washington Jeremy Bearer-Friend. “Los legisladores deberían saber a quién afectan sus propias propuestas, y los responsables de la aplicación de los impuestos deberían saber si hay disparidades en la aplicación”.

PUBLICIDAD

Los grupos de defensa de los derechos acogerían con satisfacción este tipo de transparencia. Cuanto más mejoren los datos sobre raza, etnia y otros datos demográficos, mayor papel podrían desempeñar en futuros debates políticos.

“El modo en que los estadounidenses crean riqueza está profundamente relacionado con el sistema tributario”, afirma Eric Rodríguez, vicepresidente senior de política y defensa de UnidosUS, el mayor grupo de defensa de los derechos de los hispanos. “Necesitamos políticas más justas de cara al futuro”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD