Auge del consumo en China tras crisis por restricciones Covid aún no sucede

Los habitantes de la 2ª economía mundial ya no derrochan como solían: las medidas extremas ante la pandemia, y las inestabilidades financieras que las rodean, ensombrecen la situación

China
Por Jinshan Hong y Karen Leigh
26 de marzo, 2023 | 09:05 AM

Bloomberg — Tras años de cierres y prohibiciones por la pandemia, China está de vuelta, pero ¿lo están sus millones de compradores?

Saber esta respuesta determinará el futuro de las compañías, las previsiones de inflación mundial y si se produce o no una recesión global.

Los ciudadanos chinos están emergiendo de una oleada generalizada de Covid provocada por el rápido desbaratamiento de la estrategia Cero Covid a mediados de diciembre. Las personas están organizando viajes, saliendo a cenar y volviendo a los grandes centros comerciales.

Sin embargo, los habitantes de la 2ª economía mundial ya no derrochan como solían, pues las medidas extremas tomadas ante la pandemia, y las inestabilidades financieras que las rodean, ensombrecen la situación.

PUBLICIDAD

¿Qué tan “abierta” está China , realmente?

Tres meses después, tomamos el pulso del terreno:

1. Gastronomía y Entretenimiento

Los consumidores chinos se están aventurando nuevamente a las calles después de tres años de restricciones impredecibles que confinaron a muchos en sus hogares.

PUBLICIDAD

Eso se ve en parte en el aumento de las comidas fuera de casa. El gasto en alimentos y bebidas en los restaurantes está volviendo hacia los niveles previos a la pandemia, pero aún no los ha superado.

Chinadfd

Se estima que Haidilao, una de las cadenas de restaurantes de hot pot (caldos calientes) más grandes de China, registró ventas diarias durante el período crucial de vacaciones del Año Nuevo Lunar en enero por encima de las del año pasado, cuando las restricciones de Covid-19 impidieron que muchas personas se reunieran con sus familias.

Chinadfd

Sin embargo, las ventas en los restaurantes que sirven el caldo, una popular actividad gastronómica comunitaria, quedaron muy rezagadas con respecto a 2021, cuando el país estaba efectivamente en una burbuja con las fronteras de China cerradas para evitar la entrada del virus.

El miedo al Covid-19 entre los consumidores chinos se está “disipando”, dijo Catherine Lim, analista senior de consumo y tecnología de Bloomberg Intelligence. Pero la preocupación por las perspectivas de la economía “ahora los está impulsando a ejercer mayor cautela en el gasto discrecional”, dijo.

Chindfd

El receso de Año Nuevo proporcionó un estallido de consumo en muchos sectores, pero ese impulso se desvaneció en medio de preocupaciones persistentes sobre el Covid-19, el aumento de los casos de gripe y la ansiedad sobre hacia dónde se dirige la economía después de los cierres.

Eso se vio claro en la taquilla. Los chinos acudieron en masa a las salas de cine durante las vacaciones de siete días, y la venta de entradas alcanzó los 6.800 millones de yuanes (US$990 millones), un 15% más que en el mismo período de 2019.

Pero cuando se analiza durante un período más largo, la taquilla de China aún está por detrás de los tiempos anteriores a la pandemia. Las ventas en las primeras 10 semanas de 2023 aumentaron casi un 13% con respecto al año pasado, a más de 14.000 millones de yuanes (US$2.038 millones), pero cayeron un 12 % con respecto a 2019.

PUBLICIDAD
VER +
Economía china se recupera gracias al aumento del gasto tras el fin de normas Covid
Chinadfd

2. Compras

Dependientes de sus teléfonos para comprar de todo, desde comida hasta ropa durante los largos confinamientos por el Covid-19, los compradores chinos están saliendo a la calle una vez más. Pero algunos hábitos de gasto han cambiado, potencialmente, para siempre.

Ya sea como consecuencia de la pandemia o como reflejo de una tendencia más permanente, los consumidores están gastando más en viajes y compras en la esfera del bienestar, desde equipos de gimnasia hasta membresías en clubes deportivos y actividades como la meditación.

Eso podría ocurrir a expensas de cosas como la moda de alta gama y los bolsos caros. China era la mayor fuente de compradores de lujo del mundo antes de la pandemia, por lo que empresas como LVMH y el propietario de Cartier, Richemont, seguirán de cerca el rumbo de esta tendencia.

También hay una divergencia entre generaciones.

PUBLICIDAD
Chinadfd

Post-Covid-19, los millennials, los nacidos entre 1981 y 1996, están planeando un mayor aumento en el gasto en salud y deportes, según datos recopilados por la consultora internacional Oliver Wyman.

Mientras tanto, los baby boomers, la primera generación en China en abrazar realmente las marcas occidentales, son los que tienen menos probabilidades de planear gastar a medida que la pandemia retrocede, y su gasto en moda de lujo será el que más caiga este año, mostró la encuesta de Oliver Wyman.

PUBLICIDAD
Chinadfd

“Los precios de los bienes de consumo de rápido movimiento no han comenzado a aumentar, lo que indica que los consumidores aún son cautelosos con sus gastos”, dijo Jason Yu, director gerente de Kantar Worldpanel Greater China, que está rastreando el comportamiento de gasto de 40,000 familias en todo el país. “Definitivamente, hay una recuperación notable, pero aún no está a gran escala”.

Y el consumo chino está regresando más lentamente que en otros lugares después de que reabrieron.

El Reino Unido, por ejemplo, había levantado casi todas sus restricciones pandémicas en julio de 2021. Para la semana que finalizó el 25 de septiembre, la afluencia minorista general fue del 85% de lo que fue en la semana equivalente de 2019, según la oficina de estadísticas del país.

PUBLICIDAD

“El mayor obstáculo para la recuperación de China es que la confianza del consumidor aún no se ha recuperado”, dijo Larry Hu, jefe de economía de China en Macquarie Group.

Con China, reacia a dar efectivo a los consumidores para estimular la recuperación como en otras partes del mundo, un repunte más sostenible en la confianza y el gasto depende de una creación de empleo más fuerte. Sin embargo, el mercado laboral sigue siendo débil, y los últimos datos muestran un aumento en la tasa de desempleo al 5,6% en febrero. La tasa de desempleo entre los jóvenes fue mucho peor, saltando a un máximo de seis meses del 18,1%.

3. Artículos caros

La reapertura de China está impulsando lentamente a las personas a volver a los bienes raíces. Las ventas de departamentos aumentaron un 3,5% en enero-febrero de este año, luego de caer un 22% en los dos primeros meses de 2022.

Un motor clave de la economía de China durante más de una década, el sector ha sido golpeado durante el último año, con residencias sin terminar vacías en todo el país. El colapso fue alimentado en parte por las restricciones de Covid-19, y luego por el aumento de casos que acompañó a la reapertura. Las ventas de viviendas cayeron un 27% en diciembre de 2022 con respecto al año anterior, lo que requirió el apoyo del gobierno a principios de año.

PUBLICIDAD
VER +
El cauteloso objetivo de crecimiento de China ayuda poco a la economía mundial
Chinadfd

Sin embargo, cuando se trata de otra gran compra, los consumidores chinos dudan más.

Las ventas de automóviles cayeron un 9,4% en los primeros dos meses de 2023 en términos interanuales. Un mercado inundado (solo China tiene más de 200 fabricantes de autos eléctricos) ha afectado la demanda, y los distribuidores recurrieron a reducir los precios y ofrecer incentivos en efectivo para atraer a los compradores.

Las ventas de automóviles experimentaron la mayor caída en los primeros dos meses del año de todas las categorías minoristas rastreadas por la oficina de estadísticas de China.

Chinadfd

4. Viajes internacionales

China era la fuente de turistas de más rápido crecimiento en el mundo antes de la pandemia, y los lugares de vacaciones desde Tailandia hasta Italia han sentido su ausencia en los últimos tres años.

Los aeropuertos del país están ocupados nuevamente, y las fronteras comenzaron a reabrirse el 8 de enero. Pero si bien el volumen de vuelos internacionales es más alto que en el punto álgido de las restricciones de Covid-19 el año pasado, todavía era solo el 22% de los niveles previos a la pandemia a partir de 16 de marzo, según el rastreador de datos de tráfico aéreo VariFlight.

Chinadfd

Muchas rutas en el extranjero no se han reanudado a pesar de la eliminación de los controles fronterizos, y los vuelos entre China y EE.UU. siguen limitados a solo 12 por semana, un legado de los bordillos de la era Covid-19 que vieron los viajes internacionales casi paralizados. Ambos países deben aprobar el levantamiento del tope, y hay poca visibilidad sobre si se incrementará en el corto plazo.

Algunos países todavía requieren pruebas de Covid-19 negativas de los viajeros chinos.

Pekíndfd

El ritmo de recuperación está afectando a algunos operadores. Spring Airlines, la aerolínea económica más grande de China, dijo este mes que la demanda de viajes fuera del país sigue siendo débil, lo que inhibe su recuperación de la pandemia. La capacidad internacional de la aerolínea es solo el 20% de los niveles anteriores a Covid-19. United Airlines también ha retrasado los planes para agregar vuelos adicionales entre EE.UU. y China hasta al menos octubre.

El repunte de los viajes aéreos no solo se está retrasando debido a los vuelos limitados. La gente necesita tiempo para reservar viajes al extranjero, ya que muchos países requieren que los ciudadanos chinos tengan visas, dijo Agnes Xu, cofundadora y jefa de investigación del proveedor de datos alternativos Sandalwood Advisors.

Tres meses después de su abrupto abandono de las restricciones de Covid-19, China está reabriendo, pero con más cautela que otros lugares, especialmente aquellos que impusieron menos restricciones, resume Hu en Macquarie.

“En comparación con EE.UU., la recuperación posterior a la Covid-19 en China es más lenta”, dijo. “Estados Unidos tuvo un gasto de venganza que China no tiene. La confianza del consumidor en la fase de reapertura de los EE.UU. fue mucho mayor y el gobierno otorgó muchos subsidios. China no tiene ninguno”.

“La recuperación de China apenas comienza”.

Con la asistenciad de James Mayger, Daniela Wei, Danny Lee y Tom Hancock.

Lea más en Bloomberg.com