Actualidad

Norteamérica sigue siendo el principal destino de los migrantes latinoamericanos

En su reporte anual, el Banco Mundial destacó los movimientos migratorios dentro de la región, incluidos los 4,4 millones de personas que abandonaron Venezuela

Migrantes en Texas, Estados Unidos. Fotógrafo: Paul Ratje/Bloomberg
05 de mayo, 2023 | 08:42 AM

Al interior de América Latina y el Caribe se vienen produciendo migraciones relativamente significativas, explicadas en gran parte por la enorme crisis humanitaria de Venezuela y, al mismo tiempo, muchas personas de estas latitudes han ido a buscar una vida mejor a los Estados Unidos.

Estos son algunos de los ítems que destaca el Banco Mundial respecto de la región en la versión de 2023 de su informe Migrantes, Refugiados y Sociedades, además de mencionar que los envíos de remesas han crecido ante los fenómenos climáticos desfavorables.

Principales tendencias migratorias en Latinoamérica y el Caribe

El Banco Mundial destaca que en Latinoamérica y el Caribe se observan dos tendencias principales:

  • En primer lugar, se producen movimientos relativamente importantes dentro de la región (unos 10,7 millones de personas), incluidos los 4,4 millones de personas que abandonaron la República Bolivariana de Venezuela.
  • En segundo lugar, un gran número de personas originarias de la región han emigrado, principalmente a Norteamérica (alrededor del 60% de los emigrantes) y en mucha menor medida a la Unión Europea (alrededor del 10%).

En Norteamérica, el número de inmigrantes es unas 6 veces mayor que el de emigrantes. Muchos de los que llegan a la región proceden de América Latina y el Caribe (alrededor del 43%). Otras grandes regiones de origen son Asia Oriental y Pacífico (21%), Europa y Asia Central (16 %) y Asia Meridional (9%), con un número relativamente menor de Oriente Medio y Norte de África.

PUBLICIDAD
VER +
Migrantes de países ricos aprovechan un México dominado por la desigualdad

La crisis migratoria de Venezuela

El Banco Mundial destaca que, en el marco del Proceso de Quito, un grupo de países latinoamericanos acordó en noviembre de 2018 un esquema de movilidad regional para responder a la crisis migratoria venezolana basado en el intercambio de información y la coordinación de políticas regionales. Once países firmaron la Declaración de Quito: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

“Gracias a ella fue posible lograr cierto grado de coherencia en los enfoques nacionales y compartir las responsabilidades de acogida más allá de los países de primera llegada, ya que un gran número de migrantes venezolanos se desplazaron más allá de Colombia y otros países vecinos hacia otros destinos de la región”, destaca el informe.

En los últimos años, Colombia se ha convertido en el principal destino de los venezolanos que huyen de su país. En agosto de 2022, se estimaba que 2,8 millones de venezolanos vivían en Colombia. Representaban aproximadamente un tercio de todos los venezolanos acogidos en América Latina. Ante la afluencia a gran escala, el gobierno colombiano aplicó gradualmente una serie de medidas para gestionar la situación.

PUBLICIDAD

Sin crisis de remesas

Según el Banco Mundial, la capacidad de los emigrantes para enviar remesas no se ve afectada por las fluctuaciones del ciclo económico en los países de origen. Por ejemplo, las entradas de remesas aumentan tras las catástrofes naturales. En América Latina y el Caribe, las remesas aumentaron del 4% al 4,6% del PIB tras los huracanes y otros desastres naturales y las remesas a El Salvador aumentaron tras las duras condiciones agrícolas.

El BID pide poner el foco en las pymes para evitar las migraciones desde LatAm

El titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ilan Goldfajn, de nacionalidad brasileña, sostuvo que es esencial enfocarse en iniciativas de capacitación que propicien la creación de empleos dignos y en brindar apoyo a las pequeñas y medianas empresas, con el fin de establecer las circunstancias necesarias para prevenir la migración de la población latinoamericana.

“La gente deja sus países básicamente por razones económicas. Entonces, lo que se necesita es darles ideas y mejorar sus vidas para que se queden en sus comunidades”, afirmó Goldfajn en una charla organizada por EFE en Washington.

Joe Biden busca evitar oleadas masivas

El Gobierno de Biden anunció planes para desplegar 1.500 militares estadounidenses en la frontera sur ante el previsible aumento de inmigrantes indocumentados una vez que se levanten las restricciones impuestas por la pandemia a finales de este mes.

El Departamento de Seguridad Nacional hizo la petición al Pentágono, y el Secretario de Defensa, Lloyd Austin, aprobó el despliegue el martes.

EE.UU. se está preparando para una oleada de migrantes que intentarán cruzar la frontera cuando las restricciones relacionadas con el virus Covid-19 que permiten la expulsión rápida de los migrantes indocumentados (conocidas como Título 42) expiren el 11 de mayo, cuando expire la emergencia nacional declarada durante la pandemia. El Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. declaró que la agencia se está preparando para que hasta 10.000 migrantes intenten cruzar la frontera cada día una vez que se levanten las restricciones.