Por qué el riesgo país de Argentina es 18 veces más grande que el de Uruguay

Uruguay es actualmente el país con menor riesgo país en toda Latinoamérica, incluso por debajo de Chile. Del otro lado del Río de la Plata, sucede lo contrario

Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay, y Alberto Fernández, presidente de Argentina. Fotógrafa: Anita Pouchard Serra/Bloomberg
06 de febrero, 2023 | 06:10 AM

Montevideo — El siglo XXI empezó turbulento en ambas orillas del Río de la Plata: tanto Uruguay como Argentina se enfrentaron a principios de los años 2000 con una crisis económica y financiera, que no solo afectó a sus ciudadanos, sino también a la capacidad de los estados de afrontar sus compromisos con acreedores. Sin embargo, a más de dos décadas, la evolución crediticia de ambos países ha sido completamente divergente.

El Estado uruguayo se consolidó, junto al chileno, como uno de los más seguros en toda la región para los inversores internacionales. De hecho, hoy el gobierno de URuguay ostenta el menor riesgo país de toda Latinoamérica: al cierre del jueves 2 de febrero, Uruguay tenía apenas 102 puntos en el Emerging Markets Bond Index (EMBI) que mide el banco internacional JP Morgan. En la vereda opuesta, el riesgo país o EMBI de Argentina se ubicaba a esa fecha en 1.797 unidades.

VER +
Cómo reaccionó Brasil a los dichos de Massa sobre Uruguay como “hermano menor”

Para llegar al riesgo país de Argentina no solo hay que multiplicar casi 18 veces el de Uruguay, sino que también hay que dejar atrás a prácticamente todos los países de Latinoamérica: el único estado americano con bonos más riesgosos que los argentinos es Venezuela, cuyo EMBI se ubica en 37.462 unidades al 2 de febrero. Por debajo de Argentina aparecen El Salvador (1.442 puntos) y Ecuador (1.107).

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

El EMBI o riesgo país marca el diferencial de riesgo que tiene la deuda con privados de un estado comparado con la deuda de los Estados Unidos, que es la que se considera libre de riesgo. Hoy un bono argentino con vencimiento a 2030 rinde 29,1%, dado el temor a un default en el futuro. En cambio, un bono de Uruguay a ese mismo año rinde 4,2%. Ergo, Argentina tiene completamente cerrado el mercado si quisiese financiarse, mientras que Uruguay podría gozar de una tasa similar a la de los países más desarrollados del mundo si necesitase fondos frescos.

PUBLICIDAD
Gentileza de Aurum Valores

Por qué Uruguay tiene el menor riesgo país de la región

Hay que mirar dos cuestiones: la capacidad de repago, es decir, el aspecto macroeconómico, y la voluntad de pago, que involucra aspectos institucionales, más subjetivos, como el track récord del emisor”, consignó Jerónimo Nin, gerente de Inversiones de Nobilis, ante la consulta de por qué hay tanta diferencia entre Uruguay y Argentina en materia de deuda soberana.

Partiendo de esta base, el ejecutivo explicó que en estas últimas dos décadas, Argentina y Uruguay “han caminado en direcciones opuestas” respecto de las mencionadas métricas.

VER +
Proyección dólar Uruguay 2023 e inflación: qué va a pasar este año

A nivel macroeconómico Uruguay ha logrado una estabilidad después de la crisis de 2002. Y, además, salió de aquella crisis con un fuerte mensaje para sus acreedores de ‘vamos a pagar y queremos pagar, dennos el plazo que vamos a hacer lo imposible para pagar”', reseñó Nin.

PUBLICIDAD

Por otro lado, hizo hincapié en la madurez de la clase política uruguaya respecto de este consenso: “No escuchás prácticamente a nadie de todo el espectro ideológico decir que no haya que pagar. Uruguay es un país chico y abierto al mundo que necesita a los inversores y los cuida”.

En línea con esta mirada, Agustín Caticha, head trader de Adcap Securities Uruguay, remarcó que Uruguay es una nación con las “cuentas ordenadas” y que su reperfilamiento de deuda se dio hace ya 20 años.

A contramano de ello, Argentina ya tuvo tres defaults internacionales y uno local durante este siglo, además de una reestructuración de deuda con el Fondo Monetario Internacional:

  • En diciembre de 2001, el entonces presidente Adolfo Rodríguez Saá anunció que Argentina suspendería sus pagos de deuda externa.
  • En 2014, el juez estadounidense Thomas Griesa exigió al país que se les pague a los bonistas que habían rechazado las renegociaciones de deuda de 2005 y 2010. Argentina cumplió aquel fallo en 2016, por lo que estuvo dos años en default técnico.
  • En 2019, el gobierno de Mauricio Macri reperfiló los pagos de la deuda en pesos.
  • En 2020, ya con Alberto Fernández como Presidente, Argentina reestructuró su deuda con acreedores privados.
  • En 2021, Argentina renegoció su programa con el FMI.

Volviendo al caso de Uruguay, Caticha puntualizó en tres aspectos que explican el buen puntaje actual:

  • “Siempre se ha hecho mucho hincapié en el orden de las cuentas públicas, incluso considerando que el país ha tenido administraciones con distintas orientaciones políticas”.
  • “En 2021, con la Ley de Urgente Consideración, se creó una nueva regla fiscal para dotar incluso de mayor sostenibilidad a las finanzas publicas y esto es algo trascendental para el crédito”.
  • “La actual administración está cumpliendo con dicha regla, bajando el déficit de manera radical, y eso sin duda repercute sobre su reputación crediticia. El riesgo país de Uruguay, por consiguiente, es el resultado de un círculo virtuoso que involucra un manejo eficiente de la regla fiscal y la seguridad jurídica”.

La ventaja de un riesgo país bajo

Uruguay fue uno de los países que en 2021 aprovechó la mega liquidez global para financiarse a largo plazo y a bajas tasas en el mercado internacional, aprovechando el bajo costo crediticio que tiene debido a su escaso riesgo país.

“Uruguay tiene los vencimientos en dólares más lejanos en el tiempo en toda la región”, resaltó Jerónimo Nin.