Economía

Summers teme una crisis como la de los 70 si los bancos centrales ceden en las tasas

El exsecretario del Tesoro de EE.UU. advierte que aún hay un largo camino por recorrer para reducir la inflación a su objetivo del 2%

Larry Summers
Por Philip Aldrick
20 de enero, 2023 | 08:37 PM

Bloomberg — El exsecretario del Tesoro de EE.UU., Larry Summers, advirtió que una inflación moderada volvería a sumir a las economías en la recesión de los años setenta y provocaría “consecuencias negativas para los trabajadores del mundo entero”.

Esta observación obedece a las insinuaciones de ciertos economistas, entre ellos Olivier Blanchard, antiguo economista jefe del FMI que han propugnado elevar el nivel de los objetivos inflacionarios del 2% al 3% con vistas a impedir las recesiones.

“Pensar que cualquier relajación en el control de la inflación supondría una solución podría ser un error muy caro y, en definitiva, provocaría consecuencias negativas, como ocurrió de forma estrepitosa en los años 70″, afirmó Summers, catedrático de Economía en la Universidad de Harvard y colaborador de Bloomberg TV, durante su intervención en la reunión anual del WEF (por sus siglas inglés, Foro Económico Mundia)l que tiene lugar en Davos (Suiza).

Jerome Powell, presidente de la Fed, ha aclarado en numerosas oportunidades que la entidad estadounidense no tiene pensado modificar su objetivo inflacionario del 2%.

PUBLICIDAD

La inflación alcanzó un máximo de dos dígitos en gran parte del mundo industrializado, pero se espera que caiga rápidamente este año debido a la disminución de los precios de la energía y las materias primas. Sin embargo, la inflación subyacente seguirá siendo elevada, ya que el comportamiento de los salarios y la fijación de precios de las empresas ha cambiado fundamentalmente, dijo el presidente del Banco Nacional Suizo, Thomas Jordan, en el mismo panel.

VER +
La Fed dice que la subida de precios en EE.UU. debería moderarse en 2023

Será mucho más difícil llevar la inflación del 4% al 2%”, dijo. “Veremos si eso viene con una recesión o no. Las empresas ya no dudan en aumentar sus precios. Eso es diferente de hace dos o tres años y es una señal de que no es tan fácil llevar la inflación al 2%”.

También vemos un cambio en el comportamiento con respecto a los salarios. Si observa la formación de salarios, esto es muy retrospectivo. Básicamente, tomamos la inflación del año pasado y la usamos para establecer salarios futuros: el tipo de argumento de equidad. Una vez que la inflación es alta, la presión de los salarios está aquí”.

PUBLICIDAD

Summers advirtió: “Sería un grave error que los bancos centrales revisaran al alza su objetivo de inflación en este momento. Habiendo fracasado en alcanzar el objetivo del 2% y habiendo vuelto a enfatizar repetidamente el compromiso del 2%, abandonar el objetivo supondría un daño muy importante a la credibilidad. Si puede ajustarse una vez, puede ajustarse de nuevo”.

“El contrafáctico no es, ‘podemos tener más inflación y ninguna recesión, es, ‘si no nos ocupamos de la inflación, es probable que tengamos una recesión más severa en algún momento’”.

Los jefes de los bancos centrales en el panel coincidieron en que aún se necesita una política monetaria más estricta para reducir la inflación, que aún se acerca al 10% en los EE.UU., la zona euro y el Reino Unido.

VER +
Esperanzas de un aterrizaje suave para la economía mundial crecen al inicio de 2023

Summers también criticó la operación de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) de los banqueros centrales durante la pandemia, que dijo que ha aumentado la carga para los contribuyentes. Bajo QE, los bancos centrales estaban intercambiando deuda a largo plazo por deuda a muy corto plazo, al igual que “todos los tesoreros corporativos del mundo estaban cancelando su deuda” para aprovechar las bajas tasas de interés.

La Fed ahora tiene una pérdida de valor de mercado en su hoja de balance de alrededor de US$800.000 millones, dijo.

“En retrospectiva, creo que eso fue muy problemático”, dijo Summers. “Además de pensar en los aspectos estimulantes de la QE, debemos centrarnos en los aspectos de vencimiento de la deuda del balance general de la QE”.

Lea más en Bloomberg.com