La inflación se afianza y apunta a un mayor ciclo de endurecimiento de la Fed

Hay cada vez más motivos para pensar que el banco central continuará elevando las tasas de interés a lo largo del 2023 para aplacar los precios

Bloomberg Opinión
Por Reade Pickert
14 de febrero, 2023 | 01:44 PM

Bloomberg — Parece que la inflación en Estados Unidos no va a disminuir en el corto plazo.

Los precios al consumo aumentaron un 0,5% en enero, el mayor incremento de los últimos 3 meses, y la cifra interanual se situó en un 6,4%, por encima de lo estimado. En algunos rubros clave, que van desde la energía a distintos productos como la vestimenta, la ralentización de los costos que se observó en los meses finales del año pasado se ha frenado, o incluso invertido.

Es más, los números del mes de enero reflejan correcciones de los datos del 2022 que ya mitigaron la idea de cuánto está descendiendo verdaderamente la inflación.

IPCdfd

Esto demuestra que las tensiones en los precios amenazan con afianzarse en la mayor economía del mundo, algo que la Fed está esforzándose por impedir. Además, con un mercado laboral sorprendentemente sólido, hay cada vez más motivos para pensar que el banco central continuará elevando las tasas de interés a lo largo del 2023 para aplacar los precios.

PUBLICIDAD

No va a ser fácil que la inflación desaparezca”, han escrito los expertos Sarah House y Michael Pugliese, economistas de Wells Fargo & Co (WFC). “Recuperar de forma sostenida una tasa de inflación con la que la Fed pueda vivir no será algo rápido ni sin sufrimiento”.

VER +
Bowman, de la Fed, espera más alzas de tasas para alcanzar objetivo de inflación

Anticipándose a mayores costos de endeudamiento, los bonos del Tesoro retrocedieron después del informe de inflación, y los rendimientos a dos años subieron al nivel más alto desde principios de noviembre. Los operadores aumentaron las apuestas de que la Fed subirá las tasas tres veces más para fines de junio.

La inflación ya ha bajado desde un pico superior al 9% el año pasado, el más alto en cuatro décadas. Los analistas que esperan que la caída se reanude en los próximos meses apuntan sobre todo al mercado inmobiliario.

PUBLICIDAD

Los costos de la vivienda fueron, con mucho, el mayor contribuyente al aumento mensual en el índice de precios al consumidor, representando casi la mitad. Pero, debido a la forma en que se calculan esos números, generalmente hay un retraso significativo antes de que las condiciones del mercado en tiempo real, que sugieren que el auge inmobiliario pandémico ha terminado, aparezcan en las cifras de inflación del gobierno.

“Todavía esperamos que el proceso desinflacionario se vuelva a acelerar pronto, ya que la disminución de la escasez empuja a la baja los precios de los bienes básicos, la inflación de la vivienda se desacelera y las condiciones del mercado laboral se enfrían”, dijo en una nota Andrew Hunter, economista senior de Capital Economics para Estados Unidos.

Qué está esperando la Fed

Una cosa que los funcionarios de la Fed dicen que están observando de cerca es el costo de los servicios, excluyendo la vivienda y la energía, un grupo amplio que cubre todo, desde cortes de cabello hasta membresías en gimnasios. Se cree que los salarios son un factor clave de los precios en la categoría, y los estadounidenses han estado gastando una mayor parte de sus presupuestos mensuales en servicios después de un auge en la compra de bienes durante la pandemia.

VER +
Solicitudes de seguro por desempleo EEUU caen más de lo previsto

Una medida de los precios de los servicios que excluye la vivienda disminuyó ligeramente respecto al mes anterior, según los cálculos de Bloomberg, aunque la desaceleración se debió en gran medida a una fuerte caída en los costos médicos.

Incluso cuando la inflación comienza 2023 con mucho impulso, la mayoría de los economistas todavía esperan que sea mucho más baja para fin de año. Los pronosticadores están divididos en cuanto a si tal caída puede ocurrir sin llevar a la economía a la recesión, una pregunta que puede depender de hasta dónde llegará la Fed.

Cuando la Fed sube las tasas de interés, actúa con retraso”, y las industrias sensibles a las tasas, como la vivienda y la tecnología, son las primeras en sentir la presión, dijo Beth Ann Bovino, economista jefa para EE.UU. de S&P Global Ratings.

“Realmente no lo hemos visto extenderse a otras áreas de la economía”, dijo. “Y eso es lo que creo que la Fed está esperando”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Augusta Saraiva y Vince Golle.

Lea más en Bloomberg.com