Tecnología

Cómo funcionará el nuevo visor de realidad mixta de Apple

Los visores podrán mostrar contenidos de vídeo inmersivos, servir de pantalla externa para una Mac conectada y replicar muchas funciones de iPhones y iPads

Imagen de un visor de realidad virtual de Apple
Por Mark Gurman
23 de enero, 2023 | 02:26 PM

Bloomberg — El anticipado visor de realidad mixta de Apple Inc. (AAPL) es un ambicioso intento de crear una versión 3D del sistema operativo del iPhone con sistemas de rastreo ocular y manual que podría diferenciarlo de otros productos.

El dispositivo, que costará unos US$3.000 y se espera sea lanzado más tarde este año bajo el nombre Reality Pro, tendrá un abordaje novedoso con respecto a las reuniones virtuales y video inmersivo con el que busca irrumpir en una industria dominada por Meta Platforms Inc. (META).

Se trata de una apuesta de alto riesgo para Apple, que ingresa a una nueva gran categoría desde lanzar un reloj inteligente en 2015.

PUBLICIDAD

Apple está entrando en un mercado incierto con un producto de alta gama. El Grupo de Desarrollo Tecnológico de la empresa, formado por más de 1.000 personas, ha dedicado más de siete años al proyecto, y Apple cuenta con que se convierta en una nueva fuente de ingresos, sobre todo teniendo en cuenta que el crecimiento de las ventas está a punto de estancarse este año.

Pero la realidad virtual ha demostrado ser un reto para los mayores titanes de la tecnología. Aunque algunas previsiones apuntan a que el sector alcanzará los us$100.000 millones a finales de la década, los visores siguen considerándose un nicho, y Meta ha perdido miles de millones con sus esfuerzos.

Un visor de Metadfd

El objetivo de Apple es aportar algo nuevo. Las funciones de seguimiento de los ojos y las manos serán uno de los principales argumentos de venta del dispositivo, según personas familiarizadas con el producto, que se espera que cueste aproximadamente el doble que los dispositivos de la competencia. Entre sus principales funciones estarán las videoconferencias avanzadas basadas en FaceTime y las salas de reuniones.

PUBLICIDAD

Los visores también podrán mostrar contenidos de vídeo inmersivos, servir de pantalla externa para una Mac conectada y replicar muchas funciones de iPhones y iPads.

Funcionará de la siguiente manera: El visor tendrá varias cámaras externas que podrán analizar las manos del usuario, así como sensores dentro de la carcasa del dispositivo para leer los ojos. De este modo, el usuario podrá controlar el dispositivo mirando a un elemento de la pantalla, ya sea un botón, el icono de una aplicación o la entrada de una lista, para seleccionarlo.

A continuación, el usuario pellizcará con el pulgar y el índice para activar la tarea, sin necesidad de sujetar nada. Este enfoque difiere del de otros visores, que suelen depender de un mando manual.

Al igual que el visor casco de Meta, el dispositivo de Apple utilizará tanto la realidad virtual como la aumentada. Con la RV, los usuarios ven imágenes y contenidos dentro de las gafas. La realidad aumentada, por su parte, superpone contenidos digitales a imágenes del mundo real.

El casco tendrá dos pantallas de altísima resolución -desarrolladas con Sony Group Corp. (SONY)- para gestionar la RV y un conjunto de cámaras externas para permitir un “modo de paso” de RA. Esto significa que los usuarios verán el mundo real a través de las cámaras situadas en el casco. Apple ofrecerá a los usuarios con gafas graduadas lentes personalizadas que se colocarán dentro de la propia carcasa.

El dispositivo tendrá algo llamado Digital Crown -como el Apple Watch- que permitirá a los usuarios cambiar entre RV y RA. En RV, el usuario está totalmente inmerso. Cuando se activa la realidad aumentada, el contenido se desvanece y queda rodeado por el entorno real del usuario. Apple espera que este sea uno de los aspectos más destacados del producto, según estas personas, que pidieron no ser identificadas porque el proyecto aún está en secreto.

PUBLICIDAD

Dado que aún faltan meses para que el visor salga a la venta, algunas funciones podrían cancelarse o modificarse, añadieron. Una portavoz de Apple declinó hacer comentarios.

Un Animoji en una llamada de FaceTime de Appledfd

El software FaceTime de los visores mostrará de forma realista la cara y el cuerpo completo del usuario en realidad virtual. Estos avatares permitirán que dos personas -cada una con un casco de Apple- se comuniquen y se sientan como si estuvieran en la misma habitación. La tecnología difiere de las salas de reuniones virtuales de los auriculares Meta, que crean un avatar del usuario más parecido a un dibujo animado.

Debido a la enorme capacidad de procesamiento necesaria para esta función, los visores sólo permitirán avatares realistas durante las videoconferencias individuales. Seguirá permitiendo sesiones de FaceTime con varias personas, pero los usuarios adicionales se mostrarán como un icono o Memoji, el emoji personalizado de Apple.

PUBLICIDAD

Apple planea presentar el dispositivo esta primavera boreal, aunque el calendario podría cambiar, según las personas citadas. Eso permitiría a la compañía discutir el producto en su conferencia anual para desarrolladores de software en junio y luego lanzarlo a finales de este año.

Al igual que con algunas de las grandes apuestas anteriores de Apple, la empresa tiene previsto empezar despacio. Su objetivo es comenzar la producción del dispositivo en febrero en China y está considerando lanzar el producto en EE.UU. sólo al principio. También se espera que el precio limite el atractivo del producto, y Apple ya está trabajando en una versión más barata -para su lanzamiento a finales de 2024 o principios de 2025- que podría estar más cerca de los US$1.500. Eso es lo que cobra Meta por su visor de realidad mixta.

PUBLICIDAD

Apple espera vender alrededor de un millón de unidades de su nuevo casco en su primer año. Esa cifra contrasta con los más de 200 millones de unidades del iPhone, la mayor fuente de ingresos de la empresa con sede en Cupertino (California). En un movimiento poco habitual, tampoco tiene previsto obtener beneficios con la versión inicial, ni siquiera a su elevado precio, lo que indica que la empresa tiene una visión a largo plazo de la plataforma.

La inmersión en el vídeo será una de las principales características del nuevo dispositivo. Apple ha hablado de desarrollar contenidos de RV para la plataforma con media docena de socios, entre ellos Walt Disney Co. (DIS) y Dolby Laboratories Inc. Y el gigante tecnológico está trabajando para actualizar su propio material Apple TV+ para que funcione con el visor. Como parte de este impulso, Apple compró la empresa de streaming NextVR en 2020, con el objetivo de crear contenidos deportivos en RV.

Apple planea que el casco tenga una función específica para ver videos que haga que los espectadores se sientan como si estuvieran viendo una película en una pantalla gigante en otro entorno, como un desierto o el espacio exterior. Pero mientras que el video de los visores será envolvente, sus altavoces serán menos potentes. Así que los usuarios tendrán que usar los auriculares AirPods para obtener un audio espacial completo, un efecto de sonido envolvente.

PUBLICIDAD
Un visor de realidad mixta reduciría la dependencia de las ventas de iPhonedfd

El dispositivo también tendrá funciones de productividad, incluida la capacidad de servir como monitor externo para una Mac. Con esa función, los usuarios podrán ver la pantalla de su Mac en realidad virtual pero seguir controlando el ordenador con su trackpad o ratón y teclado físico.

El sistema operativo de los visores, denominado internamente xrOS, tendrá muchas de las mismas funciones que un iPhone y un iPad, pero en un entorno 3D. Eso incluye el navegador web Safari, fotos, correo, mensajes y la aplicación de calendario. Y también tendrá aplicaciones para los servicios de la empresa, como la App Store para instalar software de terceros, Apple TV+, música y podcasts. La empresa también está trabajando en funciones de seguimiento de la salud.

La experiencia debería resultar familiar a los usuarios de Apple. Cuando se pongan el visor, la interfaz principal será casi idéntica a la del iPhone y el iPad, con una pantalla de inicio con una cuadrícula de iconos que puede reorganizarse. Los usuarios podrán fijar widgets, como el tiempo, las citas del calendario, el correo electrónico y la evolución de la bolsa, entre los iconos de sus aplicaciones.

PUBLICIDAD

Cuando los usuarios necesiten introducir texto, pueden utilizar el asistente de voz Siri o el teclado de un iPhone, Mac o iPad. Sin embargo, a diferencia del Apple Watch, no se necesita un iPhone para utilizarlo. La empresa está desarrollando una tecnología que permitirá a los usuarios escribir en el aire con las manos, pero es poco probable que esta función esté lista para el lanzamiento inicial.

Se espera que los juegos sean una oferta popular de terceros desarrolladores, y Apple ha creado su propio motor subyacente para impulsar los juegos de realidad virtual. En 2017, la empresa lanzó ARKit y otras herramientas para ayudar a los desarrolladores a preparar experiencias de realidad aumentada en el iPhone. Esto ayudó a sentar las bases para que los programadores crearan apps, juegos y servicios para el auricular.

El dispositivo de Apple incluirá una variación del chip M2 que se encuentra en los últimos Mac de la compañía, así como un procesador dedicado para gráficos y experiencias de realidad mixta. Ese segundo chip se llamará Reality Processor, según las solicitudes de marca presentadas por el gigante tecnológico.

Pero hacer que los procesadores fueran lo bastante potentes trajo consigo otra preocupación: que el dispositivo se sobrecalentara mientras el usuario lo tenía en la cara. Para resolver este problema, Apple decidió descargar la batería del interior de los auriculares a un paquete externo. Se coloca en el bolsillo del usuario y se conecta mediante un cable. Otro ajuste es la inclusión de un ventilador de refrigeración como el de los Mac de gama alta.

Los visores duran unas dos horas por batería, en línea con los productos de la competencia. La batería, sin embargo, es grande: aproximadamente del tamaño de dos iPhone 14 Pro Max apilados uno encima del otro, o de unas 6 pulgadas de alto y más de media pulgada de grosor. Aun así, algunos prototipos internos para el desarrollo de software tienen una batería incorporada y se cargan a través de USB-C.

Meta, por el contrario, coloca sus baterías en la parte posterior de sus auriculares de una manera que ayuda a equilibrar el dispositivo en la cabeza de una persona. El enfoque de Apple puede, en última instancia, ser menos cómodo para los usuarios, especialmente si están viendo una película entera mientras usan el auricular. Algunos probadores se han quejado de que el producto puede resultar incómodo.

La duración relativamente breve de la batería -unas 20 horas menos que la del último MacBook Pro de Apple- podría crear sus propios problemas. Si los usuarios quieren ver varias películas o jugar durante horas, es posible que tengan que comprar varias pilas y cambiarlas con frecuencia.

El Apple Watchdfd

Apple ha reconocido estos problemas internamente y ha intentado establecer expectativas realistas para el producto. La empresa cree que una de las ventajas del dispositivo es que podría animar a los clientes a visitar las tiendas de Apple, no necesariamente para comprar el producto, sino para probarlo. Después podrían comprar otro dispositivo, como un iPad o unos AirPods.

Para mostrar los nuevos visores, Apple está creando un concepto de “tienda dentro de una tienda”: una zona dentro de sus puntos de venta dedicada a mostrar el producto. La compañía hizo algo similar cuando lanzó el Apple Watch, que ahora es el centro de una división de US$41.000 millones.

Los visores iniciales estarán fabricados con aluminio, cristal y almohadillas, y recordarán a los auriculares AirPods Max de Apple, que cuestan US$550. El producto tendrá una pantalla curva en la parte frontal que puede mostrar hacia el exterior los ojos de un usuario, con altavoces en los laterales y una diadema que ayuda a ajustar el dispositivo alrededor de la cabeza de un usuario.

A diferencia de los productos de la competencia, cuyo diseño es mayoritariamente de plástico, el dispositivo suele sujetarse al usuario con varias correas.

El seguimiento de los ojos y las manos puede acabar siendo el elemento más memorable del visor. Como en sus anteriores grandes apuestas, a Apple le gusta incluir una interfaz innovadora que diferencie sus productos de los de la competencia. Con el iPod, fue la rueda de clic. Con el iPhone y el iPad, fue el enfoque multitáctil. Y con el Apple Watch, fue la Corona Digital.

Ahora Apple espera que la interfaz de ciencia ficción de los auriculares convierta su último producto en un éxito.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD