Microsoft incorpora GPT-4 de OpenAI a Outlook, PowerPoint y Word

La tecnología debutará en los próximos meses y Microsoft ya la está probando con 20 empresas

El logotipo de OpenAI en una computadora portátil en Pekín, China, el viernes 24 de febrero de 2023.
Por Dina Bass y Emily Chang
16 de marzo, 2023 | 04:30 PM

Bloomberg — La apuesta de Microsoft Corp. (MSFT) por actualizar toda su gama de productos con la tecnología de OpenAI se ha extendido a uno de los productos más antiguos y conocidos de la compañía: sus aplicaciones de Office.

Las aplicaciones, que incluyen Excel, PowerPoint, Outlook y Word, comenzarán a utilizar la nueva plataforma de inteligencia artificial GPT-4 de OpenAI, según informó Microsoft el jueves. Los asistentes de inteligencia artificial, llamados Copilots, podrán generar documentos completos, correos electrónicos y presentaciones de diapositivas a partir de los conocimientos que el software haya adquirido escaneando archivos corporativos y escuchando conferencias telefónicas. La tecnología debutará en los próximos meses y Microsoft ya la está probando con 20 empresas, entre ellas ocho de la lista Fortune 500 que no ha querido nombrar.

VER +
OpenAI, creador de ChatGPT, presenta su nuevo sistema de IA GPT-4

“Este es nuestro próximo gran paso: incorporarlo a las herramientas que todo el mundo utiliza a diario en su trabajo”, declaró en una entrevista Satya Nadella, CEO de Microsoft. La nueva tecnología ayudará a la gente a crear “grandes contenidos, grandes documentos, grandes PowerPoints, arte”, dijo, así como a realizar sofisticados análisis mediante consultas en lenguaje natural.

Microsoft está integrando la tecnología de ChatGPT en sus aplicaciones de Office. Fotógrafo: Gabby Jones/Bloomberg

La medida forma parte de una estampida de empresas que añaden funciones de chatbot de IA a su tecnología. OpenAI, respaldada por Microsoft, ha alimentado gran parte del frenesí con su herramienta ChatGPT, que se ha hecho viral en los últimos meses y ha demostrado el poder -y los peligros potenciales- de la tecnología de chatbot. La empresa acaba de presentar GPT-4, la última versión del software subyacente, a principios de esta semana.

PUBLICIDAD

Microsoft ya lleva varias semanas utilizando el sistema en su vista previa de la búsqueda en Bing. Tras varios informes de que el chatbot incluido estaba generando conversaciones que algunos encontraban extrañas o beligerantes, la empresa empezó a restringir sus respuestas.

Microsoft, que está invirtiendo más de US$10.000 millones en OpenAI, también ha lanzado el software Copilot para aplicaciones de ventas y atención al cliente, así como un producto de su unidad GitHub para escribir código de programación. Y su mayor rival en software de oficina, Google, de Alphabet Inc, anunció sus propios planes esta semana para utilizar herramientas de IA para cosas como crear presentaciones, tomar notas durante reuniones y redactar correos electrónicos.

VER +
Cuáles son las impresiones iniciales del chatbot con IA en el buscador Bing

LinkedIn, propiedad de Microsoft, dijo el miércoles que utilizará la tecnología lingüística de OpenAI para ayudar a los usuarios a crear un perfil más atractivo en la red de contactos profesionales.

PUBLICIDAD

Por supuesto, Microsoft tiene un largo historial en el desarrollo de asistentes para el trabajo de oficina, y no siempre le ha ido bien. Una herramienta conocida como “Clippy” fue motivo de burla en los años 90 y principios de los 00, y muchos usuarios la desactivaron. La empresa ha probado muchos enfoques diferentes desde entonces.

La ventaja de la nueva tecnología es su capacidad para gestionar peticiones en lenguaje natural, dijo Nadella. El software incluye una aplicación llamada Business Chat que actúa como una combinación de chatbot y asistente personal para los trabajadores de oficina. Mediante consultas en inglés sencillo, se le puede pedir que resuma una reunión reciente, que busque los próximos hitos de un proyecto, que enumere los riesgos de una estrategia planificada y sugiera cómo mitigarlos.

A continuación, el chatbot puede convertir ese plan de riesgos y mitigación en un correo electrónico y crear una presentación de diapositivas para presentar el plan. El software también tiene funciones de diseño, de modo que el trabajador puede pedir diapositivas más ligeras o divertidas y él hará los cambios. Dentro de Word, la tecnología puede sugerir al trabajador formas de reescribir los documentos para mejorarlos.

La empresa hizo una demostración de la tecnología en un evento retransmitido por Internet, y algunos clientes tendrán acceso a Business Chat el jueves dentro del software de conferencias Teams de Microsoft.

La propia presentación se generó utilizando herramientas de IA. Microsoft pidió ideas al asistente sobre cómo diseñar su propio evento de lanzamiento y qué tipo de demostraciones mostrar. El plan era lo suficientemente bueno como para que el equipo utilizara alrededor del 60% del material, según Jared Spataro, vicepresidente de Microsoft que supervisa su unidad de Modern Work and Business Applications.

La tecnología también proporciona transparencia sobre dónde encontró la información que utiliza, dijo Microsoft. Cuando el bot crea un plan o un correo electrónico, incluye enlaces a los archivos pertinentes para que los trabajadores puedan ver más claramente cómo Copilot ha llegado a sus conclusiones. Una de las críticas a los chatbots de IA es que ofrecen información que no puede verificarse fácilmente.

Otra ventaja clave es la capacidad del asistente para reunir datos que actualmente se encuentran en diferentes silos, dijo Nadella.

PUBLICIDAD

“Puedo decir: ‘Voy a reunirme con este cliente. ¿Puedes decirme la última vez que me reuní con él? ¿Puedes traerme todos los documentos que están escritos sobre este cliente y resumirlos?”, dijo.

Pero el nuevo asistente de Office, como otros de su clase, comete errores.

“Hace muchas cosas increíbles y acierta en muchas cosas, pero no lo hace todo bien”, dijo Jon Friedman, vicepresidente de Microsoft que supervisó el diseño del asistente. Por eso es fundamental que el ser humano controle el proceso y el uso de los contenidos”.

El software está diseñado para recordar a los usuarios que comprueben el trabajo de la IA, explicó Friedman. Si un trabajador comparte un archivo generado por un bot sin editarlo ni alterarlo, el software deja claro a los demás usuarios que su autor es un Copilot.

PUBLICIDAD

“Al igual que cuando alguien me envía un borrador, yo lo reviso”, dijo Nadella. “Simplemente no acepto el borrador”.

Lea más en Bloomberg.com