5 cosas a tener en cuenta para la que será una fea temporada de resultados

Los analistas esperan que los beneficios del primer trimestre sean “feos”, con una caída del 8% en los beneficios de las empresas del S&P 500

Stocks prices displayed on an electronic stock board are photographed with a zoom effect in Thailand. Photographer: Dario Pignatelli/Bloomberg
Por Farah Elbahrawy
15 de abril, 2023 | 04:44 PM

Bloomberg — Mientras las empresas se preparan para comunicar la mayor caída de beneficios desde que comenzó la pandemia hace tres años, los alcistas ya miran más allá del descenso, apostando a que el crecimiento se reanudará y elevará las acciones a nuevos máximos.

Los analistas esperan que los beneficios del primer trimestre sean “feos”, con una caída del 8% en los beneficios de las empresas del S&P 500, pero también lo consideran el punto más bajo, según Gina Martin Adams y Wendy Soong, estrategas de Bloomberg Intelligence. Los inversores que han subido el S&P 500 un 8% este año cuentan con una recesión leve en el mejor de los casos y con el fin de las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal.

1. Estrés bancario

La quiebra de varios bancos regionales estadounidenses el mes pasado estará en el punto de mira de los inversores. Los gestores de fondos evaluarán la exposición de las empresas a estas entidades y sopesarán el impacto del endurecimiento de las condiciones crediticias en los beneficios.

Las ganancias de las empresas estadounidenses más pequeñas tienen más probabilidades de verse afectadas por la tensión en el sistema bancario que las empresas más grandes, dado que son más sensibles económicamente y tienen más exposición a los prestamistas regionales, escribieron estrategas de Goldman Sachs Group Inc. en una nota.

PUBLICIDAD

La firma de corretaje BGC Partners Inc. dijo que los ingresos se vieron “ligeramente afectados por la reciente agitación en los bancos regionales y ciertos bancos de inversión globales”, lo que se tradujo en menores volúmenes en las últimas semanas del trimestre.

2. Ventas frente a márgenes

Las empresas se ven obligadas a reducir los precios para atraer a los consumidores a gastar mientras la economía se ralentiza, y eso hace temer por los márgenes de beneficio. Tesla Inc. ha estado recortando los precios de los coches en todo el mundo, una estrategia que le ayudó a entregar un número récord de coches en los tres primeros meses del año, incluso cuando los analistas cuestionan el efecto sobre la rentabilidad.

Los descuentos también estuvieron presentes en el sector minorista. El margen bruto del primer trimestre de Levi Strauss & Co. no alcanzó las expectativas debido al aumento de las promociones. Y aunque las ventas de Nike Inc. superaron las expectativas, su rentabilidad no alcanzó las estimaciones debido a las rebajas y a los elevados costes de flete y materiales.

PUBLICIDAD

“Habrá más dolor en los beneficios porque los márgenes pueden caer aún más, ya que apenas están empezando a caer desde un máximo”, dijo Karim Chedid, estratega de inversión de BlackRock Inc. en Londres. “Los márgenes van a ser clave para calibrar lo rápido que retrocede la inflación desde el máximo y lo ajustado que sigue estando el mercado laboral a medida que superamos el pico de empleo. Eso será un gran determinante del entorno del mercado y de la valoración de los activos de riesgo.”

3. Gasto empresarial

Los inversores examinarán con lupa la forma en que las empresas decidan utilizar su liquidez. Los dividendos y las recompras podrían verse recompensados, pero las empresas podrían optar por la prudencia, sobre todo porque persiste la preocupación por el sector financiero.

Según los estrategas de Goldman, las tensiones bancarias ponen bajo presión las perspectivas de gasto de las empresas estadounidenses, aunque ya se estaban deteriorando antes de los acontecimientos de marzo. Las estimaciones de los analistas muestran una ralentización de las recompras, pero un crecimiento continuado del gasto de capital en todos los sectores del S&P 500 en 2023, según los datos del banco.

No obstante, hay algunos indicios de que la rentabilidad para los accionistas seguirá siendo sólida. En Europa, el Banco Central Europeo aprobó la recompra de acciones de UniCredit SpA por valor de 3.340 millones de euros (3.700 millones de dólares), señal de que los reguladores aún no se inclinan por frenar las políticas de retribución de los bancos debido a las turbulencias. En EE.UU., el consejo de FedEx Corp. aprobó un aumento del dividendo anual para el ejercicio fiscal 2024.

4. Recorte de costes

El sector tecnológico ha protagonizado una oleada masiva de despidos tras contratar agresivamente durante la pandemia. Se espera que las empresas demuestren en el primer trimestre cómo han merecido la pena sus medidas. Amazon Inc, Logitech International SA y Meta Platforms Inc. fueron algunas de las que recortaron puestos de trabajo.

El fenómeno también se ha extendido más allá de la tecnología. McDonald’s Corp., Walt Disney Co. y Walmart Inc. han recortado sus nóminas en medio del creciente riesgo de recesión y los elevados costes. Las empresas también han cerrado oficinas y se han replanteado sus estrategias para ahorrar dinero.

Las estimaciones de beneficios del S&P 500 para el próximo año han subido en el último mes, “lo que sugiere que los analistas esperan que el recorte de costes empiece a surtir efecto”, afirma Peter Garnry, responsable de estrategia de renta variable de Saxo Bank AS. “Eso deja margen para riesgos a la baja en caso de que las empresas decepcionen en sus perspectivas”.

PUBLICIDAD

5. Impulso de China

La reapertura de China ha sido desigual y está afectando a sectores diferentes. Las empresas químicas, mineras y energéticas están entre las que esperan un impulso. Saudi Basic Industries Corp, el mayor fabricante mundial de productos químicos, advirtió a finales de febrero que los márgenes seguirían siendo ajustados, ya que el mercado chino aún no se ha recuperado.

Es en el sector europeo del lujo donde los inversores tienen grandes expectativas y las empresas ya están cumpliendo. Prada SpA declaró que había tenido un Año Nuevo chino “excelente”, Richemont afirmó que el regreso del turismo chino está ayudando a impulsar el gasto en lujo y LVMH, así como las ventas de Hermes International, se dispararon en el primer trimestre gracias a la recuperación de los compradores chinos.

Dentro del sector, “yo esperaría fuertes ganancias, dado que el consumidor rico sigue haciéndolo muy bien y la reapertura de China”, dijo Paul de la Baume, estratega de mercado senior de FlowBank SA.

--Con ayuda de Sagarika Jaisinghani.

VER +
Janet Yellen: Lenta retracción del crédito podría hacer parte del trabajo de la Fed
VER +
Jefe del Banco Central de Perú desconfía en recortar tasas de interés “muy pronto”
VER +
Banco Mundial apoyará con US$950 millones a Argentina ante impacto de sequía