Fundador de TikTok ve caída de US$13.000 millones en patrimonio con app presionada

Los fundadores de ByteDance tienen en torno al 20% de la compañía, un porcentaje muy por debajo de las previsiones de años anteriores

The logo for ByteDance Ltd.'s TikTok app is arranged for a photograph on a smartphone in Hong Kong. Photographer: Lam Yik/Bloomberg
Por Venus Feng - Zheping Huang
30 de marzo, 2023 | 04:20 PM

Bloomberg — La comparecencia del CEO de TikTok, Shou Chew, ante el Congreso la última semana no ha contribuido a mitigar los temores estadounidenses en torno a la seguridad de la empresa de redes sociales.

VER +
Agencia de Seguridad de EE.UU. advierte que TikTok es el “caballo de Troya” de China

No obstante, sí que ha esclarecido un poco más sobre la fortuna de uno de los hombres más ricos del planeta: Zhang Yiming, de 39 años de edad y cofundador de ByteDance Ltd., la empresa madre china de TikTok.

En su comparecencia, Chew explicó que los fundadores de ByteDance tienen en torno al 20% de la compañía, un porcentaje muy por debajo de las previsiones de años anteriores. Esto podría situar el patrimonio de Zhang en US$42.300 millones basándose en el valor de la compañía, de US$220.000 millones, procedente de transacciones privadas divulgadas a principios de marzo, conforme al Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Este cálculo supone un descenso de unos US$13.000 millones en relación con el pasado mes de septiembre, cuando la más grande startup mundial emprendió una recompra de sus acciones que la situó en torno a los US$300.000 millones. Dos años atrás, Zhang pudo haber tenido un patrimonio de más de US$60.000 millones, lo que lo situaría entre las personalidades asiáticas con mayor riqueza, con inversionistas deseosos de comprar una parte a una valoración de aproximadamente US$400.000 millones.

PUBLICIDAD
El fundador de ByteDancedfd

ByteDance, con sede en Pekín, ha tenido que lidiar con problemas más allá de las tasas de interés más altas y la inflación, que han afectado a las empresas de tecnología.

Su plataforma TikTok, donde los adolescentes publican videos de baile y canto y las pequeñas empresas promocionan sus productos, ha acumulado más de 150 millones de usuarios en EE.UU., lo que ha suscitado preocupación por el acceso de China a los datos que recopila y la amenaza de una prohibición si no se escinde de su matriz.

VER +
Cinco momentos clave de la comparecencia del CEO de TikTok en el Congreso de EE.UU.

Audiencia hostil

La semana pasada, Chew asistió a una audiencia hostil de cuatro horas y media en el Congreso en la que trató de proteger a la empresa.

PUBLICIDAD

“TikTok está atrapado en este tira y afloja geopolítico entre EE.UU. y China a medida que el reloj avanza hacia una prohibición y venta forzada en EE.UU.”, dijo Dan Ives, analista de Wedbush Securities en Nueva York. “El temor es que los consumidores estadounidenses comiencen a cansarse del problema de los datos de China, que ha afectado el valor percibido de TikTok. Todo esto es un juego de póquer de alto riesgo”.

Shou Chewdfd

El índice de riqueza de Bloomberg modificó la estimación del patrimonio neto de Zhang para reflejar la propiedad declarada y la caída en la valoración de ByteDance.

La mayor parte de la participación del 20% de los fundadores pertenece a Zhang, mientras que el cofundador Liang Rubo tiene alrededor del 1%, según una persona familiarizada con el asunto. Eso le daría a Liang un patrimonio neto de US$2.100 millones.

Los inversores institucionales poseen el 60% de ByteDance y los empleados poseen el 20% restante, según el testimonio de Chew.

Los representantes de ByteDance no respondieron a una solicitud de comentarios para esta historia.

Más poder

Si bien Zhang ya no administra las operaciones diarias de ByteDance, las acciones de los fundadores tienen derechos de voto ponderados, una práctica común en la industria, dijo Chew. Eso probablemente les da más poder para impulsar las decisiones.

Zhang renunció como CEO de ByteDance en mayo de 2021 y renunció a su directorio el mismo año, dejando ambos puestos a Liang, de 40 años, su compañero de cuarto en la universidad.

PUBLICIDAD

Fundado en un apartamento de cuatro habitaciones hace una década, la valoración de ByteDance ha aumentado al menos 11 veces desde entonces. TikTok, junto con su aplicación gemela china Douyin, es la joya de la corona de la compañía y ha inspirado a empresas emergentes locales como los minoristas Shein Group y Temu de PDD Holdings Inc. a labrarse un lugar en el campo de internet móvil de Estados Unidos, que sigue creciendo rápidamente.

VER +
EE.UU. exige a dueños chinos de TikTok que vendan participación o enfrenten prohibición

Pero las crecientes preocupaciones de Estados Unidos sobre la influencia de China han afectado a ByteDance.

Si bien Chew enfatizó que TikTok ha comprometido US$1.500 millones para fortalecer los controles sobre la seguridad de los datos de sus usuarios, el liderazgo de la empresa está considerando separarse de su matriz china, aunque ese sería el último recurso, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Bloomberg Intelligence estima que el negocio de EE.UU. podría tener un valor de US$40.000 millones a US$50.000 millones solo.

Cualquier venta o escisión de TikTok equivaldría a una exportación de tecnología y requeriría aprobaciones administrativas de China, dijo a los periodistas una portavoz del Ministerio de Comercio de la nación antes del testimonio de la semana pasada.

PUBLICIDAD

Es poco probable que ByteDance renuncie fácilmente a su brazo estadounidense, dado que su algoritmo es la base de su lucrativo negocio y TikTok probablemente tenga una base de código compartida con las otras aplicaciones del grupo, según los analistas de BI Mandeep Singh y Damian Reimertz.

Eso significa que ByteDance, y Zhang, pueden tener tiempos más difíciles por delante.

PUBLICIDAD

“En medio de un mayor escrutinio en torno a la captura de datos, incluso dentro de su propia aplicación, TikTok puede seguir teniendo una desventaja de producto frente a sus plataformas rivales de redes sociales en los EE.UU.”, escribieron Singh y Reimertz en una nota el miércoles.

Con la asistencia de Pei Yi Mak.

Lea más en Bloomberg.com