Costa Rica manda a 9.500 policías a patrullar las calles para combatir la delincuencia

El gobierno lanzó la operación ‘Costa Rica Segura’ en un intento de controlar la delincuencia que afronta el país

Imagen ilustrativa
20 de abril, 2023 | 05:35 PM

Bloomberg Línea — La crisis en seguridad que atraviesa Costa Rica obligó al gobierno a designar desde este jueves a 9.500 policías quienes cuidarán las calles por, al menos, los próximos seis meses.

VER +
EE.UU. destinará US$ 25 millones a Costa Rica para reforzar seguridad cibernética

El presidente Rodrigo Chaves lanzó ayer la operación ‘Costa Rica Segura’ en un intento de controlar la incesante delincuencia que afronta el país que alguna vez fue considerado de los más seguros de la región.

Debido a que Costa Rica abolió su Ejército el 1 de diciembre de 1948, la Policía es la encargada de la protección ciudadana, y el Ministerio de Seguridad Pública ejecuta las tareas de las cuales se encargan los ejércitos en otros países, como el resguardo de costas y fronteras.

De no haberse aprobado la eliminación de las tropas, el Producto Interno Bruto (PIB) del país sería mucho más bajo en la actualidad, según un análisis que hizo el Observatorio del Desarrollo de la Universidad de Costa Rica (UCR) sobre los efectos en el desarrollo que generó este hecho histórico.

PUBLICIDAD

El éxito del país de la ‘pura vida’ también se refleja en sus sólidos indicadores de desarrollo humano, que han contribuido a que el ascienda en las clasificaciones mundiales por encima de los demás países de la región.

La delincuencia en Costa Rica

El país destaca por un ambiente de tranquilidad, pero en la última década la tasa de homicidios ha aumentado de forma considerable, al crecer 66,5% de 2012 a 2022, según las cifras oficilales.

VER +
Economía de Costa Rica cerró el 2022 en 4,3% y proyecta desaceleración este año

El año pasado, Costa Rica alcanzó una cifra récord de homicidios, al cerrar en 656, el número más alto en la historia, y según el ministerio de Interior, el 80% de estas muertes estuvieron vinculadas al narcotráfico. En lo que va del año las estadísticas del Organismo de Investigación Judicial registran 230 asesinatos.

PUBLICIDAD

Queremos una mejor Costa Rica para las próximas generaciones, y solo luchando contra la criminalidad es que lo vamos a lograr”, dijo el mandatario durante el lanzamiento del programa de seguridad.

Costa Rica tendrá hasta 9.500 oficiales de la Fuerza Pública como una medida temporal y excepcional por los próximos seis meses.

Esta operación colocará a oficiales de la Fuerza Pública como una medida temporal y excepcional por un espacio de seis meses. Para ello, el gobierno cambió el rol de trabajo de 12.000 policías.

Actualmente, los elementos policiales trabajan en una jornada de tres por tres y seis por seis, y se ajustará temporalmente a seis por cuatro, es decir seis días laborados y cuatro libres.

El plan incluye sumar a 700 nuevos policías, 400 de ellos a través de un reclutamiento extraordinario y los otros 300 mediante un presupuesto extraordinario que se solicitará la Asamblea Legislativa.

También, el gobierno costarricense invertirá US$ 5 millones en la construcción de un Centro de Mando y Control. Además, se utilizarán US$ 1,1 millones incautados al narcotráfico para “la compra inmediata de más patrullas que vienen a reforzar la presencia y movilidad de los policías”, indicaron desde Presidencia.

Leyes para atender la crisis

Chaves también anunció un paquete de proyectos de ley que pretenden fortalecer el combate a la criminalidad, mismos que entregó personalmente al Parlamento costarricense.

VER +
Costa Rica podría adoptar modelo de Nayib Bukele para reforzar la seguridad

Una de las iniciativas es una reforma a la Constitución para permitir la extradición de nacionales en casos de narcotráfico internacional y terrorismo, mientras que otro proyecto busca juzgar como personas adultas a menores de edad que cometan delitos relacionados al crimen organizado.

PUBLICIDAD

También una de las propuesta está enfocada a endurecer los castigos a la tenencia ilegal de armas de fuego; otra más pretende la modernización de intervenciones telefónicas, puesto que, en estos momentos no se pueden escuchar las conversaciones de criminales, según explicaron autoridades de gobierno.

Un quinto proyecto consiste en enviar a la cárcel a las personas que cometan actos criminales violentos, esto para resguardar la seguridad pública y contener a los delincuentes que representan un peligro para la sociedad.

La última propuesta está dirigida a cambiar el sistema penitenciario nacional, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la pena, según explicó el Ministro de Justicia.

“Esto es un cambio importante, creo que estamos haciendo lo correcto y lo valiente. Se necesita que el Poder Legislativo tome acción y que el Poder Judicial haga lo propio”, dijo Chaves.