Viceprimer ministro británico Dominic Raab renuncia tras reportes de bullying

Su salida termina con una carrera en el gabinete salpicada por acusaciones de este tipo de comportamiento a funcionarios subalternos durante su mandato

Foto: Hollie Adams/Bloomberg
Por Alex Whickham
21 de abril, 2023 | 07:10 AM

Bloomberg — El viceprimer ministro británico, Dominic Raab, renunció a su cargo este viernes luego de que una investigación independiente criticara su manera de tratar a los funcionarios públicos.

“Siento el deber de aceptar el resultado de esta pesquisa”, dijo el ahora ex funcionario el viernes en una carta al primer ministro, Rishi Sunak, publicada en Twitter.

VER +
Índice del desayuno alcanza nuevo máximo tras escasez de alimentos en Reino Unido

Raab remarcó que la investigación había desechado la mayoría de las acusaciones y dijo que “dos conclusiones adversas tienen fallas y generan un precedente peligroso para la buena gobernanza”.

La pérdida de un aliado clave es un duro golpe para Sunak, que ha tratado de presentar su Gobierno como una ruptura con la era de Boris Johnson, definida por escándalos políticos que distraían de la gestión cotidiana del país. No obstante, la rápida salida de Raab también pone de relieve la determinación de la administración conservadora de Sunak de que se vea que cumple su promesa del primer día de dirigir un gobierno impregnado de “integridad” y “responsabilidad”.

PUBLICIDAD

La salida de Raab, de 49 años, se produjo después de que el especialista en derecho laboral Adam Tolley presentara el jueves las conclusiones de su investigación de cinco meses sobre el trato dispensado por el viceprimer ministro a los funcionarios durante su mandato en tres departamentos gubernamentales.

En noviembre, Sunak encargó a Tolley que investigara las acusaciones de comportamiento abrasivo de Raab hacia los funcionarios. En total, Tolley había estado estudiando ocho quejas formales que abarcaban el mandato de Raab en tres departamentos gubernamentales anteriores a la administración Sunak.

Raab dijo que Tolley había concluido “que ni una sola vez, en cuatro años y medio, había insultado o gritado a nadie, y mucho menos arrojado nada o intimidado físicamente de otro modo a nadie, ni intentado intencionadamente menospreciar a nadie”.

PUBLICIDAD

Pidió disculpas por “cualquier tensión u ofensa no intencionada” que pudiera haber causado, al tiempo que reiteró que los ministros “deben ser capaces de dar retroalimentación crítica directa sobre las sesiones informativas y las presentaciones a los altos funcionarios, con el fin de establecer las normas e impulsar la reforma que el público espera de nosotros.”

Raab fue el segundo miembro de mayor rango del Gobierno, ocupando los cargos conjuntos de viceprimer ministro y secretario de Justicia tanto con Sunak como con el ex premier Boris Johnson. Anteriormente también fue ministro de Asuntos Exteriores y secretario para el Brexit.

Es el tercer miembro del gabinete que deja su cargo durante el mandato de Sunak, después de que Gavin Williamson dimitiera en medio de acusaciones de acoso, y de que el ex presidente del Partido Conservador, Nadhim Zahawi, también perdiera su puesto tras descubrirse que había infringido el código ministerial por unas declaraciones sobre sus asuntos fiscales.

VER +
Alquileres en Londres suben al ritmo más rápido en más de 10 años

La salida de Raab del Gobierno pone fin a su carrera en el Gabinete, que se había visto salpicada por acusaciones de bullying a funcionarios subalternos durante su mandato.

Se le consideraba un viejo aliado de Sunak, y fue uno de sus partidarios más destacados durante la contienda por el liderazgo conservador del verano pasado.

Este hecho amenaza la imagen que Downing Street ha querido dar de que se ha centrado en cumplir sus promesas políticas a los votantes.

Sin embargo, los aliados de Sunak argumentarán que su decisión de prescindir de uno de sus partidarios más cercanos demuestra que está cumpliendo su promesa de dirigir un gobierno responsable y centrado en la ejecución de políticas.

PUBLICIDAD

La decisión también plantea interrogantes sobre la futura carrera política de Raab. Tiene una escasa mayoría de unos 2.700 votos en su escaño de Esher y Walton, en el frondoso Surrey, que está viendo una ofensiva electoral del Partido Liberal Demócrata. Los conservadores están por detrás de los laboristas por un margen de dos dígitos en las encuestas, antes de unas elecciones generales que debe convocar a más tardar en enero de 2025.

--Con la colaboración de Emily Ashton.

Lea más en Bloomberg.com