Fortunas de dueños de marcas de lujo francesas crecen US$93.000 millones en 2023

Este salto ilustra el creciente dominio del país en industrias como el lujo y la belleza

Bolsos de lujo de Louis Vuitton
Por Tara Patel
21 de abril, 2023 | 07:40 AM

Bloomberg — Mayores niveles de demanda de bienes de lujo y productos de belleza a nivel global han disparado la riqueza de los dueños de algunas de las principales marcas de estos rubros, muchos de ellos franceses.

La acumulación de los dueños de L’oreal, LVMH y Hermes International, así como los dueños de Chanel y Kering SA, dueña de Gucci, asciende a US$93.000 millones en lo que va del año, ilustrando el creciente dominio del país en estas industrias.

VER +
Fortuna de Arnault se dispara a US$210.000 millones y se despega de Musk

Françoise Bettencourt Meyers, de 69 años y la mujer más rica del planeta, vio su fortuna crecer el jueves a US$93.300 millones, lo que supone un aumento de US$21.800 millones desde principios de año, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, después de que L’Oréal, el imperio del maquillaje y el cuidado de la piel fundado por su abuelo, registrara un fuerte crecimiento de los ingresos que llevara a las acciones a un máximo histórico.

Sus ganancias siguen a las de Bernard Arnault, la persona más rica del mundo y quien convirtió LVMH en un gigante de la moda con 75 marcas, entre ellas la casa de alta costura Christian Dior, la joyería Tiffany & Co. y el champagne Moet & Chandon. El patrimonio de Arnault ha aumentado en US$48.600 millones, hasta US$210.700 millones en 2023, gracias a que la empresa que controla ha vendido más bolsos caros, cosméticos y vinos finos, lo que ha impulsado unos beneficios estelares.

PUBLICIDAD

Un aumento de riqueza menos conocido pero igualmente significativo en los últimos meses es el de la familia francesa detrás de Hermes International, otro importante proveedor de extravagancia cuyos pañuelos de seda y artículos de cuero rivalizan con los de LVMH. La sexta generación del clan tiene un patrimonio estimado de US$157.000 millones frente a los US$95.000 millones de octubre.

Las cinco empresas multigeneracionales se crearon en Francia y crecieron gracias a su expansión en los mercados internacionales, sobre todo China, que está demostrando ser un terreno lucrativo para las marcas de diseño. Las adquisiciones a lo largo de las décadas también han impulsado el crecimiento de L’Oreal, LVMH y Kering.

Aquí algunos de los individuos y familias francesas ultrarricos que se han beneficiado del creciente apetito de las clases acomodadas por los productos de aseo personal y la ropa cara:

PUBLICIDAD

Françoise Bettencourt Meyers

Es nieta del fundador de L’Oréal SA, Eugène Schueller, y vicepresidenta del consejo de administración de la empresa. Sus hijos Jean-Victor Meyers y Nicolas Meyers también son consejeros en la empresa. Bettencourt Meyers y su familia son los mayores accionistas individuales, con una participación de casi el 35%.

La división de lujo de L’Oréal vende marcas como Lancome, el perfume Yves Saint Laurent, Helena Rubenstein y pronto los jabones Aesop, tras alcanzar este mes un acuerdo de US$2.530 millones para comprar la firma australiana. Y sólo se espera que las ventas aumenten.

“Una recuperación total del consumo de productos de belleza en China y una recuperación gradual del gasto en viajes de los chinos impulsarán aún más los ingresos del grupo durante el resto del año”, escribió Jie Zhang, analista de AlphaValue.

Bernard Arnault

A finales del año pasado, este hombre de 74 años alcanzó por primera vez la cima del ranking de multimillonarios de Bloomberg, convirtiéndose en el primer europeo en ostentar la mayor fortuna del mundo. Ha ido consolidando su ventaja sobre Elon Musk en medio del aumento de las ventas de LVMH, que este mes entró en la clasificación de las 10 mayores empresas del mundo.

Bernard Arnaultdfd

La atención prestada a la riqueza de Arnault ha pasado factura a su reputación en su país. Manifestantes agitando bengalas irrumpieron brevemente en la sede de la compañía en París este mes antes de una manifestación contra la controvertida reforma de las pensiones del presidente Emmanuel Macron. La empresa estaba entre las señaladas por los opositores como símbolos del capitalismo.

La familia Hermes

Las seis generaciones de parientes detrás de Hermes International, fundada en 1837 por el fabricante de arneses para caballos Thierry Hermes, siguen controlando alrededor del 67% de la empresa. En un momento en que muchas fortunas dinásticas se han evaporado, el clan se clasificó como la quinta familia más rica del mundo en octubre. Eso fue antes de que las acciones subieran un 38% este año, impulsadas por la demanda de sus bolsos Birkin y Kelly.

VER +
El boom del lujo vuelve en China, pero LVMH y Hermes destacan entre la multitud

Axel Dumas y Pierre-Alexis Dumas son presidente ejecutivo y director artístico, respectivamente, y Eric de Seynes dirige el consejo de supervisión. Otro miembro de la familia, Henri-Louis Bauer, preside el holding Emile Hermes SAS.

PUBLICIDAD
Un comprador con bolsas de Hermes Internationaldfd

François Pinault

La fortuna del fundador de Kering, de 86 años, ha subido 24% hasta US$44.300 millones desde principios de año. Que la cifra sea menor a la de sus pares se debe en parte a la polémica suscitada por una campaña publicitaria de Balenciaga, una de sus más de media docena de marcas. Mientras que la marca insignia Gucci ha registrado unas ventas tibias, Yves Saint Laurent se mostró fuerte el año pasado.

François-Henri, hijo de Pinault, es Presidente y CEO desde 2005 y en febrero expresó su descontento con los resultados de la empresa. Kering presenta sus cifras trimestrales el 25 de abril. El holding de la familia, Financière Pinault, posee la casa de subastas Christie’s y una colección de arte contemporáneo, viñedos, la compañía de cruceros Compagnie du Ponant y el semanario francés Le Point.

Alain y Gerard Wertheimer

Los reservados hermanos franceses propietarios de Chanel también se han beneficiado del auge del gasto en artículos de lujo, que ha incluido los codiciados bolsos de solapa, joyas y maquillaje de la casa de moda. Su patrimonio neto ha aumentado un 16% este año, hasta los US$100.500 millones, según el índice de riqueza de Bloomberg.

Chanel, con sede en Londres, publica cuentas financieras anuales solo desde 2018. Mousse Investments Ltd., el holding de los hermanos, tiene su sede en las Islas Caimán, mientras que su oficina familiar, Mousse Partners, ha sido dirigida durante más de dos décadas por su hermanastro Charles Heilbronn. La empresa está invirtiendo en Rothschild & Co. para ayudar a privatizar el banco.

PUBLICIDAD

--Con la colaboración de Angelina Rascouet y Jack Witzig.

Lea más en Bloomberg.com