Una recesión en 2023 no sería tan grave para Biden: los motivos

El consenso de los economistas en una encuesta de Bloomberg muestra una probabilidad del 65% de recesión en los próximos doce meses

Foto: Al Drago/Bloomberg
Por Gregory Korte
18 de junio, 2023 | 11:05 AM

Bloomberg — Si se va a producir una recesión en los próximos doce meses -y la mayoría de los economistas encuestados por Bloomberg dicen que probablemente así sea-, el presidente norteamericano Joe Biden debería esperar que empiece cuanto antes.

Es que la esperanza de una reelección por parte de los tres últimos presidentes de un solo mandato -Jimmy Carter, George H.W. Bush y Donald Trump- quedaron truncas por una recesión económica.

Sin embargo, la lista de presidentes que han sobrevivido a recesiones durante su mandato es igual de larga. Richard Nixon, Ronald Reagan y George W. Bush ganaron la reelección, en los dos primeros casos por goleada.

VER +
Biden dice que espera reunirse de nuevo con Xi en los próximos meses

La diferencia, en la mayoría de los casos, es el momento.

PUBLICIDAD

Los presidentes de dos mandatos se libran pronto de las recesiones. Los presidentes de un mandato reciben malas noticias económicas cuando los votantes están decidiendo.

Ello significa que una breve recesión que comience pronto -con la posibilidad de una recuperación para el día de las elecciones de 2024- podría ser el mejor escenario para los demócratas.

Los índices de aprobación de los presidentes se resienten durante las recesiones, pero pueden recuperarse rápidamente durante las recuperaciones, si siguen en el cargo.dfd

El registro histórico sugiere que una recesión en la segunda mitad de 2023 sería probablemente menos perjudicial para las perspectivas de reelección del presidente que una recesión en la primera mitad de 2024″, dijo Larry Bartels, que estudia la intersección de la política y la economía en la Universidad de Vanderbilt, pero también dijo que no hay mucho que Biden pueda hacer en este momento para cambiar la dirección de la economía a corto plazo.

PUBLICIDAD

Las proyecciones económicas que acompañan a la decisión de la Reserva Federal de mantener los tipos de interés el miércoles sugieren que los responsables políticos ven menos probabilidades de desaceleración que antes. La previsión media de los funcionarios para el crecimiento del Producto Interno Bruto aumentó del 0,4% al 1% en 2023, y se espera que la expansión repunte ligeramente en 2024 y 2025.

VER +
‘Flamin’ Hot’: Biden abre la Casa Blanca para película en honor a emprendedores hispanos

Los operadores de bonos respondieron a la decisión de tasas con una señal de que esperan una mayor probabilidad de recesión en el próximo año.

Un 65% de posibilidades

La recesión moderna típica dura diez meses, por lo que una recesión temprana, corta y superficial daría a Biden tiempo para recuperar su equilibrio económico. Una recesión tardía, larga y profunda podría situar a Biden en la lista de presidentes de un solo mandato cuyo paso por la Casa Blanca se vio truncado por una caída inoportuna.

El consenso de los economistas en una encuesta de Bloomberg muestra una probabilidad del 65% de recesión en los próximos doce meses, frente al 31% de hace un año.

La misma encuesta muestra una expectativa de vuelta a un crecimiento modesto del producto interno bruto real el próximo año, con un crecimiento cercano al 2%. Un crecimiento tibio en términos históricos, pero que podría ser positivo para los demócratas.

Una recesión a finales de 2023 podría conducir a una recuperación a principios de 2024.dfd

No es el nivel absoluto de la economía. Es la dirección de la economía a seis meses de las elecciones lo que realmente influye en el voto”, dijo Celinda Lake, que trabajó como encuestadora de Biden en 2020.

Aunque en gran medida han dirigido su fuego el uno contra el otro sobre cuestiones sociales y culturales, los candidatos presidenciales republicanos de 2024 han criticado la gestión de Biden de la economía, culpándole de una tasa de inflación que a mediados de 2022 alcanzó el 9,1%, su punto más alto en cuatro décadas, pero ese repunte se ha reducido ahora al 4% en los datos publicados el martes.

PUBLICIDAD

El ex vicepresidente Mike Pence mencionó “una recesión inminente” en su vídeo de anuncio de campaña la semana pasada, y el ex presidente Donald Trump lleva casi un año afirmando que EE.UU. ya está en recesión.

Biden, por su parte, no admite que la recesión sea inevitable. “Llevan diciéndome desde que salí elegido que vamos a estar en recesión”, dijo a principios de este año.

En un discurso de campaña ante miembros de sindicatos en Filadelfia el sábado, Biden destacó el progreso que ha hecho la economía desde la recesión por la pandemia, y dijo que la legislación sobre infraestructuras, energía limpia y semiconductores ayudará a construir a largo plazo.

Las inversiones que hemos hecho estos últimos tres años tienen el poder de transformar este país para las próximas cinco décadas”, dijo. “¿Y adivinen quién va a estar en el centro de esa transformación? Ustedes”.

PUBLICIDAD

El portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, dijo que las predicciones sobre la recesión “siguen resultando como las llamadas de los encuestadores antes de las elecciones de mitad de mandato: erróneas”.

VER +
Biden recibió al presidente de Uruguay en una reunión sorpresa

Pero, en un artículo de opinión publicado este mes en el Wall Street Journal, Biden también reconoció que Estados Unidos “debe estar atento a los riesgos y protegerse de ellos”.

PUBLICIDAD

Lake dijo que ese es el tono adecuado. “Hubo un momento en la conversación económica en que su optimismo parecía fuera de contacto con lo que está pasando”, dijo. “Ahora dice: ‘Lo entiendo. Es bueno, pero no es suficiente’”.

Índice de miseria

Cada recesión es diferente, por lo que es difícil saber cómo y cuándo se manifestará la próxima.

Lo que dice Bloomberg Economics:

Vemos una recesión leve y relativamente corta desarrollándose hacia finales del tercer trimestre de este año. Es probable que el crecimiento se contraiga en la segunda mitad de 2023, liderado por una contracción de la inversión empresarial, mientras que el gasto de los hogares se mantiene ligeramente positivo. La recuperación será tibia en 2024, ya que la inflación aún elevada impedirá a la Fed recortar agresivamente los tipos de interés como hizo en recesiones anteriores.”

PUBLICIDAD

- Anna Wong, economista jefe de EE.UU.

El índice de miseria, que combina desempleo e inflación, probablemente descenderá en noviembre de 2024, según Joel Prakken, codirector de Economía de EE.UU. de S&P Global Market Intelligence. Pero esas cifras por sí solas podrían no reflejarse en el sentimiento de los votantes.

La inflación es intolerablemente alta y el desempleo insosteniblemente bajo”, dijo. “Esto sentará mal, sea cual sea la etiqueta que finalmente le ponga nuestra profesión”.

El economista político Christopher Wlezien, de la Universidad de Texas en Austin, sugiere que los votantes empiezan a prestar atención a la gestión de la economía por parte del presidente después de las elecciones de mitad de mandato, dando efectivamente a los presidentes un pase de dos años sobre la economía que “heredaron” de sus predecesores.

PUBLICIDAD

Si ese es el caso, Biden ya está en la zona de peligro.

“Los votantes son miopes”, dijo Wlezien. “No miran al pasado lejano, pero sí bastante lejos, unos dos años atrás”.

--Con la colaboración de Anna Wong (Economista).

Lea más en Bloomberg.com