Mujeres de EE.UU. ganan ahora tanto o más que hombres en la mitad de matrimonios

Se trata de una cifra récord y tres veces superior a la de hace 50 años, cuando cuatro de cada cinco hogares dependían principalmente de los ingresos del hombre

Marianne Russo trabajando en el escritorio que comparte con su hijo de 10 años en su casa de San José, California, EE.UU., el martes 13 de abril de 2021.
Por Augusta Saraiva y Paulina Cachero
15 de abril, 2023 | 06:00 AM

Bloomberg — En casi la mitad de los matrimonios del sexo opuesto en Estados Unidos las mujeres ganan ahora al menos tanto o más que sus maridos.

Casi un tercio de las esposas ganan más o menos lo mismo que sus maridos, mientras que la mujer es el principal o único sostén económico en el 16% de los matrimonios, según un informe del Centro de Investigación Pew publicado el jueves. En conjunto, se trata de una cifra récord y tres veces superior a la de hace 50 años, cuando cuatro de cada cinco hogares dependían principalmente de los ingresos del hombre.

VER +
Más probable que mujeres se vean rechazadas a la hora de pedir aumento que hombres

Lauren Schneider se convirtió en la única proveedora de su familia cuando su marido Tom fue despedido al comienzo de la pandemia. Tres años, una casa nueva y una hija después, la profesional de las relaciones públicas sigue siendo la cabeza de familia.

Incluso cuando Tom se sintió preparado para reincorporarse a la vida laboral tras un cambio de carrera el año pasado, los crecientes costos del cuidado de los niños hicieron que le resultara más lógico cuidar de su hija Ellie, de un año, que aceptar un salario de principiante.

PUBLICIDAD

“Tuvimos una conversación sobre si quería volver a trabajar”, dice Schneider, que vive en State College, Pensilvania. “Egoístamente, yo quería que se quedara en casa, pero se lo dejé a él; le gusta mucho ser un padre que se queda en casa”.

 Porcentaje de matrimonios de distinto sexo con cada tipo de acuerdo sobre las gananciasdfd

El descenso de la proporción de hogares donde el marido es el principal sostén económico se produce no sólo porque más mujeres se incorporan a la población activa, sino también porque se licencian en la universidad en mayor proporción que los hombres, lo que a menudo conduce a puestos mejor pagados.

“Los cambios del mercado laboral han sido tales que, como las mujeres tienen más estudios que los hombres, por fin están ‘triunfando’ en mayor número”, afirma Marianne Bertrand, economista de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago.

PUBLICIDAD

Diferencias salariales

En los matrimonios heterosexuales en los que ambos cónyuges ganan aproximadamente lo mismo, el salario medio ronda los US$60.000. Las licenciadas universitarias y las mujeres jóvenes, así como las mujeres negras, tienen más probabilidades de formar parejas igualitarias.

Las mujeres negras también tienen más probabilidades de ganar más que sus maridos, al igual que las mujeres con un título universitario de cuatro años, las mujeres de 55 a 64 años y las que no tienen hijos.

Dicho esto, la diferencia salarial entre hombres y mujeres sigue afectando a los ingresos incluso en las familias en las que la mujer es el sostén de la familia. Cuando la mujer es la única proveedora, los ingresos familiares suelen ser casi la mitad que cuando el hombre es la única fuente de ingresos. Las familias de doble ingreso con una mujer como cabeza de familia también ganan algo menos que las que tienen un hombre como cabeza de familia.

VER +
Mujeres traders y su travesía por el mercado financiero

Esto se debe en parte a que las mujeres casadas ganan unos US$15.000 menos al año que los hombres en la misma condición, según las estimaciones del Departamento de Trabajo sobre los ingresos semanales.

La pandemia también empeoró las cosas para muchas mujeres, ya que algunas se vieron obligadas a dejar el trabajo para cuidar de sus seres queridos en medio del cierre de escuelas, la escasez de guarderías y otros problemas familiares. En el punto álgido de la crisis sanitaria, casi la mitad de las mujeres estadounidenses estaban fuera de la población activa, una tendencia que aún no se ha invertido del todo.

La tasa de actividad femenina sigue por debajo de los niveles anteriores a la pandemiadfd

Las esposas trabajadoras también siguen soportando la mayor parte del peso del trabajo no remunerado.

En los matrimonios igualitarios, las mujeres dedican casi 12 horas semanales a los cuidados y las tareas domésticas, frente a unas 7 horas de sus parejas masculinas. También suelen dedicar menos tiempo al ocio que los hombres.

PUBLICIDAD
VER +
Mujeres tienen más probabilidades de conseguir empleos de US$100.000

“Se trata de un arma de doble filo”, afirma Misty Heggeness, economista de la Universidad de Kansas. “Las mujeres siguen saliendo al mercado laboral formal y contribuyendo de ese modo, y siguen soportando toda la carga y la responsabilidad que recae desproporcionadamente sobre ellas.”

Con la asistencia de Alexandre Tanzi.

Lea más en Bloomberg.com