CEO de Ford quiere demostrar a Wall Street que se equivoca con inversión en VE

Las dudas sobre las ambiciones de Ford en materia de VE han lastrado las acciones de la empresa, que apenas han variado este año

James Farley, presidente y CEO de Ford Motor Co., en un acto de presentación de la camioneta Ford F-150 Lightning 2022 en el Centro de Vehículos Eléctricos Rouge en Dearborn, Michigan, EE.UU., el martes 26 de abril de 2022.
Por Keith Naughton
20 de mayo, 2023 | 09:22 AM

Bloomberg — Ford Motor Co. (F) sorprendió a Wall Street a principios de mes con un fuerte primer trimestre, pero su CEO, Jim Farley, se enfrentó a un público duro al mantener el objetivo de que la unidad de vehículos eléctricos de la empresa, que pierde dinero, produzca 2 millones de modelos al año en unos pocos años.

“Aprecio eso, Jim”, dijo Adam Jonas, analista de Morgan Stanley (MS), durante la llamada sobre los resultados de Ford el 2 de mayo. Pero ese objetivo es preocupante porque es una “cifra disparatadamente alta”.

VER +
Si no pagas el auto, una patente de Ford podría cortarte el aire acondicionado

Farley no está de acuerdo. Ve un camino que incluye reducir drásticamente los costos de producción de los actuales VE de Ford y lanzar una segunda generación más eficiente que ayude a aumentar los beneficios y la producción anual hasta 2 millones a finales de 2026, lo que supondría multiplicar por 16 la del año pasado. Para respaldar su argumento, apuesta por ganar adeptos cara a cara recibiendo a analistas e inversores en la sede de Ford en Dearborn, Michigan, los días 21 y 22 de mayo, para exponer el plan de US$50.000 millones de la empresa.

Jim Farley, CEO de Ford Motor Co.,

Wall Street sigue necesitando mucho convencimiento. Ford prevé que las pérdidas de su unidad de vehículos eléctricos sean de US$3.000 millones este año. Mientras tanto, Tesla sigue dominando el mercado estadounidense y ha recortado los precios, obligando a Ford y a otros competidores a seguirle. Y aunque Ford se ha mostrado prometedor con su SUV eléctrico Mach-E y su pick-up enchufable F-150 Lightning, el fabricante de automóviles sigue luchando con unos costes elevados y una calidad irregular.

PUBLICIDAD

Las dudas sobre las ambiciones de Ford en materia de VE han lastrado las acciones de la empresa, que apenas han variado este año, en comparación con la subida del 9% del S&P 500.

Un gran punto de discordia es el plazo para rentabilizar los VE. En el primer trimestre, la unidad registró una pérdida de US$722 millones en beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) sobre unas ventas de US$707 millones, o el 1,7% de los ingresos totales de la empresa. Esto equivale a un margen negativo del 102%. Ford ha previsto que mejore hasta el 8% a finales de 2026. (Las unidades de la empresa que no son vehículos eléctricos tienen una tasa de margen EBIT de aproximadamente el 10%).

“Ese escepticismo es un subproducto de lo que ha ocurrido en los últimos años de resultados mediocres continuados”, dijo en una entrevista David Whiston, analista de Morningstar. “La gente dice: ‘Es estupendo que digas el 8%, pero hasta que no lo hagas, no puedo creerte’”.

PUBLICIDAD

Farley ha prometido que su primera generación de VE generará beneficios operativos a finales del año que viene, aunque no ha especificado el margen EBIT que pretende para entonces. Si su plan sale adelante, los coches eléctricos representarán cerca de un tercio de la producción mundial de Ford.

“Es todo un reto”, dijo Farley en la conferencia sobre resultados del 2 de mayo. Pero “Les explicaremos por qué creemos que ese margen del 8% es totalmente realista a pesar de toda la presión sobre los precios que sin duda tendremos”.

VER +
Por qué no funcionan tantos cargadores de autos eléctricos en Estados Unidos

Farley no parece disuadido por los escépticos. Incluso ha añadido más presión al afirmar que Ford puede superar ese objetivo de margen del 8% y llegar a superar a Tesla como primer fabricante de VE en EE.UU.

La realidad es que Tesla no ha tenido mucha competencia hasta Ford”, dijo Farley a Bloomberg Television en marzo.

Lea más en Bloomberg.com