Economistas ya no esperan que los tipos del BCE alcancen 4% tras las turbulencias

Los fundamentos del sector bancario de la zona euro son sólidos en general pero existe el riesgo de que las tensiones en los mercados financieros sigan escalando

La sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania, el lunes 23 de mayo de 2022. Aunque los responsables de la política monetaria del BCE se han unido cada vez más en torno a la perspectiva de una primera subida en su reunión del 21 de julio en las últimas semanas, apenas han mencionado la posibilidad de un movimiento más agresivo de medio punto como el de la Reserva Federal de Estados Unidos este mes.
Por Jana Randow
18 de marzo, 2023 | 12:07 PM
Últimas cotizaciones

Actualidad — De acuerdo con las previsiones de los economistas, el BCE (Banco Central Europeo) detendrá el alza de los tipos de interés antes de que alcancen el 4%, una hipótesis que los inversionistas preveían y tenían en cuenta hasta hace apenas siete días.

El nuevo planteamiento surge tras la quiebra del SVB en Estados Unidos y las turbulencias del Credit Suisse Group AG, que desestabilizaron los mercados y agitaron el temor a una nueva crisis financiera. El Banco Central Europeo anunció este jueves una nueva subida de medio punto porcentual de los tipos de interés, si bien no se refirió a la trayectoria que seguirá su política monetaria de cara al futuro.

En la actualidad, entidades bancarias como Goldman Sachs (GS) y Barclays (BCS) prevén únicamente dos subidas más de 25 puntos básicos cada una, lo que situaría el tipo de interés de los depósitos en el 3,5%. Por su parte, Morgan Stanley (MS) y ABN Amro prevén un tipo terminal algo más elevado, del 3,75%.

BCEdfd

He aquí un recuento de lo que prevén ahora las entidades bancarias:

PUBLICIDAD

Goldman Sachs

“Consideramos que es previsible que se produzcan nuevas subidas de tipos a pesar de la inestabilidad de los mercados financieros, ya que (1) todavía parece limitado el riesgo de contagio agudo del sector de la banca, (2) probablemente la inflación de base continuará siendo intensa durante los meses venideros, y (3) su presidenta Christine Lagarde destacó que el Banco Central Europeo dispone de instrumentos distintos para afrontar la elevada inflación y las inquietudes en materia de estabilidad financiera. Sin embargo, ahora anticipamos un alza de un cuarto de punto porcentual para mayo, en lugar del medio punto porcentual de antes, y de un cuarto de punto porcentual en junio, sin variaciones, para un tipo de interés final del 3,5%, en lugar del 3,75%”.

VER +
Guindos, de BCE, dijo a ministros que algunos bancos podrían ser vulnerables

Morgan Stanley

“Suponiendo que se resuelvan por completo los eventos actuales y que la turbulencia del mercado retroceda, esperaríamos que el BCE continúe subiendo en las próximas reuniones. Sin embargo, en línea con un enfoque más gradual del BCE en comparación con nuestra recomendación anterior, ahora esperamos que el BCE entregue un aumento de la tasa de 25 puntos básicos en mayo, en lugar de los 50 puntos básicos, como se anticipó anteriormente. Mantenemos nuestro llamado de que el BCE continuará endureciendo la política monetaria en junio y julio en incrementos de 25 puntos básicos en cada reunión. Anticipamos que detendrá su ciclo de alzas en septiembre, cuando creemos que las proyecciones del BCE mostrarán que la inflación convergerá al objetivo mucho antes del final de su horizonte de pronóstico”.

Barclays

“La ausencia de orientación a futuro y la comunicación de la presidenta durante la conferencia de prensa transmitieron una sensación de cautela, dada la elevada incertidumbre sobre el futuro. Por supuesto, la inflación es muy alta, lo que requiere nuevas subidas de tipos, pero la evolución de los mercados financieros es tan fluida que el Consejo de Gobierno consideró prematuro cualquier compromiso. Como tal, la postura futura de la política monetaria es muy incierta”.

PUBLICIDAD

Nordea

“Seguimos pensando que el BCE ofrecerá varias subidas de tipos más en las próximas reuniones. Tales expectativas están naturalmente sujetas a que las preocupaciones bancarias recientes no se conviertan en turbulencias más grandes y más duraderas y el desarrollo de, especialmente, los datos de inflación”.

ING

“Con cualquier aumento adicional de tasas, aumenta el riesgo de que algo se rompa. Por lo tanto, las decisiones de hoy podrían marcar el comienzo de la fase final del ciclo de ajuste del BCE: una desaceleración en el ritmo, el tamaño y el número de nuevas subidas de tipos”.

ABN Amro

“Los riesgos ahora están sesgados hacia un pico más bajo por dos razones. Esperamos que el crecimiento económico resulte más débil de lo que espera el BCE, ya que el impacto del endurecimiento monetario reduce la demanda con más fuerza que en las proyecciones del banco central. Sin embargo, existe incertidumbre sobre la rapidez con la que eso se manifiesta de manera convincente en los datos macro. Mientras tanto, aunque estamos de acuerdo con el BCE en que los fundamentos del sector bancario de la eurozona son sólidos en general, existe el riesgo de que las tensiones en los mercados financieros sigan escalando hasta el punto de que las condiciones financieras se endurezcan más”.

Deutsche Bank

“Incluso si las condiciones del mercado se normalizan rápidamente, este episodio de tensión en los mercados financieros y bancarios pone de manifiesto los riesgos de un endurecimiento excesivo. Como tal, el obstáculo en los datos para justificar la desaceleración del ritmo de las alzas probablemente sea menor de lo que pensábamos anteriormente”.

Commerzbank

“El BCE no ha dejado que las turbulencias del mercado lo disuadan de realizar la subida de tipos de 50 puntos básicos que anunció en febrero. Esta inversión en su credibilidad es necesaria porque los riesgos de inflación siguen siendo pronunciados. En contraste con el mercado, esperamos que el BCE aumente aún más su tasa de depósito hasta el 3,5% en los próximos meses”.

VER +
Los mercados del “busca y destruye” presionan a los bancos centrales mundiales

Rabobank

“La presidenta Lagarde dejó en claro que la lucha contra la inflación no ha terminado. No obstante, los mercados actualmente solo están valorando de mala gana tasas de política más altas nuevamente. Esta respuesta silenciosa fue quizás lo mejor que el BCE podía esperar en este momento. Cuando la calma vuelve a los mercados, el Consejo puede ajustar gradualmente las expectativas políticas. Mantenemos nuestra convocatoria de dos alzas más de 25 puntos básicos”.

Generali

“Si bien reconocemos las enormes incertidumbres relacionadas con el estrés bancario y su impacto en el crecimiento y la inflación, ahora esperamos que el BCE reduzca el ritmo de aumento de las tasas a dos movimientos adicionales de 25 puntos básicos y alcance un máximo del 3,5% en junio. Los riesgos se inclinan hacia un menor endurecimiento y se relacionan principalmente con la fortaleza y persistencia de los problemas del mercado financiero”.

PUBLICIDAD

TD Securities

“El BCE está tratando de trazar líneas claras entre su lucha contra la inflación y su trabajo de mantener la estabilidad financiera. Este es un tema del que probablemente se hagan eco otros bancos centrales. Es raro que surjan turbulencias financieras en un entorno de inflación tan alta y, si bien las condiciones financieras más estrictas llegan en un momento conveniente para los bancos centrales que luchan contra la inflación, es poco probable que crean que las condiciones financieras más estrictas por sí solas serán suficientes para que la inflación regrese a la meta.. Por lo tanto, es probable que las tasas sigan subiendo”.

Bank J Safra Sarasin

“El BCE no dejó dudas de que combatir las presiones inflacionarias es su principal objetivo. Desafortunadamente, no se puede decir cuál hubiera sido la decisión sin el compromiso previo del BCE de subir 50 puntos básicos esta vez. Teóricamente, una subida de tipos más pequeña podría haber sido suficiente dado el endurecimiento de las condiciones financieras que se produjo como resultado de las actuales turbulencias del mercado”.

Lea más en Bloomberg.com