Biden y McCarthy trabajan para que legisladores aprueben acuerdo antes del impago

Tanto el presidente como el titular de la Cámara de Representantes manifestaron su convicción de que obtendrían los votos requeridos antes de la fecha clave

Capitolio
Por Jennifer Jacobs - Erik Wasson - Billy House
29 de mayo, 2023 | 04:20 PM

Bloomberg — La Casa Blanca y los líderes republicanos del Congreso intensificaron sus esfuerzos para conseguir la ratificación del acuerdo este lunes. Buscan impedir un impago del país pese a que ecologistas, halcones de la defensa del país y conservadores de línea dura se oponen a él.

Funcionarios del gabinete de Joe Biden y otros de la Casa Blanca llamaron individualmente a por lo menos unos sesenta demócratas de la Cámara de Representantes el lunes para insistirles en que voten a favor del acuerdo, dijo un funcionario del partido demócrata.

Biden y Kevin McCarthy, del partido republicano y presidente de la Cámara de Representantes, manifestaron su convicción de que obtendrían los votos requeridos. El texto obtuvo el respaldo temprano de prominentes miembros de las alas más moderadas y pragmáticas de cada partido.

El proyecto de ley establece el curso del gasto federal hasta el año 2025 y dejará en suspenso el límite de endeudamiento hasta el 1 de enero de ese mismo año, retrasando así una nueva disputa sobre la capacidad de endeudamiento federal hasta la mitad del 2025. Para obtener los votos de los republicanos favorables a esta medida, los demócratas han accedido a limitar el gasto federal para los próximos dos años.

PUBLICIDAD

La interpretación de la Casa Blanca de los topes dice a los legisladores que el acuerdo reduciría el gasto en aproximadamente US$1 billón durante una década, mientras que el Partido Republicano argumenta que el recorte del gasto es el doble.

Los futuros del índice bursátil de EE.UU. registraron ganancias modestas el lunes y los futuros del Tesoro a 10 años subieron, lo que redujo el rendimiento implícito en medio de un optimismo cauteloso, la nación evitará un incumplimiento.

VER +
Biden dice que hay acuerdo sobre techo de la deuda para evitar impago de EE.UU.

El senador republicano Mitt Romney de Utah, un líder entre los moderados de su partido, tuiteó en un comunicado el lunes que respaldará el acuerdo, diciendo que evita un incumplimiento “y el posterior colapso financiero” y limita el gasto.

PUBLICIDAD

Por su parte, otro grupo clave de demócratas moderados de la Cámara de Representantes también respaldó el acuerdo, y su líder, Annie Kuster de New Hampshire, dijo que evitaría el “colapso económico”, al tiempo que “prevendría recortes en programas clave”.

Pero el líder demócrata de la Cámara, Hakeem Jeffries, cuyo grupo incluye un ala progresista grande e inquieta, no había hecho ninguna declaración pública de apoyo hasta el mediodía del lunes.

Los partidarios del acuerdo tienen solo una semana para aprobar el acuerdo en el Congreso antes de un posible incumplimiento el 5 de junio que podría tener consecuencias catastróficas.

McCarthy dijo el domingo que espera que la mayoría de los republicanos voten por el proyecto de ley emergente, defendiendo que es un movimiento “transformador” para controlar el gasto federal, aunque “tal vez no haga todo por todos”.

Kevin McCarthydfd

McCarthy señaló que esperaría al menos hasta el miércoles para una votación en la Cámara, observando una regla que requiere que el texto de la legislación se publique con 72 horas de anticipación. El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, cuya cámara se ocupará de la medida a continuación, advirtió a los senadores que estén preparados para trabajar durante el fin de semana si los disidentes presentan obstáculos de procedimiento para retrasar una votación.

El candidato presidencial republicano Ron DeSantis acudió a “Fox & Friends” el lunes por la mañana para criticar el acuerdo. “Nuestro país aún se precipitará hacia la bancarrota”, dijo, menospreciando el acuerdo por sancionar “una cantidad masiva de gastos”.

VER +
Biden y McCarthy confían en que se apruebe el acuerdo sobre el límite de deuda

El expresidente Donald Trump, el rival de DeSantis por la nominación del Partido Republicano para 2024, no ha comentado públicamente sobre el acuerdo desde que se anunció, aunque anteriormente había instado a los líderes republicanos en el Congreso a no comprometerse y, en cambio, arriesgarse a un incumplimiento.

PUBLICIDAD

El Sierra Club, uno de los grupos ambientalistas más conocidos del país, instó el lunes a la oposición, citando disposiciones que acelerarían las aprobaciones para un gasoducto de gas natural que atravesaría Virginia Occidental y los límites de tiempo que impondría en las revisiones ambientales de los proyectos de energía.

“Cualquier acuerdo que intente acelerar el gasoducto fracturado Mountain Valley, que haga retroceder las protecciones ambientales fundamentales y dificulte la vida de los trabajadores y las familias que ya luchan, es un mal negocio para el país, dijo Ben Jealous, director ejecutivo de la organización, en una declaración.

El representante Raúl Grijalva, el demócrata de mayor rango en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, dijo que el acuerdo “brinda un escudo a los contaminadores, empeorando inevitablemente un status quo ya inaceptable”.

Un asistente del Congreso republicano dijo que el descontento también se está gestando entre los halcones de defensa del partido.

PUBLICIDAD

El senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, acudió a Fox News el domingo para condenar un aumento del 3,3% en el gasto de defensa en el acuerdo como inadecuado, ya que es inferior a la inflación anual actual del 5%.

“Gastar por debajo de la inflación no está financiando completamente al ejército”, dijo Graham.

PUBLICIDAD

El acuerdo reduciría el gasto no relacionado con la seguridad el próximo año a los niveles actuales o inferiores.

El proyecto de ley crea un límite de US$886.000 millones en gastos de seguridad y un límite de US$704.000 millones en gastos domésticos no relacionados con la seguridad para el año fiscal 2024. Esos aumentarían a US$895.000 millones y US$711.000 millones, respectivamente en el año fiscal 2025.

Existe una disputa sobre cómo se suman las matemáticas. La Casa Blanca dice que al usar movimientos presupuestarios, el tope se traduce en US$637.000 millones para agencias nacionales que no sean servicios para veteranos, solo US$1.000 millones menos que los niveles actuales. Pero el Partido Republicano dice que la cifra sería de US$583.000millones, una disminución mucho más pronunciada.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Ari Natter, Jennifer A. Dlouhy, Gregory Korte y Akayla Gardner.

Lea más en Bloomberg.com