Los minoristas temen que los consumidores estadounidenses no gasten como antes

Existe preocupación por la salud del consumidor y los elevados saldos en las tarjetas de crédito

Compradores
Por Olivia Rockman
04 de marzo, 2023 | 12:57 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Una de las mayores incógnitas para los inversores durante el 2022 es cuándo los consumidores de Estados Unidos dejarán de gastar y se producirá una recesión. Sin embargo, los resultados de los minoristas y las marcas superaron las expectativas en el cuarto trimestre.

Sin embargo, tanto sus resultados como sus previsiones arrojaron varias señales de alarma de cara al año que viene.

Después de sufrir la inflación más elevada en más de 40 años, un creciente número de consumidores, entre ellos los más acaudalados, se dedica a buscar gangas. Desaparecen los ahorros. El endeudamiento de los compradores se amontona. La época de despilfarro posterior al auge de Covid-19 se acabó.

En consecuencia, algunos de los principales comercios minoristas han tratado de pisar el freno durante el periodo de presentación de resultados, publicando previsiones de ventas para el 2023 que han desilusionado a Wall Street. Lowe’s Cos. (LOW), Best Buy Co. (BBY) y Target Corp. (TGT) prevén un posible descenso de los ingresos este 2023.

PUBLICIDAD

“Existe la sensación entre los minoristas de que el consumidor ha estado desafiando la gravedad durante bastante tiempo y esperan que se detenga en cualquier momento”, dijo en un correo electrónico Neil Saunders, director gerente de GlobalData Plc. Pero “nadie sabe realmente cuándo sucederá esto o en qué medida ocurrirá”.

VER +
Confianza del consumidor colombiano cae a su nivel más bajo desde mayo de 2021

Los compradores ya están cambiando sus compras a opciones más baratas, una tendencia que a menudo coincide con una recesión. Walmart Inc. (WMT) destacó las grandes ganancias de las familias con ingresos superiores a US$$100,000. Dollar Tree Inc., (DLTR) otra tienda de descuento, promocionó un beneficio similar.

“El clima económico actual está impulsando a más consumidores de mayores ingresos a vender productos de valor al por menor”, dijo el CEO de Dollar Tree, Richard Dreiling, durante una llamada de ganancias. Están “comerciando a la baja”.

PUBLICIDAD

La tasa de ahorro ha caído por debajo del 5% por primera vez desde 2009, cuando la economía estaba en recesión tras la crisis financiera. Mientras tanto, la inflación sigue obstinadamente alta y las ganancias salariales no compensan eso.

El aumento de los precios no solo hace que los cheques de pago parezcan más pequeños, sino que también oculta el hecho de que gran parte del crecimiento de las ventas en el sector de consumo se debe a la inflación, no a los compradores que compran más cosas.

Home Depordfd

Home Depot Inc. (HD) ha sido uno de los mayores beneficiarios de la pandemia porque el mayor tiempo en casa llevó a los estadounidenses a gastar más en arreglar sus casas. Ha aumentado los ingresos en US$47.000 millones, una ganancia del 43%, desde que Covid-19 llegó a los EE.UU. a principios de 2020.

Pero en el cuarto trimestre, que se extendió hasta enero, las ventas de la cadena aumentaron solo un 0,3%, su peor desempeño trimestral en casi una década. Eso se produjo cuando las transacciones cayeron en 24 millones, o un 6%. Sus resultados fueron salvados por la inflación, ya que la compra promedio aumentó un 5,8%.

El CEO de Home Depot, Ted Decker, explicó durante su llamada de ganancias que la compañía había llegado el año pasado esperando que el aumento de los precios redujera las compras en aproximadamente el mismo porcentaje. Pero sus clientes demostraron ser más resistentes en su disposición a pagar más, hasta ahora.

“Lo que estamos viendo ahora es más sensibilidad”, dijo Decker a los analistas. En el cuarto trimestre, hubo casi “una compensación exacta de uno por uno”. La compañía espera que esa tendencia continúe este año, dijo.

Targetdfd

En bienes de consumo básico, cobrar más por los bienes también ha impulsado el crecimiento de las ventas. En el trimestre más reciente de Procter & Gamble Co. (PG), el volumen cayó un 6%, el doble de la tasa de los tres meses anteriores. Pero cobrar un 10% más impulsó las ventas orgánicas. Al igual que Home Depot, el fabricante de Tide se ha sorprendido gratamente por la disposición de los consumidores a pagar más.

PUBLICIDAD
VER +
Consumidor se retrae y los envíos de móviles sufren una caída trimestral récord

La reacción a los aumentos de precios ha sido “mucho más benigna de lo que hubiéramos esperado”, dijo el director financiero de P&G, Andre Schulten, en una entrevista reciente.

Pero esto no durará, según Rod Little, CEO de Edgewell Personal Care Co. (EPC), un competidor de P&G que posee marcas como Schick.

“La capacidad del consumidor para resistir otra ronda de escalada de precios se verá desafiada”, dijo.

En respuesta, algunas marcas de consumo están aumentando el gasto en publicidad en un intento de impulsar la demanda. Los minoristas ya han retrocedido drásticamente en los pedidos.

PUBLICIDAD

“El retroceso que hemos visto de los clientes mayoristas en términos de sus pedidos ha superado con creces cualquier retroceso en la demanda de los consumidores”, dijo recientemente el CEO de Steven Madden Ltd. (SHOO), Ed Rosenfeld.

Un beneficio para los compradores el año pasado fue que varias partes del sector de consumo, especialmente prendas de vestir y artículos para el hogar, tenían un exceso de inventario porque malinterpretaron la demanda y hubo muchos descuentos. Pero esos días ya pasaron y la inflación persiste, según Jessica Ramírez, analista de investigación sénior de Jane Hali & Associates.

PUBLICIDAD

Preocupaciones del consumidor

En Macy’s Inc. (M), los resultados del cuarto trimestre superaron las estimaciones de los analistas, pero la empresa también expresó su preocupación por la salud del consumidor estadounidense.

“Los saldos de las tarjetas de crédito continúan aumentando”, dijo el CEO de Macy’s, Jeff Gennette, en una entrevista. “Estás empezando a ver algunos elementos de deudas incobrables”.

Si bien se espera que el gasto en regalos y productos para ocasiones especiales se mantenga fuerte, “este consumidor está bajo presión”, dijo Gennette.

PUBLICIDAD

A pesar de que se están formando grietas en el gasto de los consumidores, la tasa de desempleo es la más baja en medio siglo. Y aunque el impulso de la Reserva Federal para frenar la inflación podría debilitar el mercado laboral este año, los economistas no ven que la tasa aumente por encima del 5%, un nivel todavía saludable, según los estándares históricos.

“Siempre estamos analizando los niveles de empleo, así como los niveles salariales; ambas cosas siguen siendo muy sólidas”, dijo el director financiero de Abercrombie & Fitch Co (ANF)., Scott Lipesky, en una llamada con analistas. Pero “no sabemos qué va a hacer la Fed aquí en EE.UU. y cómo afectará eso a la economía”.

Con la asistencia de Daniela Sirtori-Cortina y Janet Freund.

Lea más en Bloomberg.com