Por qué hay trabajadores que se alegran de ser despedidos

Casi el 20% de la generación Z y el 15% de los millennials dijeron que estarían contentos si fueran despedidos hoy, según una encuesta realizada por Harris Poll

Juliana Redden
Por Charlie Wells, Claire Ballentine y Paulina Cachero
11 de febrero, 2023 | 12:05 PM

Bloomberg — Situación laboral: despedido y contento.

Ese es el estado de ánimo de un pequeño pero ruidoso grupo de empleados atrapados en los recortes de empleo que sacuden empresas desde Wall Street a Silicon Valley.

Normalmente, el despido es una de las mayores crisis en la carrera de un trabajador. Pero la extraña incongruencia del mercado laboral actual en EE.UU. (donde la tasa de desempleo cayó en enero a su nivel más bajo desde 1969, incluso cuando decenas de miles de personas fueron despedidas de grandes empresas tecnológicas como Google, Microsoft y Amazon) está facilitando las cosas a los empleados que se encuentran sin trabajo.

Están adoptando una visión más relajada del desempleo, considerándolo una forma de escapar de puestos que no les gustaban, dedicar más tiempo a aficiones y, con el tiempo, encontrar mejores oportunidades.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, Bobin Singh, de 26 años. Dice que su primera reacción tras recibir un aviso de despido de su trabajo como productor de redes sociales en una empresa de deportes electrónicos de Los Ángeles fue una sensación de “júbilo”. Ahora se dedica a la edición de vídeo por cuenta propia, sobre todo para vídeos cortos en TikTok.

Bobin Singh.dfd

“Mi propósito de Año Nuevo era trabajar menos para tener más tiempo para proyectos que me apasionaran”, dice Singh. “Luego me dieron una indemnización de tres meses, así que pensé: ‘El universo está escuchando’”.

Sentimientos similares aparecen en los nuevos datos, especialmente entre los trabajadores más jóvenes. Casi el 20% de la generación Z y el 15% de los millennials dijeron que estarían contentos si fueran despedidos hoy, según una encuesta realizada por Harris Poll para Bloomberg News el mes pasado.

PUBLICIDAD
Looking on the Bright Side of Layoffs | Members of Gen Z are most likely to react with feelings of happinessdfd

Por supuesto, los despidos cómodos son un privilegio. Incluso con un colchón financiero, perder un empleo puede ser terrible y quienes carecen de un fondo de emergencia lo pasan aún peor. Sin embargo, para algunos, la solidez del mercado laboral está eliminando la angustia del despido. En diciembre, el último mes del que se dispone de datos, la proporción entre ofertas de empleo y desempleados alcanzó un máximo casi histórico de 1,9. Más de la mitad de las contrataciones recientes se produjeron en los últimos años y más de la mitad de los recién contratados encontraron su nuevo puesto en el plazo de un mes, según datos de ZipRecruiter, una empresa de búsqueda de empleo y contratación por Internet.

Los trabajadores despedidos siguen teniendo muchas oportunidades de empleodfd

Cambio rápido

Normalmente, entre un despido y el comienzo de un nuevo trabajo transcurren semanas o meses. En el caso de Josh Lumley, ambos se produjeron en el lapso de una sola publicación en LinkedIn.

Este reclutador de Georgia, de 43 años, fue despedido de Amazon Web Services el 18 de enero. Pero ya en diciembre había empezado a buscar discretamente un nuevo puesto tras oír rumores de que se avecinaban recortes de plantilla. Fue contratado por una empresa más pequeña poco antes de que se anunciaran los despidos y empezó a trabajar el lunes siguiente.

“Cuando supe que iban a suprimir mi puesto, me alegré de que me despidieran”, afirma. “Siento que encajo bien en el nuevo equipo en el que estoy ahora”.

Las crisis laborales pueden ayudar a las personas a asumir nuevos riesgos o a aceptar cambios que de otro modo nunca se habrían planteado, afirma Rana Rosen, orientadora profesional.

Josh Lumley.dfd

Eso le ocurrió a Casey Clement, un hombre de 47 años de Charlotte, Carolina del Norte, que fue despedido de GameStop en julio. El exdirector de gestión de productos se había labrado una larga carrera en empresas como Lowe’s, Sprint y Cellular One. En todos esos años, nunca le habían despedido.

Tampoco se había planteado entrar en una consultora. Pero eso es lo que hizo después de que un post que escribió en LinkedIn sobre su despido se hiciera viral, dando lugar a docenas de conversaciones sobre su carrera y siete ofertas de trabajo.

PUBLICIDAD
VER +
Con recortes en Google, despidos en sector tecnológico ya superan los 100.000

“El despido me obligó a analizar diferentes ángulos y oportunidades”, dice Clement, que ahora trabaja en Method, una empresa de diseño estratégico e ingeniería donde se centra en resolver problemas para diversas empresas.

Casey Clement.dfd

A veces, la estabilidad de un empleo (las “esposas de oro” de los planes de jubilación, la adquisición de derechos sobre las acciones y los salarios elevados) puede impedir que las personas asuman riesgos, afirma el coach ejecutivo Michael Wenderoth. Un despido puede empujarles a un territorio desconocido que puede resultar más gratificante que su carrera anterior.

Libertad

Juliana Redden sintió inicialmente una sensación de pérdida cuando la despidieron de una gran empresa tecnológica en noviembre. No ayudó el hecho de que también se acabara una relación seria. Una forma de sobrellevarlo fue reservar un billete de ida a Guatemala.

La joven de 29 años acabó participando en un programa que ofrecía alojamiento gratuito a cambio de trabajar en la recepción de un albergue. Aprovechó la oportunidad para viajar sola, algo que nunca había hecho antes. Redden acabó explorando las cuevas y ruinas mayas del país y conociendo a amigos de todo el mundo. El viaje le dio una nueva perspectiva que, según ella, la hizo sentirse más segura de sí misma. Cuando regresó, pudo empezar a trabajar en Peloton, en Nueva York.

PUBLICIDAD

“Experimenté todas estas pérdidas”, dice. “Pero al mismo tiempo accedí a tanta libertad en mi vida”.

Lea más en Bloomberg.com