Economía de EE.UU. sigue resistiendo pero empieza a mostrar signos de debilidad

Nuevos datos sugieren que la economía está sintiendo cada vez más el impacto de las subidas de tasas de la Fed

Un centro comercial de en Miami
Por Molly Smith
15 de junio, 2023 | 02:57 PM

Bloomberg — La economía de EE.UU. sigue resistiendo pero pierde fuelle. Si bien las ventas minoristas del mes pasado superaron prácticamente todas las expectativas, el reporte también mostró que la demanda se ha moderado durante el último año.

Otros datos del jueves mostraron que la producción fabril se mantuvo baja y que las solicitudes de subsidio por desempleo se mantuvieron en sus niveles más altos desde finales de 2021.

VER +
Qué esperan los inversores sobre el futuro de las tasas tras la pausa de la Fed

Esto sugiere que la economía está sintiendo cada vez más el impacto de las subidas de tasas de la Fed. Los funcionarios del banco central decidieron no realizar alzas por primera vez en 15 meses para evaluar el impacto del ciclo de endurecimiento. Y, en base a los datos del jueves, esto podría ser “prudente”, en palabras de Jerome Powell.

La avalancha de informes económicos del jueves validó el planteamiento de la Reserva Federal de modificar el ritmo de endurecimiento de su política monetaria. Aunque la inflación sigue muy por encima del objetivo del banco central, se ha ralentizado notablemente en el último año.

PUBLICIDAD

“Todo esto habla de la resistencia de la economía estadounidense. Las cosas se están ralentizando, eso está claro, pero no están frenando en seco”, dijo Jennifer Lee, economista de BMO Capital Markets.

La robustez de la contratación y un crecimiento salarial decente han apuntalado el gasto de los consumidores, lo que puede reforzar la idea de que la Reserva Federal puede lograr controlar las presiones sobre los precios sin provocar una recesión.

Ventas minoristas de EEUU suben por segundo mes

El valor de las compras al por menor subió un 0,3% tras un aumento del 0,4% en abril. Las ventas en 10 de las 13 categorías avanzaron el mes pasado, en parte como reflejo de un repunte inesperado de las compras en los concesionarios de automóviles.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, las llamadas ventas del grupo de control -que se utilizan para calcular el producto interior bruto y excluyen los servicios de alimentación, los concesionarios de automóviles, las tiendas de materiales de construcción y las gasolineras- se enfriaron respecto al mes anterior.

El aumento del 0,2% siguió a un avance más fuerte del 0,6% en abril, lo que indica que “el gasto de los hogares seguirá siendo positivo, pero se desacelerará en el segundo trimestre”, dijo en una nota Rubeela Farooqi, economista jefe de EE.UU. en High Frequency Economics.

VER +
Powell indica que habrá al menos dos subidas de tasas más tras la pausa de junio

El sector manufacturero, más sensible a la subida de las tasas de interés, se ha ralentizado más notablemente. La producción apenas aumentó en mayo, según los datos de la Reserva Federal, lo que sugiere que los fabricantes se están volviendo más cautos ante la tibieza de la demanda mundial y el gasto en equipos.

Lo que dice Bloomberg Economics...

“La producción manufacturera aumentó un 0,1%, aunque la revisión a la baja de la cifra de abril al 0,9% de crecimiento desde el 1,0% quita casi todo el brillo a la sorpresa alcista de mayo”.

- Stuart Paul, economista

Los resultados de las encuestas también fueron bastante débiles. El indicador de la Reserva Federal de Filadelfia se ha contraído en todos los meses menos en uno durante el último año. Y aunque un indicador de la actividad manufacturera del estado de Nueva York aumentó inesperadamente en junio, la tendencia ha sido en gran medida coherente con una ralentización más amplia en todo el país. Ambas medidas son extremadamente volátiles.

PUBLICIDAD
Un reporte de la Fed muestra menos producción de bienes de consumo y equipamiento de negocios

Según Paul, de Bloomberg Economics, aunque el mercado laboral sigue siendo fuerte en muchos aspectos, es “más débil de lo que parece” si se tienen en cuenta los datos sobre las nóminas, la tasa de desempleo y las ofertas de empleo. Las recientes cifras de solicitudes de subsidio de desempleo corroboran esta idea, afirma en otro informe.

--Con la colaboración de Reade Pickert, Augusta Saraiva y Jordan Yadoo.

Lea más en Bloomberg.com