Generales israelíes advierten que sus enemigos están oliendo sangre

Numerosos expertos en seguridad dicen que Netanyahu es responsable del aumento de la violencia por su intento de reforma judicial

En contra del gobierno de Netanyahu
Por Amy Teibel - Ethan Bronner
11 de abril, 2023 | 07:31 AM

Bloomberg — En medio de una semana festiva de Pesaj (Pascua Judía) con numerosos episodios de violencia, que incluyó ataques con cohetes, ataques con aviones no tripulados y tiroteos desde automóviles, la sociedad israelí, profundamente dividida, se ha puesto de acuerdo en algo: sus enemigos están viendo la oportunidad de atacar.

VER +
Un nuevo frente se abre para Israel con infrecuente ataque desde Siria

Numerosos expertos en seguridad, incluidos algunos que han trabajado bajo las órdenes del actual primer ministro Benjamin Netanyahu en el pasado, dicen que él es el responsable del aumento de la violencia. En concreto, ponen el foco en su búsqueda de reformar el del poder judicial, lo que ha provocado protestas masivas y amenazas de reservistas de élite de reconsiderar su servicio voluntario. La propuesta pretende limitar el poder de los tribunales, lo que la indignación de la opinión pública y más de tres meses de protestas constantes.

El general de división retirado Amos Gilad, que fue jefe de la oficina de asuntos político-militares del Ministerio de Defensa durante más de 12 años, escribió que los enemigos de Israel “se frotan los ojos con incredulidad” y se preguntan si Israel ha “decidido morir por suicidio”. Estos comentarios se produjeron tras los constantes ataques aéreos entre Israel y grupos militantes en Siria, Líbano y los territorios palestinos, que han intensificado una guerra en la sombra entre Israel y su archienemigo Irán. Irán ha establecido una presencia militar y de seguridad en Siria para defender al presidente Bashar Al-Assad y apoya a grupos que se oponen a la existencia de Israel.

“Aunque Israel se encuentra en la cúspide de su poder militar, diplomático, económico y estratégico, la percepción de su poder ha disminuido desde que el gobierno anunció el cambio de régimen”, dijo Gilad, utilizando un término despectivo empleado por quienes consideran el plan judicial una toma de poder.

PUBLICIDAD
VER +
Guerra en la sombra de Israel con Irán se recrudece en un momento de gran división

El general Eliezer Shkedi, que dirigió las fuerzas aéreas durante cuatro años, calificó la fractura de la sociedad israelí de “más peligrosa para nosotros que cualquier amenaza externa”, e instó a detener la legislación judicial. “Nunca, ni siquiera en las situaciones más graves, he sentido que nuestra existencia estuviera amenazada como ahora”, declaró al diario Yediot Ahronot.

El lunes por la noche, Netanyahu contraatacó diciendo que la culpa era del gobierno anterior y que él venía al rescate.

“Nuestro país está sufriendo un ataque terrorista”, dijo en una rueda de prensa. Pero “no ha empezado ahora”.

PUBLICIDAD
Benjamin Netanyahudfd

Invitando al fuego

Netanyahu acusó al líder de la oposición, Yair Lapid, de invitar al fuego enemigo al advertir del colapso nacional debido a la revisión judicial.

“Nuestros enemigos ven esto, oyen esto”, dijo. “Creen que pueden con nosotros, con el terror combinado de Líbano, Siria y Gaza. Pero ahora es nuestra guardia, es nuestra responsabilidad. Es mi responsabilidad”.

Netanyahu dijo que el país empezaría a notar pronto una mejoría. También restituyó oficialmente al ministro de Defensa, Yoav Gallant, dos semanas después de despedirlo por instar a una pausa en la legislación judicial.

Netanyahu sostiene que el sistema judicial debe renovarse porque el poder judicial se ha hecho demasiado poderoso. Detuvo la legislación para que las partes puedan negociar un compromiso. La mayoría se muestra escéptica sobre el éxito de las conversaciones, y Netanyahu repitió anoche que se aprobará una versión de la reforma.

Yair Lapiddfd

La propuesta de reforma ha provocado una fuerte oposición, con objeciones procedentes del presidente Isaac Herzog, economistas galardonados con el Nobel, banqueros centrales israelíes actuales y anteriores y la poderosa industria tecnológica. La semana pasada, el Gobernador del Banco de Israel, Amir Yaron, advirtió de que, en el peor de los casos, el plan podría reducir el crecimiento económico hasta un 2,8% anual durante tres años.

Los reservistas, incluidos pilotos y miembros de unidades de élite de inteligencia y combate, afirman que el plan socavaría la democracia israelí, debilitaría el poder judicial y los expondría a acusaciones internacionales por crímenes de guerra. Algunos amenazaron con saltarse el entrenamiento o el servicio, aunque no hubo informes de negativas durante el último estallido de violencia.

VER +
Plan Judicial de Israel está en problemas a medida que aumenta presión sobre Netanyahu

“Nuestros enemigos quizá vean una oportunidad en lo que está ocurriendo dentro de Israel, pero comprenden perfectamente que la capacidad de Israel no es algo que puedan tomar a la ligera”, declaró el portavoz jefe del ejército, el contralmirante Daniel Hagari.

PUBLICIDAD

Las fuerzas israelíes atacaron tanto en Gaza como en Líbano simultáneamente, dijo, y muchos de los pilotos implicados eran reservistas, prueba de que están dispuestos a dar un paso al frente independientemente de las divisiones políticas.

El teniente coronel Elad Cinamon, al mando del batallón de defensa antiaérea que opera el sistema anticohetes Cúpula de Hierro en el sur de Israel, dijo en una entrevista que ninguno de sus efectivos faltó al entrenamiento, y que cuando se convocó a los soldados tras los recientes ataques con cohetes, algunos que no habían sido llamados se presentaron.

Sin embargo, siguen sonando voces de alarma sobre la seguridad. El general de división retirado Tamir Hayman, ex comandante de campo y recientemente jefe de inteligencia militar, dijo en una entrevista con el sitio web Zman Yisrael que tras el despido de Gallant, perdió la fe en Netanyahu.

“No confío en el juicio en materia de seguridad del Primer Ministro Benjamin Netanyahu”, declaró Hayman, que ahora dirige un grupo de reflexión sobre asuntos de seguridad en Tel Aviv.

PUBLICIDAD

El daño que el plan ha infligido a la cohesión interna de Israel, a su economía y a sus lazos con Estados Unidos puede ser irreversible, añadió.

“Se me ocurren dos posibilidades: en primer lugar, Netanyahu ya no es racional, y entonces eso lo explica todo”, dijo. “En segundo lugar, Netanyahu tiene algo tan importante que avanzar que está dispuesto a tragarse todo, incluida la vergüenza política, la inestabilidad interna, la crisis económica y el deterioro de la situación de seguridad. Cuando miro la revolución judicial, no justifica los costos”.

Lea más en Bloomberg.com