El Salvador pagaría bono el martes y restaría presión sobre mercados emergentes

Con el pago de alrededor de US$604 millones los inversionistas en deuda de mercados emergentes solamente tendrán que preocuparse por un pago más en 2023

Vendedores en un mercado local en San Salvador, El Salvador, el martes 19 de julio de 2022. La apuesta de El Salvador por el Bitcoin está agravando una crisis de deuda en el país con problemas financieros, que ha estado luchando para hacer frente a amplios déficits fiscales, ya que un bono de 800 millones de dólares vence en enero.
Por Sydney Maki - Zijia Song
22 de enero, 2023 | 12:46 PM

Bloomberg — El gobierno de El Salvador, que promociona Bitcoin, está listo para cumplir con un bono de US$604 millones que vence esta semana, en un giro de los acontecimientos que deja a los inversores en deuda de mercados emergentes en dificultades con solo un gran vencimiento más del que preocuparse este año.

Se espera ampliamente que la nación centroamericana pague a los acreedores el martes después de recibir un préstamo de último minuto y realizar dos recompras de bonos. La nota de vencimiento, que ahora ronda alrededor de un centavo por debajo del par, se ha disparado 34 centavos desde un mínimo histórico en julio.

“Probablemente se las han arreglado para juntar suficientes recursos de las reservas de efectivo y los préstamos multilaterales para poder hacer ese pago de bonos”, dijo Sarah Glendon, analista sénior de Columbia Threadneedle Investments en Nueva York.

Subida de los riesgosos bonos soberanos de El Salvador | Los bonos soberanos suben este mes antes de su fecha de vencimiento decisivadfd

El optimismo de que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, evitará el incumplimiento ha ayudado a que su deuda en dólares, en promedio, aumente aproximadamente un 24% este año. Ese es el mejor desempeño de cualquier economía emergente registrada en un índice clave de Bloomberg hasta ahora en 2023.

PUBLICIDAD

Un préstamo de 450 millones de dólares que el país adquirió este mes de una entidad multilateral regional, el Banco Centroamericano de Integración Económica, puede haber ayudado a sellar el trato.

El pago exitoso de los bonos por sí solo no aliviará todas las preocupaciones de Wall Street. Los inversionistas se han quemado por el despido simbólico de varios jueces principales, las apuestas arriesgadas de la nación en Bitcoin y la falta de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Además, Bukele se prepara para una controvertida reelección en 2024.

Los administradores de dinero aún exigen más de 14 puntos porcentuales de rendimiento adicional sobre los bonos del Tesoro de EE. UU. para mantener los bonos en dólares de la nación, según datos de JPMorgan Chase & Co., muy por encima del umbral de angustia. Mientras tanto, los swaps de incumplimiento crediticio muestran un 80% de probabilidad de incumplimiento para 2027.

PUBLICIDAD

Pero el próximo vencimiento importante de los bonos de El Salvador no es hasta 2025. Eso deja a los inversionistas para concentrarse en otros bolsillos de riesgo mientras tanto, como Túnez, que es el único otro mercado emergente en dificultades que no está en incumplimiento con bono en moneda con vencimiento este año.

La nación del norte de África está comprometida con un bono de 500 millones de euros que vence en octubre, aunque Fitch Ratings pronosticó el mes pasado que una combinación de ayuda del FMI y financiamiento de otras fuentes cubrirá la brecha de financiamiento del gobierno.

Mercados emergentes alcistas

En los mercados emergentes en términos más generales, la perspectiva es alcista. Un sector en Wall Street espera que la clase de activos tenga un rendimiento superior este año, ya que los principales bancos centrales suspenden sus agresivos ciclos de aumento de tasas, la inflación se enfría y la reapertura de China estimula la actividad económica.

Pocos bonos con vencimiento en 2023 entre las naciones en dificultades | Vencen los principales pagos de la deuda externa de El Salvador y Túnezdfd

“Algunos mercados fronterizos son preocupantes, pero a nivel de mercado más grande, la propiedad extranjera de deuda se ha reducido porque se ha emitido más deuda localmente y los inversionistas nacionales la han comprado. Veo menos riesgo en comparación con el pasado”, dijo Jitania Kandhari, administradora de dinero de Morgan Stanley Investment Management. “Me preocupan menos los problemas fiscales que afectaron a la clase de activos de los mercados emergentes en las décadas de 1980 y 1990″.

En mercados fronterizos y emergentes más pequeños y vulnerables, el riesgo puede dispararse rápidamente. Todavía hay 15 países con rendimientos de bonos que cotizan a un exceso de 10 puntos porcentuales sobre los bonos del Tesoro de EE. UU., el umbral para que la deuda se considere en dificultades y con un mayor riesgo de incumplimiento.

Pakistán tiene un riesgo especialmente alto de incumplimiento en 2023, especialmente si el programa del FMI del país se descarrila, según Aviva Investors. Si bien la nación no tiene vencimientos importantes de bonos extranjeros este año, sí tiene pagos de intereses que vencen en marzo.

“Si el mismo destino les sucede a otras naciones o no, dependerá del ritmo al que puedan hacer crecer sus economías y recuperar el acceso a los mercados financieros”, escribieron en una nota los administradores de dinero y analistas de Aviva Investors, incluido Aaron Grehan.

Bloomberg.com