El problema de la inflación subyacente de la zona euro saldrá a la luz

Se mantendrá, probablemente, en un nivel récord del 5,3%, y su rigidez se asemeja a la preocupante situación de Estados Unidos

Comerciantes y peatones en Berlín, Alemania, el sábado 4 de febrero de 2023.
Por Alexander Weber
25 de febrero, 2023 | 05:46 PM

Bloomberg — Los nuevos datos de la zona euro van a poner de relieve por qué los responsables del Banco Central Europeo mantienen su tono restrictivo, incluso a medida que retrocede la peor subida de precios de la historia de la región.

Los economistas encuestados por Bloomberg consideran que la inflación general se redujo por cuarto mes consecutivo en febrero, después de que el clima cálido del invierno hiciera caer los precios del gas natural. Pero la inflación subyacente, que excluye estos elementos volátiles, se mantendrá probablemente en un nivel récord del 5,3%, y su rigidez se asemeja a la preocupante situación de Estados Unidos.

La inflación subyacente de la zona euro se niega a frenarse

La lectura, prevista para el jueves, se mantendrá significativamente por encima del objetivo del 2% del BCE. Junto con los datos nacionales de las principales economías del bloque a principios de semana, enmarcará los comentarios de la mitad del Consejo de Gobierno -incluido el Economista Jefe Philip Lane- que intervendrá la próxima semana.

Si bien es casi seguro que el BCE volverá a subir los tipos de interés en medio punto en su próxima decisión del 16 de marzo, lo que suceda a partir de entonces es objeto de un intenso debate.

PUBLICIDAD

Lo que dice Bloomberg Economics:

“Otro probable descenso de la tasa de inflación general de la zona del euro, impulsado por la energía, puede no servir de consuelo a los halcones del BCE. Con las presiones subyacentes sobre los precios aún elevadas, los responsables políticos podrían verse empujados a seguir subiendo los tipos hasta el comienzo del verano.”

Los mercados financieros han aumentado recientemente sus apuestas sobre cuánto tendrán que subir los costes de endeudamiento tras las declaraciones de los principales responsables políticos y las señales más alcistas sobre la economía de la zona del euro. Los analistas del Deutsche Bank prevén ahora un máximo del 3,75% en junio, similar a las apuestas de los inversores.

El Presidente del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, ha intentado rebatir estas expectativas. Pero su homólogo alemán, Joachim Nagel, declaró el viernes que no descarta nuevas subidas “significativas” de tipos más allá de marzo.

PUBLICIDAD

Es poco probable que le disuadan las noticias de pérdidas en 2022 para el Bundesbank, que publica los resultados financieros del año pasado el miércoles. El BCE, que comunicó sus propias cifras la semana pasada, sólo esquivó un déficit similar liberando 1.600 millones de euros (1.700 millones de dólares) de provisiones para riesgos.

El Bundesbank alemán no ha registrado pérdidas desde los años setenta

Por otra parte, los inversores estarán atentos a los índices de confianza estadounidenses y a los PMI manufactureros mundiales. El candidato a gobernador del Banco de Japón se enfrenta a otra audiencia, mientras que Hungría y Sri Lanka se encuentran entre los pocos bancos centrales que tienen programadas decisiones sobre tipos de interés.

Europa, Oriente Medio y África

Más allá de la zona euro, Suiza, Suecia y Dinamarca se encuentran entre los países que publican el PIB del cuarto trimestre, y los datos del Reino Unido aportarán más pruebas de que el mercado inmobiliario está sufriendo una corrección.

Suiza, Suecia y Dinamarca publican esta semana su PIB del cuarto trimestre

Es probable que el banco central húngaro, que ha mantenido los tipos en el 13% en sus cuatro últimas reuniones, vuelva a hacerlo el martes.

Los datos del mismo día mostrarán probablemente que casi un tercio de la mano de obra sudafricana siguió desempleada en el cuarto trimestre, ya que los cortes de electricidad sin precedentes limitaron la capacidad de las empresas para expandirse, invertir y crear empleo.

Se espera que los datos turcos muestren que la economía creció en torno al 5,2% en 2022, una cifra que se sigue de cerca a medida que se acercan las elecciones. El presidente Recep Tayyip Erdogan, que busca aferrarse al poder, ha priorizado el crecimiento sobre otros indicadores.

Economía estadounidense

Tras las últimas cifras del Gobierno que muestran una aceleración de la inflación y un fuerte repunte del gasto de los consumidores, los datos económicos de EE.UU. de esta semana se basan principalmente en encuestas.

PUBLICIDAD

El martes, los inversores conocerán la confianza del consumidor de febrero. Los economistas prevén un ligero repunte del indicador del Conference Board, en consonancia con los resultados de la última encuesta de confianza de la Universidad de Michigan. El miércoles, el Institute for Supply Management publicará su encuesta de febrero entre los fabricantes, seguida el viernes por la de los proveedores de servicios.

El informe del Gobierno sobre los pedidos de bienes duraderos de enero dará el pistoletazo de salida a una semana relativamente tranquila. Se espera que el total de pedidos haya descendido, reflejando un menor número de pedidos de aviones comerciales. Si se excluye el material de transporte, es probable que los pedidos de bienes duraderos sigan siendo bajos.

La mayoría de los oradores de la Reserva Federal están ausentes antes del testimonio semestral del presidente Jerome Powell ante el Congreso la semana siguiente. El evento más seguido será probablemente el discurso sobre perspectivas económicas del gobernador Chris Waller el jueves. El nuevo presidente de la Reserva Federal de Chicago, Austan Goolsbee, que tomó posesión de su cargo en enero y cuyo nombre ha sonado desde entonces como posible candidato a ser el próximo vicepresidente, hablará el martes. Se espera que Powell comparezca ante el Comité Bancario del Senado el 7 de marzo.

Asia

Los inversores mundiales seguirán buscando pistas sobre la trayectoria de la política del Banco de Japón. El lunes, Kazuo Ueda, candidato a gobernador, será sometido a un nuevo interrogatorio en el Parlamento. El lunes, Kazuo Ueda, candidato a gobernador, será sometido a un nuevo interrogatorio en el Parlamento, al que seguirán, a finales de semana, los discursos de dos miembros del actual consejo.

PUBLICIDAD

Se espera que el PIB indio del martes muestre una ralentización del crecimiento en el trimestre octubre-diciembre.

En China, las encuestas de gestores de compras publicadas a mediados de semana darán una indicación de cómo se está perfilando la reapertura de la economía, con los primeros indicios de un repunte de la actividad de consumo tras las vacaciones del Año Nuevo Lunar. China también se prepara para su reunión parlamentaria anual, que comenzará el 5 de marzo, y en la que los funcionarios darán a conocer nuevos objetivos económicos, incluido el PIB.

PUBLICIDAD

Los datos de la balanza por cuenta corriente de Australia, que se publicarán el martes, servirán de base para las cifras de crecimiento económico del cuarto trimestre, que se publicarán al día siguiente, mientras crecen los temores sobre la posibilidad de una recesión provocada por la subida de los tipos de interés. Los datos mensuales sobre la inflación también serán objeto de escrutinio, tras la espectacular cifra de diciembre.

El miércoles, las cifras comerciales de Corea del Sur arrojarán luz sobre la gravedad de la ralentización de la economía mundial en febrero.

La atención volverá a centrarse en Japón, donde las cifras de gasto de capital darán una pista sobre la posible revisión del PIB. Se espera que las cifras de inflación de Tokio muestren un brusco enfriamiento de las facturas de electricidad subvencionadas, un máximo que respaldará la opinión del Banco de Japón de que los precios no están subiendo en espiral.

PUBLICIDAD

América Latina

A principios de semana, se espera con gran expectación la encuesta Focus del banco central brasileño sobre las expectativas del mercado.

Los economistas han elevado sus previsiones de inflación para 2023 en 14 de las 16 encuestas semanales realizadas desde que el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva ganó las elecciones presidenciales a finales de octubre.

Se prevé que la economía brasileña se haya ralentizado a finales de 2022

El principal indicador de la semana en la región, el informe de producción de Brasil del cuarto trimestre, mostrará con toda seguridad que la mayor economía de América Latina se contrajo por primera vez desde abril-junio de 2021, con perspectivas poco halagüeñas para 2023-2024.

La inflación pegajosa y por encima del objetivo, junto con los costes de endeudamiento de dos dígitos que se encajonan en la ambiciosa agenda de crecimiento del nuevo gobierno, sugieren que la frágil tregua entre Lula y el jefe del banco central, Roberto Campos Neto, sobre la política monetaria y los objetivos de inflación pronto volverá a sufrir tensiones.

PUBLICIDAD
Banxico mantiene la cautela ante la elevada inflación subyacente

Siete indicadores de enero de Chile deberían poner de relieve el lastre que suponen los tipos de interés de dos dígitos y la inflación. Los economistas encuestados por Bloomberg prevén que la economía se contraiga un 1% en 2023.

En México también se publicarán varios datos, pero todas las miradas estarán puestas en el informe trimestral de inflación del banco central mexicano, especialmente en lo que respecta a la elevada inflación subyacente.

Los responsables políticos han señalado explícitamente que cabe esperar un endurecimiento adicional del actual 11%, y algunos economistas no ven ninguna relajación hasta 2024.