Rusia cambia de táctica y lanza un ataque masivo de misiles a Ucrania

El ataque forma parte de la estrategia de Vladimir Putin de apuntar a infraestructura civil como la red eléctrica, hospitales, escuelas y edificios residenciales

Autos destruidos tras un ataque ruso
Por Olesia Safronova y Aliaksandr Kudrytski
09 de marzo, 2023 | 06:22 AM

Bloomberg — Rusia lanzó este jueves un bombardeo masivo contra distintas ciudades de Ucrania, causando la muerte de al menos cinco personas y generando apagones intermitentes para miles más con una serie de armas que en su mayoría evitaron las defensas aéreas.

El ataque forma parte de la estrategia del presidente ruso, Vladimir Putin, de apuntar a infraestructura civil como la red eléctrica, hospitales, escuelas y edificios residenciales.

En paralelo, las fuerzas de Moscú están intensificando su ataque sobre la ciudad de Bakhmut, lo que llevó al presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, a pedir refuerzos para evitar que Rusia obtenga “camino libre” y capture más territorio en la región oriental del Donbás.

VER +
Por qué la batalla de Bakhmut es cada vez más importante en la guerra en Ucrania

“El enemigo disparó 81 misiles en un intento de intimidar a los ucranianos de nuevo, volviendo a sus tácticas miserables”, dijo Zelenskiy en Telegram. “Los ocupantes sólo pueden aterrorizar a los civiles”.

PUBLICIDAD

Aunque las autoridades afirman que la red eléctrica ha sobrevivido al periodo más difícil del invierno boreal, las bajas temperaturas siguen suponiendo un riesgo para millones de ucranianos que han quedado vulnerables a causa de la guerra. La capital y ciudades importantes como Kharkiv, Odesa y Zhytomyr informaron de apagones, mientras que las sirenas antiaéreas que empezaron a sonar después de medianoche siguieron sonando al salir el sol.

El bombardeo puso de relieve la destrucción a gran escala que las fuerzas de Putin están sembrando en Ucrania a medida que la guerra entra en su segundo año. Decenas de miles de personas han muerto en el intento de Rusia de hacerse con el control de su vecino -y hasta hace poco histórico aliado-, mientras los combates han expulsado de sus hogares a más de un tercio de los 41 millones de ucranianos.

Con los combates más intensos centrados en Bakhmut, el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, declaró que las fuerzas de Kiev mantendrán la línea “hasta que sea imposible”, según informó el diario italiano La Repubblica.

PUBLICIDAD

“Si todavía podemos luchar en Bakhmut, debemos hacerlo”, dijo Kuleba en una entrevista publicada el jueves.

VER +
Un año de la guerra de Rusia en Ucrania: el costo humano y económico del conflicto

El bombardeo contra las ciudades ucranianas incluyó drones Shahed de fabricación iraní y casi todos los demás tipos de misiles del arsenal ruso, según informó la administración militar de la ciudad de Kiev en Telegram. Las fuerzas de defensa antiaérea de la capital derribaron todas las armas excepto un misil Kinzhal, que según Rusia es un cohete hipersónico que puede eludir las defensas antiaéreas.

En otros lugares, más misiles alcanzaron sus objetivos. Ucrania derribó 34 de los 81 disparados durante el bombardeo y la mitad de los ocho drones lanzados contra objetivos fuera de Kiev, según declaró en Telegram el comandante en jefe de las fuerzas armadas ucranianas, Valeriy Zaluzhnyi. El ataque incluyó seis Kinzhals lanzados desde el aire que todos lograron atravesar las defensas de Ucrania, dijo.

“El ataque fue realmente masivo”, dijo en televisión el portavoz de la Defensa Aérea ucraniana, Yuriy Ihnat.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, dijo que las explosiones sacudieron los distritos de Holosiyivskiy y Svyatoshynskiy, causando dos heridos. Alrededor del 15% de los habitantes de la capital se quedaron sin energía debido a los cortes de electricidad de emergencia, dijo en Telegram. Alrededor del 40% de los hogares se quedaron también sin calefacción, añadió.

Al menos 15 misiles impactaron en la segunda ciudad más grande, Kharkiv, y sus alrededores, dijo el gobernador local, Oleh Synehubov, en Telegram. Al sur, en Odesa, las autoridades cortaron el suministro eléctrico de forma preventiva, mientras que el servicio nacional de ferrocarriles Ukrzaliznytsia dijo que unos 15 trenes de los más de 90 circulaban con retrasos.

VER +
Multimillonario ruso dice que el país podría quedarse sin dinero en 2024

El ataque interrumpió el suministro de agua y electricidad a la mayoría de los hogares de Zhytomyr, una ciudad de más de 250.000 habitantes, dijo el alcalde Serhiy Sukhomlyn en Facebook.

PUBLICIDAD

La mayor central nuclear de Europa, situada en Zaporizhzhia, se quedó sin suministro eléctrico después de que los bombardeos cortaran el enlace con la red eléctrica, según Energoatom, la agencia nuclear del país.

La central entró en el llamado modo de apagón, y se han encendido generadores diésel para alimentar los sistemas operativos y de seguridad de la central, dijo Energoatom en Telegram.

--Con la colaboración de Kateryna Choursina

Lea más en Bloomberg.com