Por qué las fintechs necesitan de los bancos y las casas de bolsa

Mucho se ha hablado de la necesidad de la banca tradicional de tomar el dinamismo e innovación de las fintechs, pero estas, ¿por qué necesitan a los bancos y las casas de bolsa?

Mucho se ha hablado de la necesidad de la banca tradicional de tomar el dinamismo e innovación de las fintechs, pero estas, ¿por qué necesitan a los bancos y las casas de bolsa?
02 de febrero, 2023 | 02:01 PM

Ciudad de México — En medio de temores de una posible recesión económica las alianzas del sector financiero entre los jugadores nuevos y tradicionales promueven la innovación.

Si bien es cierto que los bancos y las casas de bolsa están cada vez más colaborando con las fintechs (startups dentro del sector financiero), debido a su dinamismo y soluciones ágiles, las fintech también necesitan de las instituciones incumbentes tradicionales, es decir, bancos, aseguradoras, proveedores de crédito y casas de bolsa.

Fermín Bueno, cofundador y managing partner de Finnovista, dijo la semana pasada en una conferencia que en el ecosistema se percibe un ambiente cooperativo, mismo al que apuestan las fintech como una de las razones que detonará su crecimiento en 2023.

Mientras la financiación de las fintechs en el mundo cayó en 46%, entre el 2021 y el 2022 las instituciones tradicionales pueden aportar financiamiento y ayuda para internacionalizar sus soluciones, dijo a Bloomberg Línea, Mónica Martínez Montes, directora de Innovación de Vector Casa de Bolsa.

PUBLICIDAD

Martínez dijo que a partir de las alianzas se está construyendo un mejor ecosistema financiero. Hace poco Vector Casa de Bolsa dio a conocer su alianza con Asociación Fintech México y Finnovista, una organización que agrupa información del sector tecnológico financiero, para lanzar un concurso de fintechs o insurtechs (startups de tecnología en seguros), cuyo objetivo es la colaboración entre ellas y la casa de bolsa, los ganadores recibirán US$100.000 dólares.

Pero además de financiamiento, las fintechs necesitan la experiencia de las instituciones tradicionales. Aunque las instituciones financieras tradicionales son el segundo gran competidor de las fintechs, después de otras fintechs, el 57% del total actualmente colabora con alguna, 21% está interesado en hacerlo, 17% está en búsqueda o en proceso de llevarlo a cabo y sólo 5% no está interesado en colaborar, según el Radar Fintech de Finnovista 2023.

Martínez aseguró que la colaboración ayuda a las fintechs “a cubrir su necesidad de crecimiento principalmente en un contexto bastante complicado como es este año”, ya que muchas instituciones como Vector Casa de Bolsa tienen presencia a nivel mundial, lo que significa que las fintechs pueden internacionalizarse a través de las alianzas y les ayuda a darles visibilidad.

PUBLICIDAD

En los últimos dos años el ecosistema financiero se ha ido complementando entre nuevos y viejos jugadores en Latinoamérica. Las fintechs están adquiriendo casas de bolsa o bancos regionales para acelerar su captación de clientes y su conocimiento del mercado.

Algunos ejemplos de esta tendencia es el caso de Covalto, antes Credijusto, que adquirió en 2021 al banco Finterra, de Flink que adquirió en mayo de 2022 a Vifaru Casa de Bolsa para duplicar su número de inversionistas o de la fintech chilena Fintual que en 2021 adquirió Invermérica, una operadora integral de fondos de inversión.

Alfredo Castellanos, managing partner en Glisco Partners considera que es algo que debería seguir sucediendo.

“Lo que están haciendo es acelerar el proceso para poder tener captación, entonces claramente aquellos que tengan el capital, aquellos que tengan el efectivo van a poder seguir comprando bancos, por supuesto que sí, porque lo que estás comprando es tiempo”, recalca sobre esta tendencia, que aún está incipiente en América Latina.

Juan Carlos Arcila, cofundador y presidente del Congreso latinoamericano de innovación, banca digital y tecnología (CLIBT), dijo en entrevista con Bloomberg Línea hace unos meses que el gran aprendizaje del año pasado de las fintechs latinoamericanas es entender cuál es la relación entre los órganos reguladores de sus países y con la banca tradicional.

“Podemos trabajar el uno con el otro y a medida que van pasando los años nos damos cuenta de que más que competir pueden convertirse realmente en apalancadores el uno del otro”, dijo Arcila.