Acuerdo por techo de deuda enfrenta última prueba para lograr evitar el impago

Biden y McCarthy pasaron buena parte del feriado del lunes negociando con miembros de sus partidos para obtener su apoyo de cara a la votación

El presidente de EE.UU. y el titular de la Cámara de Representantes
Por Billy House - Steven T. Dennis - Laura Litvan
30 de mayo, 2023 | 08:11 AM

El acuerdo para elevar el techo de la deuda en EE.UU. pergeñado por el presidente Joe Biden y el titular de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, se encamina a la recta final para lograr aprobación del Congreso antes del 5 de junio, fecha límite para evitar un impago.

VER +
Los mercados, listos para volver a tomar riesgo tras acuerdo por techo de deuda

Tanto Biden como McCarthy pasaron buena parte del lunes, día feriado en el país norteamericano, negociando con miembros de sus partidos para obtener su apoyo de cara a una votación en la Cámara Baja esperada para el miércoles.

Si se logra la aprobación del proyecto en esta primera instancia, donde se espera que haya oposición en los márgenes de ambos partidos, este pasará al Senado. Allí, una sola objeción podría dar inicio a extensos procesos burocráticos que podrían dejar al país al borde de su primer impago.

“Nunca digo que estoy seguro de lo que va a hacer el Congreso, pero me siento muy bien al respecto”, declaró Biden a la prensa el lunes.

PUBLICIDAD

Los mercados permanecieron cerrados el lunes por festivo, pero hubo señales de alivio, con los futuros de los índices bursátiles S&P 500 y Nasdaq 100 subiendo alrededor de un 0,3% cada uno.

El dólar, que se ha beneficiado de la angustia en torno al límite legal de endeudamiento, mantuvo la caída del viernes, mientras que los futuros del Tesoro vinculados a la parte del mercado de bonos del Estado de EE.UU. entre 10 y 30 años subieron en un volumen ligero, bajando los rendimientos.

Suspender el techo

El proyecto de ley fija el curso del gasto federal hasta 2025 y suspenderá el techo de la deuda hasta el 1 de enero de 2025, aplazando probablemente hasta mediados de ese año otra lucha sobre la autoridad de endeudamiento federal. A cambio de los votos republicanos a favor de la suspensión, los demócratas acordaron limitar el gasto federal durante los próximos dos años.

PUBLICIDAD

La interpretación de los topes por parte de la Casa Blanca indica a los legisladores que el acuerdo reduciría el gasto en aproximadamente un billón de dólares a lo largo de una década, mientras que el Partido Republicano argumenta que el recorte del gasto es el doble. Sin embargo, los conservadores resistentes querían recortes mucho más profundos.

Imagen del Capitolio de EE.UU.dfd

“Está bastante claro, basándonos en sus declaraciones públicas y en la situación actual, que somos los claros vencedores”, declaró el lunes por teléfono el representante Garret Graves, uno de los principales negociadores de McCarthy.

La primera prueba para el acuerdo tendrá lugar el martes por la tarde ante el Comité de Normas de la Cámara de Representantes, que controla el debate en el hemiciclo. El panel de 13 miembros incluye a cuatro demócratas y tres republicanos de extrema derecha que a menudo critican a McCarthy.

Uno de los conservadores del comité, el representante Chip Roy, de Texas, tuiteó el lunes que McCarthy había prometido, mientras se postulaba para presidente de la Cámara, que nada sería aprobado en el Comité de Reglas sin al menos siete votos del Partido Republicano. Él y Ralph Norman, otro republicano en el panel, ya se oponen al proyecto de ley por lo que sólo necesitan un desertor más.

VER +
El acuerdo sobre la deuda de EE.UU. frena una economía ya en riesgo de recesión

Los portavoces de McCarthy no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Votos en contra

En toda la Cámara hay al menos 10 votos en contra del Partido Republicano. El representante Tom Emmer, principal contador de votos de los republicanos, trabajó los teléfonos durante el fin de semana para evitar que ese número aumentara mucho más. Sus esfuerzos pasarán el martes a intentos más directos de persuasión cuando los legisladores regresen al Capitolio.

El líder demócrata en la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, y su principal contadora de votos, Katherine Clark, también están tratando de conseguir los votos que necesitan para el compromiso bipartidista.

PUBLICIDAD

Para complicar sus esfuerzos, el Sierra Club, uno de los grupos ecologistas más conocidos del país, se opuso el lunes al acuerdo. La organización citó disposiciones que agilizarían la aprobación de un gasoducto de gas natural que atraviesa Virginia Occidental y los plazos que impondría a las revisiones medioambientales de los proyectos energéticos.

Algunos demócratas -incluido el representante Raúl Grijalva, que lidera su partido en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara- están enfadados por ese lenguaje y podrían votar en contra.

La aprobación el miércoles en la Cámara es fundamental para que el proyecto de ley pase al Senado antes de la fecha límite del lunes.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, apoya el acuerdo y tiene un largo historial de encontrar votos republicanos para acuerdos como éste. Pero sólo otro republicano -el senador Mitt Romney, de Utah- apoyaba públicamente el proyecto hasta el lunes por la noche, y necesitan ocho más para superar un previsible filibusterismo.

PUBLICIDAD

Amenaza de bloqueo

El senador conservador Mike Lee, de Utah, ha amenazado con frenar la aprobación de un proyecto de ley que no le gusta, y cualquier senador tiene poder para forzar días de retraso. Al menos otros tres senadores conservadores republicanos-Rand Paul de Kentucky, Ron Johnson de Wisconsin y Ted Cruz de Texas- dejaron claro en los últimos días que se oponen a la legislación.

Los senadores de ambos partidos también podrían insistir en votar enmiendas para abordar los límites de gasto. Los halcones de la defensa están descontentos con el aumento del 3,3% propuesto por Biden, que no sigue el ritmo de la inflación.

PUBLICIDAD

El senador Lindsey Graham, un halcón republicano de Carolina del Sur, dijo el lunes que utilizará “todos los poderes a mi alcance” para aumentar el gasto en defensa. En cambio, pidió un aumento de 90 días del techo de la deuda para disponer de más tiempo para trabajar en esa parte del acuerdo.

Lea más en Bloomberg.com