Crecen dudas de Wall Street sobre la Fed y el cumplimiento de la meta de inflación

Un número creciente de gestores de activos de Wall Street afirman que se trata de una quimera. Hay quienes consideran permanecerá estancada entre el 3% y el 5% durante muchos años

Crecen dudas de Wall Street sobre la Fed y el cumplimiento de la meta de inflación
Por Emily Graffeo y Alexandra Semenova
20 de mayo, 2023 | 03:27 PM

Bloomberg — Algunas apuestas del mercado de renta fija apuntan a que la tasa de inflación se acercará al objetivo del 2% fijado por la Reserva Federal para el próximo año. Un número creciente de gestores de activos de Wall Street afirman que se trata de una quimera.

El proveedor de fondos VanEck considera que la inflación permanecerá estancada entre el 3% y el 5% durante muchos años, incluso si EE.UU. entra en recesión. Invesco afirma que el mercado es excesivamente optimista en cuanto a la posibilidad de que una recesión económica frene la presión sobre los precios. Citigroup Inc. afirma que es casi imposible que la inflación se ralentice mientras los aumentos salariales sigan siendo elevados.

Los gestores de activos están dispuestos a evitar que se repita lo de 2022, cuando las mentes más preclaras de Wall Street se vieron sorprendidas tanto por el fuerte repunte de la inflación como por lo mucho que la Reserva Federal tendría que subir los tipos en respuesta. Ahora son más los que se unen a BlackRock Inc, Bank of America Corp y DoubleLine Group LP para advertir de que la inflación seguirá siendo más alta durante más tiempo.

“Se va a producir en picos y valles”, dijo David Schassler, jefe de soluciones de inversión cuantitativa de VanEck, añadiendo que una recesión a finales de este año podría reducir la inflación temporalmente.

PUBLICIDAD
VER +
Postergan nuevas reuniones por límite de deuda de EE. UU.

“¿Qué ocurrirá cuando la economía se recupere? Creemos que la inflación repuntará como lo ha hecho en el pasado”, dijo Schassler. El encarecimiento de la energía volverá a impulsar la inflación, añadió.

Desde 1960, la inflación ha tardado una media de 12 años en ralentizarse hasta el 2% o menos una vez que el índice de precios al consumo de EE.UU. ha superado el 5%, según datos recopilados por VanEck. Aunque el objetivo de la Reserva Federal se centra en el índice de precios de los gastos de consumo personal, el banco central y los inversores siguen de cerca ambas cifras. La inflación basada en el IPC de la Oficina de Estadísticas Laborales ha sido históricamente unos 0,3 puntos porcentuales más rápida que el PCE del Departamento de Comercio, con una diferencia aún mayor durante la pandemia.

La horquilla de Schassler para la inflación se refiere a ambas medidas.

PUBLICIDAD
La inflación ha sido históricamente rígida | La tasa de inflación tarda en estabilizarse tras superar el 5%.dfd

Anna Wong, economista jefe para EE.UU. de Bloomberg Economics, afirma que será posible reducir la inflación al 3% a mediados de 2024 si se inicia una recesión en el segundo semestre de este año, citando tanto el IPC como el PCE. Pero incluso mantenerse en ese nivel, y mucho menos llegar al 2%, no será fácil, porque hay un límite a la caída de los precios de los bienes, los servicios y la vivienda.

Para prepararse para años de inflación pegajosa, Schassler, de VanEck, sugiere abandonar la tradicional cartera 60/40. En su lugar, es partidario de asignar el 50% a acciones de renta variable. En su lugar, se inclina por asignar el 50% a acciones, el 35% a bonos y el 15% a activos reales, con especial atención al oro y otras materias primas.

Jason Bloom, de Invesco, también espera que la inflación -en referencia a ambas medidas- se mantenga al alza debido al gasto masivo en infraestructuras en Estados Unidos. Es probable que la energía se encarezca a medida que EE.UU. adopte alternativas a los combustibles fósiles, afirmó el responsable de estrategia de productos ETF de renta fija y alternativos de la firma.

Los bonos del Tesoro de corta duración, que actualmente ofrecen mayores rendimientos, serán útiles para los inversores mientras persista la inflación, afirmó Bloom.

Stuart Kaiser, responsable de estrategia de negociación de renta variable estadounidense de Citi, afirma que los inversores se mantendrán a la defensiva durante más tiempo mediante una combinación de valores tecnológicos, industriales y sanitarios de gran capitalización, así como una fuerte asignación a efectivo, mientras persista la inflación.

“No hemos visto muchas pruebas de que la inflación vaya a llegar a donde quiere la Reserva Federal, lo que obviamente significa que tendrían que cambiar sus previsiones y, potencialmente, subir más”, dijo Kaiser, señalando el aumento de los ingresos medios por hora en abril que, en su opinión, el mercado no ha descontado.

Los mercados de renta variable podrán prosperar incluso si la inflación se mantiene elevada, siempre que no dé un giro brusco al alza, afirmó. Los economistas de la empresa esperan que el IPC subyacente se sitúe en un nivel superior al previsto por la Reserva Federal.

PUBLICIDAD

Sin embargo, algunos inversores creen que la inflación podría ralentizarse hasta alcanzar el objetivo de la Reserva Federal. Liz Young, responsable de estrategia de inversión de SoFi, afirma que una recesión podría empujar la inflación hasta el 2% o menos, al menos durante algún tiempo. Pero el camino para llegar allí podría ser brutal, dijo.

“Hay más probabilidades de que algo se rompa que de que la inflación baje y salgamos indemnes”, dijo Young.