Cripto

Bitcoin supera los 30.000 dólares, ¿se avecina otro boom de las criptomonedas?

El prometedor repunte del Bitcoin no bastará por sí solo para reparar todos los daños de la caída llena de escándalos del año pasado

El Salvador sigue con pérdidas por sus compras de bitcoin
Por Michael Regan y Anna Irrera
15 de abril, 2023 | 01:35 PM

Bloomberg — El año pasado, cuando Bitcoin cayó de unos 30.000 dólares a menos de 20.000 en poco más de una semana, el cofundador de Three Arrows Capital, Su Zhu, describió la caída como el “clavo en el ataúd” de su fondo de cobertura.

Hoy en día, la mayor criptomoneda acaba de desandar el camino desde los 20.000 dólares hasta los 30.000 dólares en el último mes, pero el sector es una sombra de lo que era la última vez que el token cruzó ese hito. Esto se debe a que varios ataúdes más se cerraron a martillazos en la oleada de quiebras que siguió al colapso de Three Arrows: Voyager Digital, Celsius, FTX, Blockfi, Genesis Global y otras startups de altos vuelos.

VER +Un año de cárcel para quien robó 50.000 Bitcoin de Silk Road

Está claro que, aunque el ambiente ha mejorado en comparación con las vibraciones apocalípticas del año pasado, el prometedor repunte del Bitcoin no bastará por sí solo para reparar todos los daños de la caída llena de escándalos del año pasado.

“El sentimiento aquí no parece que las últimas semanas signifiquen que podemos pretender que los últimos 10 meses nunca sucedieron”, dijo Oliver Linch, director ejecutivo de la plataforma de comercio Bittrex Global, hablando al margen de una conferencia de cripto en París. “Pero ciertamente existe la sensación de que tal vez esto señala que se puede trazar una línea bajo esos escándalos y podemos volver a evaluar -y valorar- el cripto sin todo el ruido de los rumores y las irregularidades”.

PUBLICIDAD

Esas supuestas irregularidades han provocado un diluvio de escrutinio normativo y acciones coercitivas de alto nivel en Estados Unidos.

Entre las más destacadas: Sam Bankman-Fried, de FTX, está a la espera de juicio por cargos de fraude; Do Kwon, cofundador de la blockchain Terra, se enfrenta a un proceso judicial por su papel en el colapso de ese proyecto; Binance y su consejero delegado, Changpeng “CZ” Zhao, han sido demandados por la Commodity Futures Trading Commission por una serie de presuntas infracciones; y Coinbase Global Inc. ha recibido la notificación de que la Securities and Exchange Commission tiene la intención de demandar a la empresa. Binance y Coinbase han negado haber cometido infracción alguna; Bankman-Fried se ha declarado inocente.

Sam Bankman-Frieddfd

También está la reciente quiebra de los bancos Silvergate Capital Corp., Signature Bank y Silicon Valley Bank, amigos de las criptomonedas. Aunque a menudo se citan como un catalizador alcista para Bitcoin, ya que revivieron su historia de origen como una alternativa a los bancos poco fiables, la caída de estos prestamistas también cortó los vínculos clave con el sistema financiero de EE.UU., ayudando a hacer que el futuro una vez prometedor de la industria de las criptomonedas sea tan incierto como siempre.

PUBLICIDAD

Muchos de los inversores minoristas quemados por el desplome de los precios del año pasado parecen estar lamiéndose las heridas, en lugar de asumir nuevos riesgos, porque la cantidad de dinero involucrada en proyectos financieros descentralizados sigue siendo moderada. Aunque el valor total de las monedas bloqueadas en proyectos DeFi ha subido más de un 25% desde principios de enero, con unos 50.000 millones de dólares sigue siendo una fracción del máximo de 180.000 millones alcanzado en diciembre de 2021, según el sitio web DeFiLlama.

Al mismo tiempo, se han perdido miles de puestos de trabajo en el sector y la contratación no se ha recuperado. En una señal de que la oferta de talento sigue superando a la demanda, el proyecto de blockchain Concordium recibió más de 350 solicitudes para un par de ofertas de empleo recientes, dijo su cofundador y presidente Lars Seier Christensen. “El sector está madurando un poco, dándose cuenta de que el árbol del dinero disponible hace un par de años se ha marchitado un poco”, afirmó.

Las inversiones de las empresas de capital riesgo se han ralentizado drásticamente. La financiación privada de las empresas de criptomonedas en todo el mundo cayó a 2.400 millones de dólares en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 80% desde su máximo histórico de 12.300 millones de dólares en el mismo periodo del año pasado, según PitchBook.

dfd

“Gran parte de la industria sigue en modo de espera”, dijo Matteo Dante Perruccio, presidente internacional de la gestora de cripto patrimonios Wave Digital Assets. “Ha habido una huida hacia la calidad y los beneficiarios son las empresas que no se vieron afectadas por el criptoinvierno”.

Otra diferencia de este movimiento alcista es que el espectacular repunte del 83% del Bitcoin este año no ha sido igualado por las nuevas monedas. Ether, que superó con creces a Bitcoin entre 2020 y 2021, ha subido un 71% este año.  El Bloomberg Galaxy DeFi Index, que rastrea los mayores protocolos de finanzas descentralizadas, solo ha recuperado una décima parte de la caída de 2.000 puntos del año pasado.

dfd

“Podríamos estar asistiendo a un caso de agotamiento de los vendedores combinado con una renovada narrativa alcista tras la crisis bancaria, todo ello mezclado con una liquidez generalmente baja que ha favorecido la subida del precio del BTC”, afirma Clara Medalie, directora de investigación del proveedor de datos de mercado Kaiko.

A pesar de todo el pesimismo y la incertidumbre, el progreso en la evolución del sector ha continuado. Ethereum completó esta semana lo que parece ser una exitosa actualización de su red. La llamada actualización de Shanghai, que permite a los inversores retirar las monedas Ether que tenían bloqueadas a cambio de recompensas como parte de un sistema de “prueba de participación” para salvaguardar la red, podría atraer miles de millones de dólares a Ether, incluso después de que el presidente de la SEC, Gary Gensler, indicara que cree que ese token debería regularse como un valor.  El precio de Ether volvió a subir por encima de los 2.000 dólares esta semana por primera vez en seis meses.

PUBLICIDAD

“No creo que haya la manía o el entusiasmo que vimos a 30.000 o 40.000 dólares, pero todavía hay, entre bastidores, un progreso silencioso”, dijo Simon Taylor, jefe de estrategia de Sardine, una startup de prevención del fraude cuyos clientes incluyen empresas de fintech y cripto.

El panorama macroeconómico también ha cambiado, potencialmente a mejor. Hace un año, la Reserva Federal y otros bancos centrales apenas estaban comenzando lo que se convertiría en una serie de subidas de tipos de interés que revirtieron una política de dinero fácil de años. Ahora que el final de ese ciclo de endurecimiento está más cerca, las condiciones pueden volver a ser propicias para un impulso de las criptomonedas.

Una gran pregunta es hasta qué punto las instituciones financieras tradicionales se mostrarán entusiastas en el futuro y si estarán dispuestas a desempeñar las funciones que antes desempeñaban las empresas de criptomonedas fracasadas como FTX. Hay algunos indicios de que esto podría estar ocurriendo. Nasdaq Inc., por ejemplo, espera lanzar sus servicios de custodia de activos digitales a finales del segundo trimestre.

A largo plazo, hasta 5 billones de dólares podrían pasar a nuevas formas de dinero, como las monedas digitales de los bancos centrales y las stablecoins, de aquí a 2030, según un estudio de Citigroup. Según el informe, otros 5 billones de dólares en activos financieros tradicionales podrían tokenizarse, lo que contribuiría a impulsar la adopción masiva de las tecnologías blockchain.

PUBLICIDAD

Aun así, para Michael Purves, director ejecutivo de Tallbacken Capital Advisors, el umbral de “muéstrame” será más alto esta vez para los inversores institucionales, teniendo en cuenta que el papel que las criptomonedas deben desempeñar en una cartera es un objetivo en movimiento.  El bitcoin, que en su día se promocionó como una cobertura contra la inflación -como el oro de la era de Internet-, se desplomó durante la peor subida de los precios de consumo desde los años ochenta.

“Las instituciones empezaron a tomarse en serio el Bitcoin después de que superara los 20.000 dólares en 2020 y desempeñara un papel clave en el posterior repunte hasta los 69.000 dólares”, escribió en una reciente nota a sus clientes. “Sin embargo, esta vez, su historial a más largo plazo de no proporcionar diversificación de cartera pesará mucho sobre las instituciones, que probablemente tengan mayores dolores de cabeza de los que preocuparse.”

-- Con la ayuda de Hannah Miller.

VER +Jefe del Banco Central de Perú desconfía en recortar tasas de interés “muy pronto”
VER +El ‘fuerte consenso’ del BCE deja abierta la puerta para subir medio punto la tasa
VER +Banco Central de Bolivia está reconstruyendo sus reservas: ministro de Finanzas