Inversión de curva de rendimientos del Tesoro, en nivel más profundo desde años 80

Los casos en los que las tasas a corto plazo cotizan por encima de las de largo plazo señalan la poca confianza en el rumbo de la economía

Los bonos atractivos para los inversores.
Por Michael McKenzie
09 de febrero, 2023 | 02:51 PM

Bloomberg — Este jueves, los inversionistas en bonos del gobierno estadounidense llevaron los rendimientos de los bonos del Tesoro a 2 años por encima de los rendimientos a 10 años a su mayor diferencial desde inicios de la de los años 80, un signo de la débil confianza en la habilidad económica para resistir incrementos adicionales de tasas de la Fed.

La rentabilidad del bono del Tesoro a menor plazo se situó en el 4,46% durante la sesión. En un momento dado llegó a sobrepasar a la del bono de mayor plazo en 86 pbs. La tasa a dos años llegó a 4,10% el pasado 2 de febrero pero que los resultados de empleo del mes pasado, más sólidos de lo previsto, provocaron un replanteamiento de la política monetaria de la Reserva Federal para aplacar la inflación.

Los índices de swaps a un día han empujado los precios hacia un máximo de la tasa de fondos federales en torno al 5,1% para julio, lo que apunta a un nivel objetivo de entre un 5% y un 5,25%. No obstante, han sido las transacciones con opciones realizadas esta semana los que han influido mucho sobre la tasa a 2 años, especialmente vulnerable a los cambios de política, al prever el peligro de un alza hasta el 6%.

El hecho de que la rentabilidad de los bonos a un plazo de diez años sea más baja que la de los bonos a 2 años, la situación actual desde el mes de julio, implica que se prevé que las altas de interés repercutan en la actividad económica. Parte del cambio más reciente de la curva es achacable al lanzamiento en subasta, este miércoles, de un nuevo bono del Tesoro a 10 años que se negocia con una rentabilidad ligeramente más baja con respecto al anterior y, por ende, con un margen negativo más amplio con relación al vigente a 2 años.

PUBLICIDAD

“La tendencia ha sido una curva más plana y más inversión desde que la Fed comenzó a endurecer”, dijo Gregory Faranello, jefe de negociación y estrategia de tasas de EE.UU. para AmeriVet Securities. “Al mirar los gráficos, no hay nada que diga que no podemos ir más allá con la inversión”.

VER +
Bonos del Tesoro de EE.UU. registran la mayor pérdida anual de su historia por la inflación
Bonos estadounidensesdfd

Los casos en los que las tasas a corto plazo cotizan por encima de las de largo plazo se denominan inversiones de curva. Por lo general, surgen cuando los bancos centrales están en proceso de elevar las tasas, una maniobra que eleva los rendimientos a corto plazo mientras pesa sobre los rendimientos a más largo plazo al amortiguar las expectativas de inflación y crecimiento. En los EE.UU., tienen un historial de recesiones económicas anteriores de 12 a 18 meses.

Para el diferencial de 2 a 10 años se está alcanzando una brecha de un punto porcentual luego de la fuerte demanda para la subasta del miércoles, dijeron los estrategas de tasas de BMO Capital Markets.

PUBLICIDAD

Los inversores compraron casi el 95% de la subasta, una participación récord desde al menos 2003, según los datos disponibles.

VER +
Bitcoin supera a los bonos del gobierno de EE.UU. en lo que va del año

Los datos de precios al consumidor de enero que se publicarán el 14 de febrero podrían ser decisivos para la curva, dijo Faranello.

Con la asistencia de Elizabeth Stanton.

Lea más en Bloomberg.com