Exclusiva: Argentina retrasa el pago a Brasil por la producción de billetes en pesos

Los retrasos se producen desde el pasado mes de octubre y suman un valor equivalente a unos 50 millones de reales, según personas oídas por Bloomberg Línea

El contrato con la Fábrica de Moneda prevé el pago de US$ 35,3 millones por la producción de 600 millones de billetes de 1.000 pesos
03 de marzo, 2023 | 03:00 AM

El Gobierno de Argentina ha retrasado desde finales del año pasado los pagos a la Casa de la Moneda de Brasil (CMB) y a los proveedores por la producción de billetes de pesos argentinos que se fabricaban en Brasil, según tres personas con conocimiento del asunto escuchadas por Bloomberg Línea. Tras ser cuestionada por el reportaje, la Casa de la Moneda argentina dijo que tiene una situación financiera delicada y que está renegociando las deudas de 2022 y los pagos que vencen en 2023.

Según una de esas personas, que prefiere no ser identificada porque las discusiones son privadas, la falta de pago viene desde octubre y asciende a cerca de US$10 millones (aproximadamente R$ 52 millones al cambio actual del dólar).

De esa cantidad, unos US$5 millones se adeudarían a la Casa de la Moneda brasileña y otros 5 millones a la empresa Blendpaper, que también produce los billetes y suministra papel moneda a la Casa de la Moneda argentina.

VER +
Por la elevada inflación, el Gobierno argentino reconoce que siguió importando billetes en 2022

En respuesta a Bloomberg Línea, la Casa de la Moneda de Argentina (CMA) no comentó directamente los retrasos con Brasil, pero dijo que la nueva dirección del organismo está trabajando en una “revisión y análisis” de la situación económica y financiera. También indicó que tiene un déficit operativo anual de más de 11.500 millones de pesos (unos US$58 millones según el tipo de cambio oficial) y una deuda con proveedores extranjeros de más de US$150 millones, que está siendo auditada.

PUBLICIDAD

Desde el 25 de enero, la Casa de la Moneda argentina tiene un nuevo jefe, Ángel Mario Elettore, nombrado por el Ministro de Economía Sergio Massa.

“Como paso fundamental hacia esta nueva etapa, renegociamos con ellos las deudas de 2022 y los anticipos de 2023, parcelando todo hasta junio”, dijo la CMA (lea la respuesta completa al final del informe).

La Casa de la Moneda brasileña dijo que la información contractual es confidencial y que el acuerdo con la Casa de la Moneda argentina entra dentro de las disposiciones legales que impiden la divulgación de datos sobre actividades empresariales. La empresa Blendpaper dijo que no haría comentarios.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Hacienda, al que está subordinada la Casa de la Moneda brasileña, dijo que el vínculo entre el CMB y la Casa de la Moneda argentina es una relación comercial, por lo que no quiso pronunciarse. “El Ministerio de Hacienda, como ministerio supervisor, no está involucrado en esta relación”, dijo.

Luiz Inácio Lula da Silva con Alberto Fernández en la ceremonia de investidura como presidente de Brasil el 1º de enero de 2023dfd

Una de las personas escuchadas por Bloomberg Línea dijo que los pagos se hicieron con normalidad desde el inicio del contrato en 2020 hasta octubre de 2022, cuando empezaron a producirse retrasos y se acumuló la cantidad adeudada. Otra persona escuchada por el reportaje calificó la situación como algo “normal” en cualquier relación comercial.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, elegido en octubre y que asumió el cargo en enero, mantiene una estrecha relación con el mandatario argentino, Alberto Fernández. En enero, Lula visitó el país vecino en su primer viaje internacional como presidente, donde se reunió con Fernández y le expresó su apoyo a proyectos de interés para Argentina, como una posible financiación del BNDES para la construcción de un tramo de gasoducto que una la región productora conocida como Vaca Muerta.

El gobierno de Lula también ha manifestado su apoyo a un plan para crear una moneda común entre los dos países que podría utilizarse para el comercio, un intento de reducir la dependencia del dólar y evitar la salida de divisas de Argentina.

Acuerdo para la producción de billetes de banco

En 2020, la Casa de la Moneda brasileña firmó un contrato con Argentina para la producción de 400 millones de billetes de 1.000 pesos. A finales de 2021, el contrato se incrementó con un nuevo pedido de 600 millones de billetes, también de 1.000 pesos.

La Casa de la Moneda brasileña, a su vez, contrató a Blendpaper (antes Fedrigoni Brasil Papéis) para producir los billetes. El contrato más reciente entre la Casa de la Moneda y la empresa brasileña prevé el pago de US$35,3 millones por el servicio (aproximadamente 184,06 millones de reales al cambio actual del dólar), de los cuales 19 millones serán para CMB y 16,28 millones para Blendpaper.

Según el documento, la entrega de los billetes a Argentina se escalonaría en lotes enviados entre febrero y octubre del año pasado. Una de las fuentes afirmó que hay expectativas de que el contrato se renueve una vez más, pero la falta de pago de parte del servicio ha sido un obstáculo en las negociaciones.

PUBLICIDAD

Los estados financieros públicos de la Casa de la Moneda brasileña muestran un aumento de los importes de las cuentas por cobrar de Argentina con respecto a 2022 hasta el tercer trimestre (últimos datos disponibles).

Los documentos indican que el monto por cobrar a la Casa de la Moneda Argentina aumentó en 4,2 millones de reales en el primer trimestre de 2022, que finalizó en marzo. En el segundo trimestre, el monto aumentado fue de R$ 18,9 millones. Y en el tercer trimestre, el monto aumentó en R$ 36,3 millones.

VER +
Así son los nuevos billetes en Argentina: ¿cuál fue el costo de no emitir de mayor denominación?

Los estados financieros no informan cuánto de esos R$ 36,3 millones estaba en mora. Hasta septiembre, la estatal indicó que tenía R$ 11,5 millones en pérdidas estimadas por cuentas de dudoso cobro de “clientes extranjeros” (sin informar cuál cliente), o sea, el saldo de cuentas atrasadas por más de 180 días que la empresa considera como pérdida probable.

La Casa de la Moneda brasileña no respondió a las peticiones de aclaración de Bloomberg Linea sobre estas cifras.

PUBLICIDAD

Los estados financieros del cuarto trimestre de 2022 aún no han sido publicados por la empresa que, en Brasil, es responsable de la producción de monedas, dinero en efectivo, pasaportes, sellos, medallas, entre otros servicios.

Falta de dólares e hiperinflación

Argentina se enfrenta a una crisis inflacionista, con una subida de precios que en enero alcanzó el 98,8% en 12 meses. Además, un problema crónico de escasez de divisas hace que el gobierno del país tome medidas para desincentivar la salida de dólares.

PUBLICIDAD

Cuando se firmó el primer contrato de la Casa de la Moneda con Argentina en 2020, la cotización oficial del dólar era de 74,57 pesos. El 27 de febrero pasado, el valor era de 196,61 pesos, y la cotización paralela (dólar blue) alcanzaba los 373 pesos por dólar estadounidense.

VER +
Nuevo billete de 2.000 pesos argentinos 2023: cuánto ahorra el Estado y cuándo llegará

La Casa de la Moneda de Brasil, fundada en 1694, fue una de las empresas estatales incluidas en el Programa Nacional de Privatizaciones (PND) durante el gobierno del presidente Jair Bolsonaro. A finales de 2021, sin embargo, el gobierno decidió retirar la empresa de la lista tras una revisión.

La empresa registró un beneficio neto de 30,2 millones de reales en 2021 debido en parte a los ingresos procedentes del acuerdo con Argentina. Antes de eso, la empresa estatal había tenido pérdidas anuales consecutivas desde 2016.

PUBLICIDAD

Lo que dice la Casa de la Moneda argentina

“Desde la nueva gestión de la Casa de Moneda Argentina [CMA] han comenzado las revisiones y análisis para conocer la situación económica y financiera de la institución. La realidad heredada del expresidente [de la Casa de Moneda] Rodolfo Gabrielli es preocupante.

Asumimos con un déficit operativo anual por encima de los 11.500 millones de pesos y con una deuda, que está siendo auditada, con proveedores del exterior de más de U$S 150 millones.

Es por ello que como paso clave para esta nueva etapa renegociamos con ellos las deudas 2022 y los anticipos 2023, cancelando todo en cuotas hasta junio, inclusive.

De igual manera se redujeron 13 gerencias y se eliminaron numerosos gastos que llevaron a esta ruinosa situación en la CMA.

Gestión, orden y transparencia son los pilares con los que el ministro de Economía Sergio Massa nos encomendó trabajar en este cambio de administración y así lo estamos haciendo desde el primer día”.