Presidente de Bolivia culpó a la guerra por la caída de reservas en dólares

El mandatario brindó una entrevista televisiva en la que se refirió a la falta caída de tenencias en dólares del Banco Central y destacó que la balanza comercial es positiva

Fuente de la imagen: equipo de Comunicación del Presidente.
12 de abril, 2023 | 07:50 AM

El presidente de Bolivia, Luis Arce, brindó una entrevista televisiva a la red Cadena A en la que se refirió al tema que tiene en vilo al mundo financiero: la brutal caída de reservas internacionales en dólares que ha sufrido el Banco Central de Bolivia (BCB) en los últimos años.

“Todos los países han experimentado una merma en las reservas internacionales, todos los países, producto de la guerra entre Rusia y Ucrania”, afirmó. No obstante, resaltó que el Gobierno en 2021 puso en marcha medidas para contrarrestar posibles efectos negativos en las reservas, que están apenas por encima de los US$3.000 millones.

VER +
Bonos soberanos de Bolivia se hunden ante la caída de sus reservas de dólares

Arce sostuvo que “Bolivia no es una isla” y adujo que, la escasez de reservas se da en medio de “este problema de iliquidez (que) afecta a varias naciones”. Y resaltó que su Gobierno tiene una “respuesta tranquilizadora” en la política de industrialización con sustitución de importaciones.

Lo cierto es que, más allá de las palabras de Arce, Bolivia tenía US$15.500 millones en reservas en 2014 y desde allí los dólares se han ido esfumando, por una política errática en materia energética, que transformó al país en importador neto en 2022.

PUBLICIDAD
La brutal caída de reservas que viene sufriendo Boliviadfd

El “efecto tranquilizante”

“Aquí viene el elemento tranquilizante: Bolivia desde el año 2021 revirtió la tendencia negativa de la balanza comercial; pues claro, uno tendría que preocuparse con lo que estoy diciendo (dirían) ‘cada vez vamos a ir reduciendo las reservas internacionales, al final se van a acabar’, ‘no solo en Bolivia, sino en todos los países se van a acabar’. Lo cierto es que nosotros anticipamos este hecho ¿cómo lo hicimos? con la política de industrialización con sustitución de importaciones”, afirmó Arce.

“Toda esa política la hemos empezando a aplicar desde el año 2021 y la proyección que tenemos hacia fines del 2025 es que vamos a estar ahorrando al país, en divisas, cerca de US$3.000 millones, con todos esto que estamos haciendo”, afirmó.

Arce mencionó que el plan estratégico de industrialización con sustitución de importaciones apunta a “impulsar nuevas industrias de productos estratégicos orientadas a la sustitución de importaciones que permitan reducir la dependencia de la producción externa” y consecuentemente afectar las reservas.

Además, detalló que permitirá “incrementar volúmenes de producción de bienes de consumo importados y de insumos, bienes y servicios sustitutos de importación” y promover “políticas de transformación de materias primas e insumos para generar cadenas productivas de valor que permitan aumentar los volúmenes de producción nacional”.