Cripto

Los criptopréstamos, al borde de la extinción tras el colapso de Genesis

Los organismos reguladores están forzando a los criptoprestamistas a ajustarse a las normas más estrictas que se aplican en el sector de los mercados financieros convencionales

Cripto
Por Emily Nicolle
20 de enero, 2023 | 08:03 PM

Bloomberg — La bancarrota del más importante criptoprestamista, Genesis Global Capital, puede constituir un revés más de lo que este sector puede tolerar, como mínimo en su estado presente.

El listado de protagonistas de este mercado en alza que se han hundido comprende prácticamente a todos los jugadores importantes que han cautivado la atención de la gente mediante la oferta de rendimientos espectaculares por el sencillo acto de depositar tokens. Genesis se suma a BlockFi Inc, Celsius Network y Voyager Digital, entre las compañías cuya ruina ha enfurecido a numerosos inversores, incapaces de apostar más por sus arriesgadas operaciones.

Como si fueran bancos de verdad, estas firmas se hacían con activos que posteriormente otorgaban libremente en préstamo a todo el mercado, con frecuencia a fondos de inversión que usaban este dinero adicional para apalancar sus apuestas en tokens inestables. Genesis concedió préstamos por valor de US$130.600 millones tan solo en 2021, en el marco de una complicada red de transacciones de riesgo interrelacionadas y créditos problemáticos que contribuyeron a turboalimentar ese mercado, para luego desatar una catarata de desplomes cuando las cotizaciones de las criptodivisas iniciaron su desplome en el 2022.

PUBLICIDAD

Inversores del mundo entero se han visto también afectados por pérdidas acumuladas multimillonarias, y actualmente los organismos reguladores están forzando a los criptoprestamistas a ajustarse a las normas más estrictas que se aplican en el sector de los mercados financieros convencionales o a hacer frente a enormes consecuencias. En todo caso, el auge ha llegado a su fin.

“La caída de Genesis destaca aún más el contagio que se está extendiendo a través de la industria de préstamos criptográficos, como resultado de sus riesgos de convertirse en un efecto dominó de realidad”, dijo Hirander Misra, CEO de la empresa de infraestructura de mercado GMEX Group. “Debido a la falta de gestión y control del riesgo de contraparte, la estructura actual del mercado está esencialmente comprometida”.

Los volúmenes de préstamo ya habían caído significativamente antes del colapso de Génesis. Si bien es difícil obtener cifras agregadas del mercado para préstamos por parte de plataformas centralizadas, las divulgaciones de la compañía ofrecen un barómetro de la salud general del mercado. Genesis originó un pico de US$50.000 millones en préstamos en el último trimestre de 2021, casi al mismo tiempo que el mercado cripto más amplio estaba en su punto más alto. Esa cifra cayó a solo US$8.400 millones en el tercer trimestre del año pasado.

PUBLICIDAD

Pero los volúmenes reducidos son solo uno de los problemas del sector, y la industria ahora también enfrenta un mayor escrutinio por parte de los reguladores. Apenas unas horas antes de que Genesis se declarara en bancarrota, la firma de préstamos Nexo, con sede en Londres, dijo que había acordado pagar US$45 millones en multas a los reguladores estatales y federales de EE.UU. por acusaciones de que violó las reglas de valores con su propio producto que genera intereses. La Comisión de Bolsa y Valores ya había impuesto US$100 millones en multas contra BlockFi por sus actividades de préstamo en febrero.

A principios de este mes, el regulador demandó a Genesis por su acuerdo con el intercambio de criptomonedas Gemini, mediante el cual los clientes de Gemini podían invertir sus criptomonedas con Genesis para obtener rendimientos de hasta el 8% a través de un producto llamado Earn. El acuerdo con Génesis ahora convierte a los clientes de Gemini en conjunto en los mayores acreedores en los libros de Génesis, con un reclamo de US$900 millones.

Incluso en 2021, la SEC (por sus siglas en inglés, Comisión de Bolsa y Valores) había señalado su intención de investigar más a fondo los criptopréstamos como parte de una campaña contra las ofertas ilegales de valores. Emitió un aviso de Wells, una forma de decirle a una empresa que los va a demandar, a Coinbase en septiembre de ese año, sobre un producto de préstamo propuesto que el intercambio de cifrado había estado explorando. Coinbase en ese momento dijo que no sabía por qué el regulador no estaba satisfecho.

Futuros modelos

Es probable que estar en la mira de la SEC conduzca a una mayor reorganización de lo poco que queda del sector crediticio.

“Habrá dos modelos diferentes en el futuro”, dijo Campbell Harvey, profesor de finanzas en la Universidad de Duke. “Primero, ciertas organizaciones se registrarán en la SEC y venderán estos productos como valores. En segundo lugar, los inversores pueden hacer esto por su cuenta, colocando su cripto en fondos de liquidez descentralizados y ganando una tarifa por ello”.

En las finanzas descentralizadas, o DeFi, los inversores usan software para tomar prestados y prestar tokens automáticamente, y las posiciones se liquidan automáticamente si los precios caen demasiado o no se cumplen los plazos de pago. Algunas plataformas, como Maple Finance, organizan grupos en los que un operador puede administrar los fondos entrantes de los inversores y elegir a quién prestarlos, utilizando la debida diligencia para evaluar la solvencia del prestatario en lugar de pedir garantías. Este enfoque ya ha dado lugar a algunos incumplimientos durante la crisis actual, además de la caída en picado de los volúmenes.

PUBLICIDAD

Debido a que este tipo de préstamos se realizan en cadenas de bloques públicas, el colapso de los préstamos es más visible. La cantidad total de valor bloqueado en las redes DeFi alcanzó un pico de US$181.000 millones a principios de diciembre, según datos de DeFiLlama, y ahora se ubica en alrededor de US$45.000 millones, empañado por la vacilación de la demanda, la disminución de los precios de las criptomonedas y varias fallas espectaculares.

Criptodfd

Algunos inversionistas aún creen que la industria podría regresar, aunque no en la forma previa al colapso. Para aquellos que estén dispuestos a someterse al proceso, una versión regulada de criptopréstamos puede fomentar un mayor grado de seguridad de los inversores, utilizando las leyes de valores existentes para mantener a las empresas bajo control.

Esto hará que el mercado y sus prácticas se parezcan más a los préstamos en los mercados tradicionales, incluidas las reglas sobre la cantidad de garantía que se debe depositar y cómo se administra, dijeron los expertos. Las tarifas también podrían ser más altas, ya que los prestamistas no podrán recuperarse a través de transacciones riesgosas, y tendrían que abrir sus libros para una supervisión mucho más invasiva.

PUBLICIDAD

“El mercado de préstamos se recuperará y, cuando lo haga, se construirá de una manera que ayude a evitar que ocurra este tipo de crisis”, dijo Taylor Cable, director gerente europeo de Cowen Digital, la división de activos digitales del banco de inversión estadounidense Cowen Inc.

Con la asistencia de Olga Kharif.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD